La sombra de Lippi amenaza a Donadoni

Marcello Lippi, que llevó a la Selección Italiana al triunfo en la Copa del Mundo de Alemania 2006 y que decidió no proseguir al frente del equipo nacional por querer tomarse un "año sabático",...
Marcello Lippi, que llevó a la Selección Italiana al triunfo en la Copa del Mundo de Alemania 2006 y que decidió no proseguir al frente del equipo nacional por querer tomarse un "año sabático", vuelve a estar en el "mercado de entrenadores" y su sombra ya
 Marcello Lippi, que llevó a la Selección Italiana al triunfo en la Copa del Mundo de Alemania 2006 y que decidió no proseguir al frente del equipo nacional por querer tomarse un "año sabático", vuelve a estar en el "mercado de entrenadores" y su sombra ya

MEDIOTIEMPO | Agencias15 de Octubre del 2007

  • Italia, con problemas para avanzar en la Euro

Marcello Lippi, que llevó a la Selección Italiana al triunfo en la Copa del Mundo de Alemania 2006 y que decidió no proseguir al frente del equipo nacional por querer tomarse un "año sabático", vuelve a estar en el "mercado de entrenadores" y su sombra ya amenaza a Roberto Donadoni.

"Estoy disponible. Si llega un club serio, con un equipo serio y un programa serio estoy listo. ¿Selección Italiana? Dejo abiertas las puertas. He aprendido de la vida a no decir nunca que no", dijo Lippi este fin de semana a una radio.

Han bastado esas pocas frases de Lippi para que ya en Italia se hayan disparado las especulaciones sobre la continuidad de Donadoni como seleccionador.

Y es que pese al triunfo casero del pasado sábado ante Georgia (2-0), y que Italia es segundo del Grupo B (que daría el pase a la Eurocopa 2008), el periplo de Donadoni como seleccionador sigue como desde el primer día lleno de críticas hacía su gestión y de dudas sobre su capacidad (lo máximo que había dirigido era al Livorno en la máxima categoría).

Entre las críticas que desde varios sectores se le viene haciendo a Donadoni están las no haber sabido dar una identidad propia a la Selección, un juego ramplón y nada brillante, el haber convocado en el año y pocos meses que está al frente del equipo nacional un elevado número de jugadores y, además, que bajo su gestión hayan dicho adiós a la "azzurra" Francesco Totti y Alessandro Nesta.

Donadoni, asimismo, paga un carácter en parte taciturno, una excesiva timidez que provoca distancia y poca comunicación, un cerrarse demasiado en sí mismo que no gusta a muchos medios informativos; y estos en Italia son muy influyentes en el entorno del equipo nacional.

A Donadoni está claro que también le pesó desde el primer día la gran herencia que le dejó Lippi, con quien el equipo nacional alcanzó el máximo, y ahora vuelve a verse marcado por la sombra de Lippi.

Ahora ha bastado una frase de Lippi para volver a poner en cuestión su permanencia al frente de la selección transalpina; algo que no resulta nuevo ya que en los últimos meses, desde varios medios informativos, ya se había insinuado que su continuidad estaba en el aire e, incluso, ya se había apuntado hacía Lippi o Fabio Capello como su posible sucesor.

Lippi, entonces, siempre defendió su proseguir en el "año sabático", pese a haber recibido ofertas de clubes y de otras selecciones internacionales, pues se deseo era esperar la resolución del caso judicial que ve a su hijo implicado por el presunto fraude deportivo de la empresa de mediación de jugadores y técnicos en la que trabajaba.

Ahora, sin haberse cerrado el caso judicial, Lippi en cambio parece haberse cansado de sus "autovacaciones" y desea matar el "gusanillo" futbolístico con algo más de los comentarios que realiza para un canal televisivo de pago.

Ya se empieza, desde varios medios informativos, a especular que Donadoni puede dejar el cargo a Lippi en el caso de que Italia pierda en su visita al líder Escocia, a mitad del próximo noviembre, en un partido que se considera fundamental para la clasificación italiana a la Eurocopa 2008.

En tanto, el más tranquilo de todos parece ser el propio Donadoni, que desde el retiro de la Selección para el amistoso ante Sudáfrica de este miércoles dice no estar molesto por las palabras de Lippi.

"Es legítimo que un entrenador pueda decir esas cosas. Las habría dicho también yo. Estuve en el Livorno y me fui, y nunca dije que no habría vuelto", ha comentado Donadoni.

El actual seleccionador, asimismo, ha recibido el apoyo del presidente federativo Giancarlo Abete, que ha afirmado que "Donadoni tiene carta blanca".

Pese a ello, lo que está claro, y en parte es lógico pensar, es que de quedar Italia fuera de la Eurocopa 2008, lo que sería un notable fracaso, a Donadoni le restarían escasas horas al frente de la Selección. La novedad es que Lippi ahora está en el "mercado".

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×