Zenit de Advocaat conquista su primer título de la Liga rusa

El Zenit de San Petersburgo, entrenado por el holandés Dick Advocaat, conquistó hoy su primer título de Liga de la Rusia pos-soviética al derrotar a domicilio al Saturn (0-1).
El Zenit de San Petersburgo, entrenado por el holandés Dick Advocaat, conquistó hoy su primer título de Liga de la Rusia pos-soviética al derrotar a domicilio al Saturn (0-1).
 El Zenit de San Petersburgo, entrenado por el holandés Dick Advocaat, conquistó hoy su primer título de Liga de la Rusia pos-soviética al derrotar a domicilio al Saturn (0-1).

MEDIOTIEMPO | Agencias11 de Noviembre de 2007

  • Podría dirigir a la Selección de Australia

El Zenit de San Petersburgo, entrenado por el holandés Dick Advocaat, conquistó hoy su primer título de Liga de la Rusia pos-soviética al derrotar a domicilio al Saturn (0-1).

Un gol del zurdo checo Shirl al cuarto de hora le bastó al equipo de la antigua capital imperial para lograr los tres puntos en un partido en el que los de Advocaat no desplegaron el buen juego que les ha caracterizado todo el año.

A igualdad de puntos con el segundo clasificado, el Spartak Moscú, los de la capital se proclamaban Campeones, por lo que la única consigna era la victoria.

El Saturn, superado por el Zenit en la primer parte, tuvo varias ocasiones para empatar el partido tras la reanudación, pero la suerte no le acompañó.

Providencial fue en el último minuto el centrocampista argentino Domínguez, que salvó a su equipo al despejar sobre la línea de gol un remate de cabeza que ya se colaba en la portería defendida por el internacional Malaféev.

Tras el pitido final, Advocaat, el gran protagonista del décimo sexto campeonato de la Liga rusa se abrazó a sus ayudantes consciente de que acababa de hacer historia al acabar con más de una década de hegemonía de los equipos de Moscú.

Una vez más, y ya van siete temporadas seguidas, el Spartak Moscú se quedó con la miel en los labios al quedar en segunda posición con dos puntos menos que el Zenit, pese a que cumplió con su cometido y derrotó hoy al Dinamo de Moscú por 2-1.

Desde que el Spartak Moscú conquistó el primer título de Liga rusa en 1992, sólo en una ocasión un equipo no oriundo de Moscú se había convertido en Campeón de Liga: Alania en 1995.

El resto de Ligas se las repartieron el Spartak (1992,93, 94, 96, 97, 98, 99, 2000 y 2001), el CSKA (2003,2005 y 2006) y el Lokomotiv 2002 y 2004).

El Zenit, club fundado en 1925, ya había sido Campeón de Liga, pero fue durante la Unión Soviética (1984).

Tras un comienzo de Liga dubitativo, el Zenit encadenó en los últimos meses una racha de victorias que le permitió alcanzar al Spartak, líder durante más de la mitad del campeonato.

La mejoría en el juego del capitán Andréi Arshavin, mejor jugador ruso, que en los primeros partidos tuvo roces con Advocaat, ha tenido mucho que ver en la escalada protagonizada por el Zenit.

Ziriánov, el argentino Domínguez, titular en el último tercio de temporada y, especialmente, del ucraniano Timoschuk (20 millones de euros), procedente del Shakhtar ucraniano, reforzaron el equipo en su línea más floja, el centro del campo.

La salida de Alexandr Kerzhakov, que ostenta el récord de goles en la historia del club y milita en el Sevilla, fue bien suplida por el siberiano Pogrebniak, internacional con Guus Hiddink, y por el turco Tekke, vital en los últimos partidos.

El ostracismo al que Advocaat condenó al sevillista a Kerzhakov la pasada temporada y las malas relaciones con algunos jugadores al inicio de esta hicieron temer lo peor, pero el tiempo le ha dado la razón al holandés.

El técnico, conocido en Rusia como el "Pequeño Napoleón" por su carácter autoritario, prometió la consecución del título de liga en su presentación en julio de 2006 y, recientemente, aseveró que abandonaría el banquillo si el equipo no se clasificaba para la Champions League.

Curiosamente, el antiguo seleccionador holandés y surcoreano, Advocaat acaba contrato y podría abandonar el club en los próximos días para seguir, una vez más, los pasos de Hiddink y hacerse cargo de la Selección Australiana.

Al mando de Corea del Sur, Advocaat no pudo repetir los éxitos cosechados por su compatriota (Hiddink), que llevó al equipo asiático a las Semifinales del Mundial 2002 tras derrotar a España en Cuartos de Final.

Hiddink también condujo a Australia a cotas nunca vistas al clasificarse para los octavos de final del Mundial de Alemania, por lo que el listón está muy alto.

En todo caso, no todo está dicho, ya que la corporación de gas Gazprom, patrocinadora del Zenit,podría poner sobre la mesa del holandés un contrato supermillonario y hacerle cambiar de opinión.[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×