En el 'Derbi de Italia', empataron a un gol Juventus e Inter de Milán

El Juventus Turín y el líder Inter de Milán cerraron con empate (1-1), en terreno turinés, un gran duelo de Italia que resultó intenso, entretenido y creció en espectáculo con el pasar de los...
El Juventus Turín y el líder Inter de Milán cerraron con empate (1-1), en terreno turinés, un gran duelo de Italia que resultó intenso, entretenido y creció en espectáculo con el pasar de los minutos, cerrando una Undécima Jornada liguera en la que no se
 El Juventus Turín y el líder Inter de Milán cerraron con empate (1-1), en terreno turinés, un gran duelo de Italia que resultó intenso, entretenido y creció en espectáculo con el pasar de los minutos, cerrando una Undécima Jornada liguera en la que no se

MEDIOTIEMPO | Agencias4 de Noviembre del 2007

  • Trezeguet sigue como el mejor goleador

El Juventus Turín y el líder Inter de Milán cerraron con empate (1-1), en terreno turinés, un gran duelo de Italia que resultó intenso, entretenido y creció en espectáculo con el pasar de los minutos, cerrando una Undécima Jornada liguera en la que no se ha registrado triunfo local alguno.

Los goles del partido fueron marcados por el italo-argentino Mauro Germán Camoranesi (m.77), para el Juventus Turín, y por el argentino Julio Cruz (m.41), para el Inter de Milán.

El partido representaba la ocasión para el Juventus de situarse, con un triunfo, a tan solo un punto del Inter, como también para el conjunto interista de escaparse en el liderato batiendo al rival. Al final, se cerró con un empate que mantiene al conjunto milanés en lo más alto, con dos puntos de ventaja sobre el Fiorentina.

El "Derbi de Italia" venía acompañado por una serie de condicionantes que iban más allá de la mera lucha por los tres puntos. Era esperado casi desde hace año y medio del lado juventino, pues era el primero entre ambos tras el descenso del Juventus por un fraude deportivo que dio al Inter uno de los dos títulos ligueros que se le quitaron al club turinés.

Un descenso, además, que motivó la marcha de los entonces juventinos sueco Zlatan Ibrahimovic y francés Patrick Vieira (hoy ausente por lesión) al club interista.

Todo ello era recordado por el aficionado juventino, pues incluso muchos de ellos consideran que todo fue orquestado y destapado por personas allegadas, de una u otra forma, al Inter.

No es de extrañar, pues, que al Inter se le esperara con ganas y se le recibiera en las gradas de uñas. Como tampoco que Ibrahimovic fuera quien se llevara los mayores silbidos de parte del aficionado local. Y el sueco la verdad es que no lució, en gran parte ante el férreo marcaje a que fue sometido por la defensa juventina.

Menos aún se le vio al francés juventino David Trezeguet, máximo goleador del campeonato, y que pasó totalmente inadvertido en toda la primera mitad, donde apenas tocó un balón bien por no ser servido en condiciones o bien por el buen marcaje que le hizo el argentino Walter Samuel.

El partido discurrió durante sus primeros cuarenta minutos por la senda del equilibrio, con ambos conjuntos igualando en presión alta, ritmo alto, concentración, intensidad, anticipación, líneas muy unidas y fuertes marcajes. Eso sí, con gran deportividad sobre el campo.

Apenas hubo más ocasión de gol que la que se fabricó el juventino Alessandro del Piero apenas iniciada la contienda. Estaba claro, pues, que la única forma de desbloquearlo tenía que llegar por algún despiste defensivo. Y llegó, y en beneficio interista, en el minuto 41: el argentino Julio Cruz, se metió entre líneas por la zona central defensiva local, se llevó con habilidad el balón con un toque de pecho, se plantó solo ante Buffon y situó el 0-1.

Julio Cruz volvía a castigar a un Buffon, al que ha batido por sexta vez en su carrera, siendo el meta del campeonato italiano al que más goles ha anotado.

Pudo antes del descanso machacar el Inter al Juventus en un despiste defensivo local, pero Ibrahimovic estuvo lento y dejó a Chiellini recuperar cuando estaba solo ante Buffon.

La segunda parte inició viendo a un Juventus que empujó más y un Inter más a la espera, pero controlando la situación y dando la impresión de que era quien más cerca podía estar del tanto. Ello pese a que el centro del campo interista era más de combate, con Cambiasso y Javier Zanetti en zona central, que de creación.

Pudo llegar el 0-2 en el minuto 59, en saque de falta ejecutado por el rumano Christian Chivu, que obligó a una buena intervención de Buffon y, luego, a que el colegiado anulará por fuera de juego el remate de Cambiasso, quien recogió el rechace del meta y envió el balón al fondo de las redes.

A continuación, el técnico juventino Claudio Ranieri movió ficha al quitar a un Nedved que no aportó grandes cosas por un delantero de peso y potencia como Iaquinta (m.61), con lo que reforzaba decididamente su ataque. Poco después quitó a Del Piero y sacó a Camoranesi (m.70), que volvía tras su lesión, en busca de romper por banda.

El técnico interista Roberto Mancini también varió: quitó por lesión al portugués Luis Figo, que hoy cumplió los 35 años, y a Julio Cruz sacando al defensa argentino Burdisso (m.62) y al delantero hondureño David Suazo (m.66), este último en el intento de matar al rival al contragolpe.

La contienda se animó y ganó en belleza, pues se rompieron los anteriores férreos esquemas y uno y otro encontraron más espacios para la avanzada.

Pudo llegar el tanto del Inter de no evitarlo Buffon a disparos de Ibrahimovic (m.68) y Suazo (m.73), pero también el empate en jugada de Camoranesi con remate semifallido de Trezeguet que el portero brasileño interista Julio César sacó desde la línea.

Y lo que primero vino fue el 1-1, tras cesión de cabeza de Iaquinta sobre Camoranesi, cuyo disparo tras tocar en Samuel superó a Julio César (m.77). El Juventus había empatado poniendo sus armas de corazón y ganas a la mejor técnica interista.

Los últimos minutos del partido vieron aumentar la tensión, con alguna que otra falta poco "amable", pero no trajo consigo gol alguno. Satisfacción de una y otra parte por la igualada, pues el Inter mantiene su privilegiada posición con holgura, mientras que el Juventus, pese a ser cuarto, se va con el sabor de haber tuteado al mayor favorito para el título.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×