El Liverpool cae por primera vez en Liga tras un partido con polémica

El Liverpool perdió su primer partido de la temporada ante el Reading (3-1), en un choque marcado por las controvertidas decisiones arbitrales y del propio Rafa Benítez, entrenador del Liverpool,...
El Liverpool perdió su primer partido de la temporada ante el Reading (3-1), en un choque marcado por las controvertidas decisiones arbitrales y del propio Rafa Benítez, entrenador del Liverpool, que decidió retirar en la segunda parte al Capitán, Steven
 El Liverpool perdió su primer partido de la temporada ante el Reading (3-1), en un choque marcado por las controvertidas decisiones arbitrales y del propio Rafa Benítez, entrenador del Liverpool, que decidió retirar en la segunda parte al Capitán, Steven

MEDIOTIEMPO | Agencias8 de Diciembre de 2007

  • Torres y Gerrard no jugaron los noventa minutos

El Liverpool perdió su primer partido de la temporada ante el Reading (3-1), en un choque marcado por las controvertidas decisiones arbitrales y del propio Rafa Benítez, entrenador del Liverpool, que decidió retirar en la segunda parte al Capitán, Steven Gerrard.

La derrota de los Reds llega antes del crucial partido de la Champions League ante el Marsella, en el que el Liverpool deberá ganar si quiere pasar a la siguiente ronda.

La primera decisión polémica llegó en el minuto 16, cuando el árbitro del encuentro decidió dar continuidad en el área a una falta que Jamie Carragher, central del Liverpool, realizó fuera del área sobre Gunnarsson. El penalti lo transformó Stephen Hunt.

Diez minutos después, igualaba el Liverpool después de que Fernando Torres controlara un balón muy largo de Pepe Reina. Su asistencia la materializó Steven Gerrard, décimo gol en la temporada para el capitán del equipo.

A partir de ahí, llegó un pequeño monólogo del delantero español. Primero una cabalgada suya rodeado de tres defensas que hacían de séquito acabó con un barullo en el área que bien pudo haber finalizado en gol.

Dos minutos después, era él quien se quejaba de un penalti cometido por Sonko, segunda decisión polémica del árbitro que caía del lado local.

Benítez decidió salir hoy con una tripleta arriba formada por el propio Torres, Peter Crouch y Andriy Voronin. Precisamente el ucraniano protagonizó el final de la primera parte con dos buenos disparos, uno de ellos a pase de Álvaro Arbeloa tras una cabalgada del español.

La segunda parte fue un completo dominio de la escuadra del técnico madrileño, circunstancia que no se reflejó en el marcador final, de forma paradójica.

Torres se adelantó a la defensa en la primera ocasión y remató de cabeza fuera por poco. En una jugada de ruleta rusa, el noruego John Arne Riise esperó para sacar una falta a que la defensa en línea del Reading se equivocara al lanzar el fuera de juego y asistió al segundo palo para Hobbs, que no fue capaz de rematar cuando estaba ya solo en el área.

Poco después, Torres pidió un nuevo penalti nuevamente con la duda de si el defensa del Reading tocó antes al balón que al jugador español.

El siguiente envite fue un libre indirecto de Riise que se marchaba directo a gol tras coger una doble rosca espectacular. Sin embargo Hahnemann despejó a saque de esquina en la parada de la noche.

El Liverpool apretaba y se sentía más cerca el segundo. Cosas del futbol. Una falta escorada que lanzó Shorey la desvió lo justo Doyle para colocar el 2-1 para el Reading, que poco había lucido hasta entonces en el Madejski Stadium.

Rafa Benítez decidió prescindir de Fernando Torres con el 2-1, quizá por lesión del español, y dio entrada a Harry Kewell, que ofreció mordiente en la banda izquierda.

Con el 2-1, y el partido aún abierto, una dejada de Sissoko para Gerrard, lejos la portería de Hahnemann, dejó un espectacular remate del capitán al larguero en una suerte de ';folha seca';.

Lo que pasó después fue el 3-1 para el Reading. James Harper aprovechó un buen pase al hueco para situarse frente a frente con Reina en un buen contraataque del conjunto local, y poner el 3-1 después de regatear al portero español.

Tras una buena combinación de todo el centro del campo del Liverpool Harry Kewell pudo poner el 3-2 pero su volea se fue lamiendo el palo del meta del Reading.

Entonces, Benítez decidió retirar al capitán Steven Gerrard, una decisión que no se comprendió bien y que podría acarrear críticas para el español.

El Liverpool lució un gran fútbol hoy en ocasiones pero perdió su primer choque en la Premier esta temporada en una conjunción de decisiones que, una tras una, acabaron por matar a los Reds.

Este martes, en Marsella, el siguiente capítulo del Liverpool de Rafa Benítez y sus ';Spanish Reds';, con un único objetivo válido en esta ocasión: la victoria.

[EFE][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×