El estadio para la Final de la Euro será entregado en mayo

El Estadio Vienés Ernst-Happel, donde se disputará el partido final de la Eurocopa en junio, será entregado a los organizadores de esta competición completamente renovado el 10 de mayo, informaron...
 El Estadio Vienés Ernst-Happel, donde se disputará el partido final de la Eurocopa en junio, será entregado a los organizadores de esta competición completamente renovado el 10 de mayo, informaron hoy fuentes del campo.

MEDIOTIEMPO | Agencias4 de Marzo del 2008

  • Tendrá más de 50 mil asientos

El Estadio Vienés Ernst-Happel, donde se disputará el partido final de la Eurocopa en junio, será entregado a los organizadores de esta competición completamente renovado el 10 de mayo, informaron hoy fuentes del campo.

Christine Weisböck, Portavoz de estadio, comentó que los trabajos de renovación están prácticamente terminados y que no habrá demoras en la entrega de las instalaciones a la UEFA, que las ha arrendado incluidos los terrenos y locales circundantes hasta el final de la Eurocopa.

El "aforo provisional" del mayor estadio austríaco, inaugurado en 1931, será de 51 mil 718 plazas, al haberse habilitado varias filas de asientos para un total de 4 mil 500 plazas adicionales en la parte inferior de las gradas para cumplir con las exigencias de la UEFA de un aforo mínimo de 50 mil personas, dijo Weisböck.

En las gradas están previstas unas 600 plazas reservadas para la prensa, que se incrementarán a 1 mil 100 para la Final del 29 de junio.

Los presentes trabajos de renovación y adaptación a la Eurocopa habrán costado unos 37 millones de euros, sin contar la estación del metropolitano, que será inaugurada también el 10 de mayo y que facilitará el transporte público del centro de Viena al estadio.

La sala de VIPS ha sido renovada totalmente y tiene un aforo para 900 personas, a todas luces insuficiente para el gran número de patrocinadores, colaboradores, autoridades austríacas y extranjeras y otras personas consideradas importantes en este evento.

Los vestuarios también han sido restaurados pero siguen presentado un aspecto totalmente austero, con suelos de linóleo, y apenas mobiliario, salvo los aparatos imprescindibles para hacer ejercicios.

Los expertos achacan estas deficiencias a lo vetusto del estadio, ya que data de 1931 y si bien fue remodelado en 1986, su estructura no está a la altura de los tiempos.

El campo acoge a los partidos de la liga nacional austríaca, también ha servido de escenarios para encuentros internacionales memorables, como la Final de la Final de la Copa de Europa de 1964 en la que el Inter de Milán venció al Real Madrid por 3-1 o en la Final de la Copa de Campeones de la UEFA Ajax-Milán (1-0).

[EFE][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×