Brasil no tiene por ahora listo sus estadios para el Mundial 2014

Brasil, que fue elegida sede de la Copa del Mundo de 2014, no tiene en este momento ningún estadio con las condiciones exigidas por la FIFA para un partido mundialista, según un estudio divulgado...
 Brasil, que fue elegida sede de la Copa del Mundo de 2014, no tiene en este momento ningún estadio con las condiciones exigidas por la FIFA para un partido mundialista, según un estudio divulgado hoy y que evaluó 29 escenarios deportivos en todo el país.

MEDIOTIEMPO | Agencias1 de Noviembre del 2007

  • Tienen siete años para renovarlos

Brasil, que fue elegida sede de la Copa del Mundo de 2014, no tiene en este momento ningún estadio con las condiciones exigidas por la FIFA para un partido mundialista, según un estudio divulgado hoy y que evaluó 29 escenarios deportivos en todo el país.

El estudio del Sindicato Nacional de Arquitectura e Ingeniería, del que informa la estatal Agencia Brasil, se basó en la visita hecha por una comisión de ingenieros a 29 estadios en 26 de los 27 estados del país.

Según el Sindicato, Brasil tiene mucho por hacer en los próximos siete años para contar con los diez o doce estadios de alto nivel que serán necesarios para organizar el Mundial de 2014.

En el informe que presentó a la FIFA, la Confederación Brasileña de Futbol presentó 18 ciudades como candidatas a recibir partidos del Mundial.

De esas ciudades, apenas cuatro se propusieron construir nuevos estadios, en tanto que las otras pretenden reformar los que ya tienen.

De los 6 mil millones de dólares de inversiones que se calculan necesarios para que Brasil esté al punto para el Mundial, la sexta parte sería aportado por empresas privadas para la reforma y construcción de estadios.

La Federación Internacional de Asociaciones de Futbol (FIFA) determina que la Copa sea disputada en diez ciudades sede, pero la Confederación Brasileña quiere que ese número sea elevado a doce.

Hasta ahora los únicos estadios citados como fijos para el Mundial son el Maracaná de Río de Janeiro, que aspira a recibir nuevamente una Final mundialista, y el Morumbí de Sao Paulo, que ha sido postulado como el escenario para la fiesta de apertura de la Copa.

Según el Director del Sindicato de Arquitectos e Ingenieros, Vicente Castro Melo, el informe elaborado por esa entidad puso en evidencia varios problemas comunes en todos los estadios brasileños, incluso Maracaná y Morumbí, que las autoridades prefieren omitir.

Entre tales problemas figuran sanitarios inadecuados, vestuarios de jugadores en condiciones precarias, dependencias para el público sin la mínima comodidad y falta de inversiones en mantenimiento y en la prevención de accidentes.

Incluso el flamante estadio olímpico Joao Havelange, construido para los Juegos Panamericanos que Río de Janeiro organizó en julio pasado, carece de todas las exigencias hechas por la FIFA para partidos mundialistas, según el sindicato.

Castro Melo considera que los siete años que aún restan para el Mundial son suficientes para reformar o construir los estadios, pero advierte que ese tiempo ya comienza a agotarse para la planificación de las obras de infraestructura, como transportes, que serán necesarias para la Copa.

El especialista asegura que todas las obras exigirán participación de la iniciativa privada y que, incluso aunque los gobiernos regionales o municipales quieren invertir en sus propios estadios, necesitarán la ayuda privada.

"Los patrocinadores son fundamentales para garantizar la ejecución del evento", afirmó.

Agregó que los inversores extranjeros ya han manifestado interés en los estadios brasileños porque "saben que la rentabilidad en muy elevada".

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×