América 2 - 1 U. Católica

ECLIPSE, TOQUE DE MAGIA Y TRIUNFO EN DEBUT DE ROMANO
 ECLIPSE, TOQUE DE MAGIA Y TRIUNFO EN DEBUT DE ROMANO

ECLIPSE, TOQUE DE MAGIA Y TRIUNFO EN DEBUT DE ROMANO

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPOEstadio Azteca, 20 de Febrero de 2008 ante una buena entrada

  • Higuaín marcó un golazo al 91'; y dio triunfo al Águila
  • Navarrete tuvo una gran actuación

La llegada de Rubén Omar Romano a la Dirección Técnica de las Águilas trajo consigo un cambio drástico en el estilo de juego por lapsos, pero sobre todo la alegría de un triunfo emotivo en un partido importante, jugado mientras en el cielo del Distrito Federal se veía un eclipse total de luna y definido con un toque de magia de Higuaín.

Las Águilas del América iniciaron con el pie derecho su participación en la Copa Santander Libertadores al derrotar 2-1 a la U. Católica, así como la era de Romano al frente del club, quien tuvo con su nuevo equipo sólo un entrenamiento antes de su primer juego.

El encargado de cambiarle el rumbo al juego, cuando parecía que concluiría 1-1, fue el argentino Federico Higuaín, quien anotó un golazo en tiempo de compensación.

Además de su debut con las Águilas, el resultado significó para Rubén romper una racha de 12 encuentros sin ganar, tomando en cuenta la última etapa en la que dirigió a su último equipo, los Zorros del Atlas.

El primer tanto de las Águilas corrió a cargo de Salvador Cabañas al minuto 38, mientras que la igualada para los chilenos la marcó Darí Botinelli, con también un golazo de tiro libre al 70';.

De la ausencia de Guillermo Ochoa en el arco de las Águilas seguramente pocos se acordaron, ya que el arquero Armando Navarrete tuvo una impecable actuación salvando al equipo en al menos tres ocasiones claras de gol, con vuelos vistosos y salidas precisas muy al estilo de Memo, quien se encuentra concentrado con la Selección Nacional Sub-23. "Nava" mantuvo a su equipo a flote cuando tras el 1-1, los chilenos tuvieron contragolpes tremendos que los dejaron cerca de tomar la ventaja.

El siguiente duelo de la Copa Santander Libertadores para las Águilas será el próximo miércoles cuando visite a River Plate en Argentina. Previamente, deberá de enfrentarse al Santos Laguna el domingo como parte de la fecha siete del Clausura 2007.

EL PARTIDO

Concluyó con un final feliz, pero el trámite del juego fue más complejo de lo esperado desde el primer minuto de juego para Ruben Omar Romano y sus dirigidos.

Tal y como anunció en su presentación, el técnico argentino ordenó a su equipo con una línea de cinco defensas incrustando a Óscar Rojas como central por izquierda al lado de Cervantes e Ismael Rodríguez. El proyecto tuvo su primer modificación apenas a los 10 segundos de tiempo corrido con la lesión de Carlos Infante quien fungía como carrilero izquierdo.

Entonces debió ingresar Armando Sánchez para fungir como tercer central, regresar a la lateral izquierda a Óscar Rojas y mantener al "Gringo" Castro en el carril derecho. El resto del parado del equipo fe prácticamente el mismo que utilizaba Daniel Brailovsky, aunque con rotación en el triángulo ofensivo, dejando a Salvador Cabañas por momento como engancha detrás de Rodrigo López y Richard Núñez.

El pésimo funcionamiento del cuadro chileno en la primera parte permitió que las Águilas se equivocaran en repetidas ocasiones durante los primeros 40 minutos de juego, hasta medio alcanzar a entender el funcionamiento con línea de cinco defensas que explicaba en repetidas ocasiones Romano y sin correr el riesgo de que cayera un gol del rival.

Si bien Castro y Rojas fueron los que más trabajo tuvieron para acoplarse a la exigencia de su nuevo estratega y elementos como Richard, Argüello y el propio Rojas fallaron jugadas claras de gol, el peor jugador de las Águilas fue el uruguayo Rodrigo López, quien falto de ritmo por su reciente lesión, erró frente en arco en múltiples ocasiones pero sobre todo, dos claras frente al arco al 54 y 68';.

El despertar de los chilenos, que jugaron con un 4-3-3 llegó hasta la segunda mitad, pero sobre todo, después del golazo de Darío Botinelli de tiro libre para el 1-1 al minuto 70.

Mención a parte se llevó el arquero "suplente" de las Águilas, Armando Navarrete, quien impidió cuatro jugadas claras, el último de ellos al minuto 85, cuando voló para desviar un tiro de media distancia de Héctor Tapia.

Cuando el ambiente comenzaba a mermarse en el tiempo de compensación llegó el gol de Higuaín, quien desde el sector izquierdo del área, sacó un disparo que se incrustó en las redes para el 2-1 al minuto 91.

ARBITRAJE

Despistado por momentos del argentino Saúl Laverni, quien en la segunda mitad, previo a un tiro de esquina de las Águilas, no se percató que ya se había comenzado la trifulca en el centro del campo. Mostro cuatro tarjetas amarillas, tres para las Águilas.

[mt][foto: J.Reyes/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×