Arrancan elogios mexicanos que juegan la Clericus Cup

Los mexicanos se han convertido en la revelación de la Clericus Cup, el campeonato de futbol exclusivo para sacerdotes y religiosos que se juega en Roma con aval del Vaticano, coincidieron aquí...
 Los mexicanos se han convertido en la revelación de la Clericus Cup, el campeonato de futbol exclusivo para sacerdotes y religiosos que se juega en Roma con aval del Vaticano, coincidieron aquí seguidores del torneo.

MEDIOTIEMPO | Agencias5 de Febrero de 2008

  • "Hay buenos mexicanos en todos los equipos"

Los mexicanos se han convertido en la revelación de la Clericus Cup, el campeonato de futbol exclusivo para sacerdotes y religiosos que se juega en Roma con aval del Vaticano, coincidieron aquí seguidores del torneo.

"Los jugadores de ese país son una revelación, es la segunda nacionalidad más numerosa en los equipos, participan con entusiasmo no sólo jugadores, algunos de gran calidad, sino también porras", sostuvo Felice Alborghetti.

En declaraciones, el responsable de prensa de la Clericus Cup destacó que, como ejemplo de la calidad mexicana, en la última fecha del campeonato David González, del Colegio Sedes Sapientiae, convirtió tres tantos.

Por su parte Marco Rosales, entrenador del equipo Mater Ecclesiae, representativo del colegio romano de los Legionarios de Cristo, indicó a la perseverancia como una de las características que realzan el desempeño de los jugadores mexicanos.

"En México el futbol es muy popular, ellos lo han aprendido cada uno en su barrio, en su colonia y además aquí participan jugadores de muchos países, europeos y africanos y eso enriquece aún más", indicó.

"La característica del futbolista de esa nación -agregó- es su combatividad, que difícilmente baja la guardia, el ánimo y los brazos se ve muy enriquecido con jugadores de otras naciones y se ha formado aquí un buen nivel competitivo".

La Clericus Cup nació a instancias del actual Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, conocido amante del balompié, su primera versión se disputó en abril y mayo de 2007.

En aquella oportunidad el título lo conquistó el equipo del colegio Redemptoris Mater, pero los aztecas del Mater Ecclesia quedaron en tercer lugar tras perder en Semifinales sólo por un penal.

Los futbolistas de México destacaron también por su masiva participación en la Clericus Cup, mientras en la primera versión del torneo los jugadores originarios de ese país en diversos equipos eran 40, en la segunda son 30.

En total unos 400 entre religiosos, seminaristas y sacerdotes provenientes de 71 países distintos son los involucrados en el campeonato fácilmente comparable con un "Mundialito".

En los dos torneos hasta hoy disputados la mexicana se posicionó como la segunda "delegación nacional" más nutrida, siempre después de los italianos que en la primera Temporada sumaban 98 en total y en la segunda 59.

El religioso Jorge Rascado, originario de Cuernavaca y encargado técnico del Mater Ecclesiae ponderó que el futbolista Tricolor "nace y se divierte jugando" pero también puede "descubrir el valor humano del deporte".

"Hay buenos mexicanos en todos los equipos y se ve que ellos también aportan un toque de calidad, un estilo de juego definido con vivacidad y alegría, porque el futbol enriquece un crecimiento personal", ponderó.

Mientras el Seminarista Rubén Nieto, de 24 años, estudiante de filosofía en la Universidad Urbaniana y futbolista del Colegio Urbano, subrayó la calidad de la "legión azteca".

"Hay muchos estudiantes mexicanos en las universidades pontificias y han demostrado que son muy buenos para jugar, para mí es un orgullo que en nuestro colegio somos tres de nuestro país dos estamos en el equipo", concluyó.

[ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×