Miles de personas asistieron al funeral del hincha del Lazio asesinado

Miles de personas asistieron al funeral de Gabriele Sandri, seguidor del equipo Lazio, muerto el domingo pasado por un disparo de la policía en un incidente que causó violentas protestas que...
 Miles de personas asistieron al funeral de Gabriele Sandri, seguidor del equipo Lazio, muerto el domingo pasado por un disparo de la policía en un incidente que causó violentas protestas que dejaron decenas de heridos y detenidos.

MEDIOTIEMPO | Agencias14 de Noviembre de 2007

  • Se esperan más protestas de los ultras

Miles de personas asistieron al funeral de Gabriele Sandri, seguidor del equipo Lazio, muerto el domingo pasado por un disparo de la policía en un incidente que causó violentas protestas que dejaron decenas de heridos y detenidos.

A la ceremonia asistieron cientos de ultras provenientes incluso de otras ciudades italianas, sin que en un primer momento se registraran nuevos episodios de violencia.

Entre los presentes en las exequias sobresalió la escuadra lazial completa, además del Capitán del Roma, el equipo rival del Lazio, Francesco Totti, quien emocionado abrazó a los padres de Sandri.

El féretro llegó a las 11:00 hora local a una iglesia del barrio romano de la Balduina, que fue insuficiente para dar cabida a más de dos mil personas.

Previamente el ministro del Interior, Giuliano Amato, había advertido que en caso de que los funerales degeneraran en violencia las fuerzas del orden intervendrían con firmeza.

Entre los presentes también estuvieron el alcalde de Roma, Walter Veltroni, quien declaró luto en la ciudad, así como el Prefecto o Jefe de la Policía Carlo Mosca, además de políticos de la oposición.

Cientos de arreglos florales fueron colocados en la escalinata de la parroquia, cuyo titular, el sacerdote Paolo Tammi llamó durante la homilía a evitar nueva violencia.

"Justicia, justicia" gritaron varios aficionados cuando el féretro abandonó la iglesia, aunque sin que el hecho pasara a mayores.

Sandri murió el domingo por la mañana en el estacionamiento de una estación de servicio de una autopista cercana a la ciudad de Arezzo (centro-norte).

El joven, de 28 años, fue alcanzado en el cuello por un proyectil disparado por un agente que había intervenido luego que en el lugar se verificaran enfrentamientos entre seguidores del Lazio yel Juventus.

El hecho degeneró en protestas en varias ciudades, aunque fue a las afueras del estadio Olímpico de Roma donde se verificaron los choques más graves, que incluyeron ataques contra una comisaría, contra la sede del Comité Olímpico, además de decenas de vehículos incendiados y vitrinas destrozadas.

Más de 30 personas fueron detenidas entre domingo y martes y unas 40 resultaron heridas, aunque ninguna de gravedad.

Tras el funeral de Sandri, decenas de ultras marcharon por la zona, mientras por la tarde se esperaba una protesta pacífica en el barrio donde residía el joven.

[ntx][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×