Getafe 3 (4)-(1) 0 AEK... Getafe enterró a los griegos

Una impresionante actuación de Esteban Granero, que anotó un gol y provocó los otros dos de su equipo, sirvió para enterrar al AEK de Atenas, que ofreció una pobre imagen en su visita al Coliseum...
Una impresionante actuación de Esteban Granero, que anotó un gol y provocó los otros dos de su equipo, sirvió para enterrar al AEK de Atenas, que ofreció una pobre imagen en su visita al Coliseum Alfonso Pérez.
 Una impresionante actuación de Esteban Granero, que anotó un gol y provocó los otros dos de su equipo, sirvió para enterrar al AEK de Atenas, que ofreció una pobre imagen en su visita al Coliseum Alfonso Pérez.

MEDIOTIEMPO | Agencias21 de Febrero del 2008

  • Quedaron empatados a un gol en la ida

Una impresionante actuación de Esteban Granero, que anotó un gol y provocó los otros dos de su equipo, sirvió para enterrar al AEK de Atenas, que ofreció una pobre imagen en su visita al Coliseum Alfonso Pérez.

La presencia en el palco de un mito del madridismo, Emilio Butragueño, pareció inspirar a Granero, que cuajó un excelente partido ante los griegos. El jugador cedido por el Real Madrid volvió a demostrar que tiene categoría para jugar en el primer equipo blanco; Todo parece indicar que así será la próxima temporada.

Enfrente, Granero y el Getafe se encontró a un equipo que saltó al terreno de juego con intenciones extrañas. La necesidad de remontar un empate a uno adverso no fue suficiente para que su técnico alinease un equipo con vocación atacante. Con cinco centrocampistas y una mentalidad ultraconservadora, los hombres dirigidos por Nikos Kostenvaoglu basaron su táctica en sorprender al rival con aislados contragolpes.

No es la primera vez que el Getafe tiene que llevar la iniciativa en un partido de fútbol. Últimamente, los equipos que visitan el Coliseum Alfonso Pérez se agazapan en su parcela de juego evitando cualquier atisbo de espectáculo. El último en hacerlo fue el Valencia, que ofreció una imagen muy pobre para lo que se supone que es un club de gran categoría.

Por lo menos, el conjunto "che" no tenía que remontar un resultado adverso. Los griegos, sin embargo, pecaron de cobardes desde el inicio del choque y el Getafe no tiene vocación de abrir latas; sufre cuando los rivales no quieren saber nada del partido.

Pese a tener el control de la pelota, tardó 20 minutos en acercarse al área defendida por el guardameta brasileño Marcelo Moretto. La primera ocasión, llegó gracias a Esteban Granero, que remató por encima del larguero una clara ocasión de gol.

La oportunidad del jugador cedido por el Real Madrid dio alas a los getafenses que animaron el encuentro con un pequeño carrusel de acercamientos al área helena. Rubén De la Red tuvo la más clara en un contragolpe bien llevado por Braulio y Pablo Hernández, pero el centrocampista falló cuando tenía toda la portería para él.

Al final, cuando parecía que se iba a llegar al descanso con el marcador a cero, apareció Granero para rematar un centro del rumano Cosmin Contra e inaugurar el marcador. El AEK estaba casi sentenciado y se iba a los vestuarios con medio billete para volver a Grecia sin la clasificación en el bolsillo.

Por eso, en la reanudación, el técnico griego decidió arriesgar. Kostenvaglou adelantó las líneas y el duelo se convirtió en un corre calles. El AEK comenzó a inquietar la portería defendida por el argentino Óscar Ustari, que dejó en el banquillo a su compatriota Roberto Carlos "Pato" Abbondanzieri. El sustituto del "Pato" se mantuvo sereno y dio seguridad a sus compañeros.

La posterior entrada del delantero argentino Ismael Blanco confirmó las intenciones de Kostenvaglou. El AEK lanzaba un órdago y por fin jugaba de verdad al ataque. Sin embargo, el sustituto de Lorenzo Serra Ferrer no se atrevió a sacar del campo a Rivaldo. El brasileño todavía conserva un toque exquisito, pero los años no pasan en balde. A veces, los griegos, no jugaban con uno menos, parecía que el Getafe jugaba con uno más.

Con Blanco sobre el césped, el Getafe pareció asustarse. Además, la frescura del primer periodo fue apagándose poco a poco y los madrileños mantuvieron vivieron una incertidumbre innecesaria. Único equipo superviviente en tres competiciones, junto al Barcelona, cada partido empieza a ser un desgaste exagerado para los hombres de Michael Laudrup.

El danés movió todo el banquillo posible. Javier Casquero, el nigeriano Ikechukwu Uche y David Cortés refrescaron el juego local. Las ocasiones volvieron a rondar el área griega y se acabaron las opciones visitantes. Fue Esteban Granero quien cavó la tumba helena. Primero tiró una falta que golpeó en la escuadra. Luego, él mismo recuperó el balón y provocó un penalti. Contra, en memoria de su padre fallecido antes del choque, se encargó de transformarlo para dedicar el tanto a su progenitor. Después, Braulio anotó el tercero y la historia se acabó. El Getafe, continua vivo en tres frentes.

Ficha técnica:

3.- Getafe: Ustari; Contra, Belenguer, Mario, Licht; Pablo Hernández (Cortés, min. 78), Celestini (Casquero, min. 68), De la Red, Granero; Albín (Uche, min. 58) y Braulio.

0.- AEK de Atenas: Moretto; Nsaliwa, Dellas, Papastathopoulos, Arruabarrena; Silva, Zikos, Kafes (Blanco, min. 65), Lagos (Manduca, min.56), Rivaldo; Kallon (Liberopoulus, min. 72).

Goles: 1-0, min. 45: Granero remata de cabeza un centro de Pablo Hernández. 2-0, min, 81: Contra, de penalti; 3-0, min.85: Braulio.

Árbitro: Martin Atkinson (ING): Mostró cartulina amarilla a Celestini por parte local y a Arruabarrena y Nsaliwa por parte visitante.

Incidencias: Partido de vuelta correspondiente a los Dieciseisavos de Final de la Copa de la UEFA disputado en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe ante cerca de 9 mil espectadores. Presenció el partido en el palco de autoridades el ex jugador del Real Madrid, Emilio Butragueño.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×