Real Madrid 2-1 Alicante... Guti salvó de un desastre al Real Madrid

Un gol de Guti sobre la hora evitó un nuevo desastre blanco en Copa del Rey, competición a la que el Real Madrid no coge la medida, ante un equipo de Segunda B, el Alicante, que brilló en el...
Un gol de Guti sobre la hora evitó un nuevo desastre blanco en Copa del Rey, competición a la que el Real Madrid no coge la medida, ante un equipo de Segunda B, el Alicante, que brilló en el Estadio Santiago Bernabéu.
 Un gol de Guti sobre la hora evitó un nuevo desastre blanco en Copa del Rey, competición a la que el Real Madrid no coge la medida, ante un equipo de Segunda B, el Alicante, que brilló en el Estadio Santiago Bernabéu.

MEDIOTIEMPO | Agencias2 de Enero de 2008

  • El portero de Alicante tuvo una buena actuación

Un gol de Guti sobre la hora evitó un nuevo desastre blanco en Copa del Rey, competición a la que el Real Madrid no coge la medida, ante un equipo de Segunda B, el Alicante, que brilló en el Estadio Santiago Bernabéu.

Volvió el fútbol y los nervios al coliseo de la Castellana tras el parón navideño. El primer partido de 2008 era la oportunidad esperada por jugadores poco habituales, con Roberto Soldado a la cabeza.

Su presencia en la delantera fue la gran novedad del equipo de Bernd Schuster. Saviola tuvo su oportunidad en la ida. La desaprovechó. Hoy era el momento de Soldado. Cansado del ostracismo al que estaba relegado, pidió su salida en el mercado invernal y el técnico blanco ha rectificado tras reflexionar.

Con mitad de aforo y un intenso frío en la capital, el partido ante un equipo de Segunda B como el Alicante, que ha demostrado en la eliminatoria su gusto por el fútbol de toque, no era el escaparate más motivador para jugadores como Guti y Robben, obligados a brillar.

La lesión de Metzelder hacía jugar a Sergio Ramos. Su poderío físico puede con todo, a pesar de ser el jugador de campo que más minutos lleva acumulados. Actuó de central, pensando sólo en fútbol en un momento clave, con el interés del Milán que sus representantes trasladarán al Real Madrid, para que de una vez por todas se revise su contrato si la directiva quiere seguir viéndole vestido de blanco.

El caso de Guti es el más sorprendente. De ser pieza imprescindible en el puzzle de Schuster a no jugar ni un minuto en el Camp Nou en el último partido de 2007, hay un abismo. El encuentro de Copa se le quedó pequeño. Su recital de pases se oscurece con el enfado a fallos de sus compañeros en jugadas. Anda mosqueado y se le nota. Su gol final perdona todo.

El Alicante saltó al Bernabéu valiente, tras tener en la cuerda floja al Real Madrid en la ida. El empate sobre la bocina cambió el rumbo de la eliminatoria y el líder de Primera, que buscó sentenciar pronto, se encontró con un rival dispuesto a jugar que no se encerró.

Las ganas de marcar de Soldado le jugaron una mala pasada. Realizó desmarques en cada jugada pero desperdició claras ocasiones de gol. Tras un cabezazo del argentino Gonzalo Higuaín nada más arrancar el partido fue el Alicante el que rozó el gol. El polaco Jerzy Dudek hizo una incomprensible concesión al rival en un balón que iba fuera. Cedió un córner que pudo costar caro cuando el remate de Joao Tomas rozó la escuadra.

Ricardo, portero suplente del Alicante, comenzó a ganar protagonismo con el paso de los minutos. Sacó dos remates claros de Soldado y un disparo de Higuaín, antes de encajar el primero.

Un pase de la casa de Guti al hueco no lo comprendió Robben. El capitán se enfadó, dedicó gestos al holandés, que un minuto después, en el 32, le respondió con un bello remate a gol. A pase de Higuaín acomodó el cuerpo para enganchar el esférico con el exterior, cruzarlo y colocarlo pegado al palo.

El Real Madrid comenzó a tocar, a divertirse en ciertas fases del partido, antes de pasar a una fase de aburrimiento y desgana con claras ocasiones falladas en superioridad ante la defensa rival. Dos manos a manos de Soldado y Robben sirvieron de ejemplo o una de Guti, en la reanudación, totalmente sólo.

La Copa del Rey es un mal madridista del que no encuentra curación. Como en años anteriores su relajación la pagó cara y el gol de la campanada de Borja, formado en la cantera blanca, devolvió de un cabezazo pegado al palo la emoción al duelo.

Con más de media hora por delante, los nervios fueron creciendo por ocasión fallada. Ricardo salvaba al Alicante a tiro de Higuaín, el palo lo hacía a remate de Gago, Saviola, Balboa y Robben no encontraban puerta y pocos entendían los brillantes pases de Guti.

Como si de un partido de NBA se tratase sonaron tambores desde megafonía y el grito de "vamos afición el equipo os necesita". Insólito en el Bernabéu. El Capitán se cansó de asistir para decidir la eliminatoria cuando el partido se encaminaba a la prórroga. Se cumplía el minuto 93 y sacó un zurdazo imparable para repetir la historia del partido de ida. Un duro castigo para el Alicante. Los suplentes blancos no pasaron la prueba.

Ficha técnica:

2 - Real Madrid: Dudek; Míchel Salgado, Sergio Ramos, Heinze, Marcelo (Miguel Torres, m.63); Gago, Guti, Balboa; Robben, Higuaín y Soldado (Saviola, m.63).

1 - Alicante: Ricardo Molina; Malo, Germán, Alan, Catalá; Cañadas, Tito (Ricardo Cavas, m.80), Azkoitia, Álvaro, Joan Tomás (Capi, m.58) y Borja (Luis Gil, m.66).

Goles: 1-0, m.32: Robben con la izquierda de tiro cruzado. 1-1, m.64: Borja de cabeza. 2-1, m.93: Guti de un zurdazo desde la frontal.

Árbitro: González Vázquez (colegio gallego). Mostró cartulina amarilla a Azkoitia (56) por el Alicante.

Incidencias: partido de vuelta de los dieciseisavos de final de Copa del Rey, disputado en el estadio Santiago Bernabéu, ante la presencia de 35.000 espectadores.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×