Debate por intento de internacionalizar a la Premier League

¿Es el dinero el único motor de los planes de expansión de la Premier? El debate y la indignación han hecho mella en Inglaterra, después de que el Director Ejecutivo de la Premier League, Richard...
 ¿Es el dinero el único motor de los planes de expansión de la Premier? El debate y la indignación han hecho mella en Inglaterra, después de que el Director Ejecutivo de la Premier League, Richard Scudamore, soltara la bomba: la Liga Inglesa estudiará la a

MEDIOTIEMPO | Agencias12 de Febrero del 2008

  • Se extenderían a 39 los encuentros

¿Es el dinero el único motor de los planes de expansión de la Premier? El debate y la indignación han hecho mella en Inglaterra, después de que el Director Ejecutivo de la Premier League, Richard Scudamore, soltara la bomba: la Liga Inglesa estudiará la ampliación de su calendario al extranjero a partir del 2010.

En principio, dicen, se trata de sopesar la "viabilidad" de lo que, a día de hoy, sólo es un borrador.

Esta idea en papel consistiría en extender a 39 los encuentros que ya se juegan en la máxima competición inglesa, con 10 choques adicionales que se disputarían en un estadio de una ciudad extranjera.

Original o totalmente absurdo, lo que parece claro es que se trata de una hipótesis que ya ha ocasionado heridas en el entorno futbolístico británico.

Entre los partidarios de trasladar el espectáculo más allá de las fronteras de Reino Unido, se esgrimen argumentos que subrayan el impresionante crecimiento experimentado por la Premier League en los últimos quince años, un hecho que estaría, dicen, agotando las posibilidades de negocio en el mercado nacional y convirtiendo el extranjero en el gran objetivo futuro.

Además, sería, sin duda, una oportunidad para que la Premier League exhibiese su producto alrededor del mundo.

Tanto entusiasmo se ha visto amortiguado por los detractores del experimento, que son unos cuantos, y que temen que la entrada en vigor del proyecto "quemase" a los jugadores y fuera en detrimento del rendimiento de los clubes ingleses. Airados, lamentan que es el dinero, fundamentalmente, el motor que mueve los planes.

Así las cosas, la Premier League ha comenzado su campaña para ganar simpatizantes y sus directivos han prometido que sondearán a los aficionados al fútbol para conocer cuál es su visión particular sobre la extensión de la Liga a Hong Kong, Singapur o donde se tercie.

Por su parte, la Federación Británica de Futbol (FA), que en principio se posicionó de forma cautelosa, se reunirá hoy con Scudamore para obtener una explicación detallada de un esquema que podría costar unos 107 millones de euros.

La ocasión plantea, al mismo tiempo, un reto importante para el presidente de la FA, Lord Triesman, que estrena cargo -lo asumió a comienzos de mes-, así como para el director ejecutivo de este organismo, Brian Barwick.

Por lo pronto, Scudamore, tal y como le informaron sus representantes legales, necesita contar con el apoyo total de la Federación si pretende llevar a buen puerto la extensión a 39 partidos ligueros del torneo, que llevaría a los clubes a cinco capitales extranjeras cada mes de enero.

Queda por ver qué opina el Presidente de la FIFA, Sepp Blatter, del asunto, aunque esta organización emitió el pasado viernes un comunicado, en el que enfatizaba que discutiría la propuesta inglesa en profundidad en el comité ejecutivo el próximo 14 de marzo.

Otro de los factores que sopesan los directivos de Soho Square -cuartel general de la Federación en Londres- es el impacto que podría ocasionar en la candidatura de Inglaterra a ser sede del Mundial de fútbol del 2018.

De todo ello se hace eco hoy la prensa británica. Tal y como subrayan hoy algunos diarios nacionales, "el mayor obstáculo" podría proceder de los 20 clubes que integran el campeonato de más categoría del Reino Unido, "nerviosos", quizá, ante la respuesta indignada de los seguidores.

Sue Mott, columnista del diario conservador "The Daily Telegraph", lanza dardos incendiarios contra estos planes y señala que los directivos de la Premier League, a los que llama "panda de charlatanes" y asegura que "toda la idea es un sinsentido".

Observa que clubes de la talla deportiva y poder económico del Chelsea, Manchester United y Liverpool podrían encontrar un mercado lucrativo fuera, "con sus flamantes jugadores extranjeros y sus tres de cada cuatro técnicos también extranjeros".

"Así, parece lógico que el próximo paso sea contar con campos de entrenamiento y partidos fuera y quizá, también, -concluye Mott- con una Súper Liga Global en la que participen equipos como el Real Madrid, el Inter de Milán y, si el dinero es el único lenguaje, Los Ángeles Galaxy".

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×