Suárez dijo que un ambiente enrarecido afectó a Ecuador

El ex seleccionador de Ecuador, Luis Fernando Suárez, declaró hoy a un diario de Colombia que se siente "golpeado y cansado mentalmente" y que había "un ambiente enrarecido" y muchos "chismes" en...
El ex seleccionador de Ecuador, Luis Fernando Suárez, declaró hoy a un diario de Colombia que se siente "golpeado y cansado mentalmente" y que había "un ambiente enrarecido" y muchos "chismes" en el equipo ecuatoriano, colista en las eliminatorias sudamer
 El ex seleccionador de Ecuador, Luis Fernando Suárez, declaró hoy a un diario de Colombia que se siente "golpeado y cansado mentalmente" y que había "un ambiente enrarecido" y muchos "chismes" en el equipo ecuatoriano, colista en las eliminatorias sudamer

MEDIOTIEMPO | Agencias20 de Noviembre del 2007

  • Justificó su renuncia a la Selección

El ex seleccionador de Ecuador, Luis Fernando Suárez, declaró hoy a un diario de Colombia que se siente "golpeado y cansado mentalmente" y que había "un ambiente enrarecido" y muchos "chismes" en el equipo ecuatoriano, colista en las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Sudáfrica 2010.

Suárez, quien renunció el sábado pasado tras la goleada por 5-1 que Paraguay le propinó a su antiguo equipo, dijo al periódico El Colombiano, de la ciudad de Medellín (noroeste), que al interior de la Selección Ecuatoriana "se hablaba más de chismes que de otra cosa".

"Algunos decían sin fundamento que yo no había apoyado al grupo de jugadores en el tema de los premios, que había peleas entre unos y otros, que la Federación (Ecuatoriana) había incumplido en algunas cosas que se pidieron", añadió el estratega colombiano.

Según Suárez, quien logró clasificar a Ecuador al Mundial de Alemania 2006 y luego se vino a menos, "el ambiente estaba enrarecido desde la Copa América y después todo se complicó. Los rumores resquebrajaron el grupo".

"Estoy golpeado como lo deben estar en Ecuador, pero no acabado. Tengo cansancio mental, quiero descansar y ser prudente en mis declaraciones para no decir en este momento cosas con la cabeza caliente", señaló el estratega, que llegó a su natal Medellín para compartir con sus familiares.

"Yo quiero que la gente entienda que si no avanzo mucho en las declaraciones es por respeto a un país, al público y a un equipo que me abrió sus brazos durante estos años de permanencia en Ecuador", añadió.

Suárez dijo que no ha concedido declaraciones a los medios de comunicación ecuatorianos, porque le "han dado hasta con el balde (muy duro)".

"Yo creo que todo pasará hasta cuando se dispute el partido contra Perú", este miércoles en Quito, expresó el estratega a El Colombiano.

El estratega dijo creer que, a pesar de todo, Ecuador tiene con qué responder en las eliminatorias, aunque no estén todas la figuras que llevaron al equipo al Mundial de Alemania 2006.

"Este equipo sí tiene con qué responder. Estamos frente a una generación de relevo cuyo trabajo se inició dos años atrás. Es un proceso que ha sido bien llevado", aseguró.

Suárez también se refirió a las derrotas sufridas por Ecuador ante Venezuela (0-1 en Quito), Brasil (0-5 en Río de Janeiro) y Paraguay (1-5 en Asunción).

"El segundo gol de Brasil fue mortal para Ecuador, ahí se nos cayó la estantería. Después vino el mal ambiente que se creó alrededor del equipo con la goleada ante Brasil, para jugar de forma perversa frente al seleccionado de Paraguay", dijo.

Añadió que "ante Venezuela tuvimos todo para ganar y no se anotó. El equipo se vio ordenado frente a Brasil, pero con Paraguay no respondió".

El estratega colombiano también justificó su renuncia al equipo ecuatoriano.

"Es que hay momentos en que uno tiene que entender que debe irse, y por eso fue mi decisión de dejar a Ecuador", comentó.

[EFE][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×