Roma quiere acortar distancias con el Inter de Milán

El Roma, que acaba de ganar al mismísimo Real Madrid en la Champions League, intentará mantener este domingo su buena racha en casa del Nápoles para continuar la persecución del líder, el Inter,...
 El Roma, que acaba de ganar al mismísimo Real Madrid en la Champions League, intentará mantener este domingo su buena racha en casa del Nápoles para continuar la persecución del líder, el Inter, que precisamente pinchó contra el once napolitano el domingo

MEDIOTIEMPO | Agencias6 de Marzo del 2008

  • Recibieron elogios en la prensa italiana

El Roma, que acaba de ganar al mismísimo Real Madrid en la Champions League, intentará mantener este domingo su buena racha en casa del Nápoles para continuar la persecución del líder, el Inter, que precisamente pinchó contra el once napolitano el domingo pasado.

El equipo capitolino está exultante después de vencer al Madrid en el Bernabeu (1-2), proeza que la prensa italiana destacaba hoy con hiperbólicos titulares como "El Roma entra en la leyenda".

En la liga, al Roma, segundo en la clasificación, sólo le sirve el triunfo, ya que el Inter, pese a perder el domingo pasado, mantiene una ventaja de seis puntos que le da tranquilidad.

El Nápoles, por su parte, en la vigésimo primera posición de la tabla, no está en su mejor momento, pero su moral subió el domingo cuando fue capaz de derrotar al Inter (1-0), lo que, aunque fuera en casa, le convirtió en el único equipo que esta temporada ha sido capaz de vencerlo.

En la mente del Nápoles seguro que está también el 4-4 que logró en el partido de ida con el Roma en la capital; resultado que en cambio ahora es insuficiente para el presidente del equipo sureño, Aurlio di Laurentis: "¿Para qué serviría un empate?".

Para intentar el triunfo, el Nápoles cuenta también con que el uruguayo Marcelo Zalayeta está alto de moral y forma física, tras conseguir el domingo pasado el tanto contra el Inter.

Las aspiraciones del Roma de recortar distancias con el líder esta jornada, como ocurrió la pasada, no dejan sin embargo de estar más en el mundo onírico, posibilidad siempre existente en el futbol, que en el de la lógica, ya que el Inter recibe en casa al Reggina, penúltimo en la clasificación.

El Roma contará, al menos, con la ventaja de saber el resultado de su rival con anticipación, ya que el Inter-Reggina se jugará el sábado.

Más allá del interés por la persecución del líder estará la pelea por el tercer y cuarto puesto, después de que el Fiorentina se quedara a un punto del Juventus en la clasificación, tras ganar precisamente a éste en su casa (2-3) el domingo pasado.

El Fiorentina no lo tiene del todo fácil, porque juega fuera de casa contra el Siena, en el puesto catorce de la clasificación, pero que el domingo pasado levantó cabeza al ganar a domicilio al Empoli (0-2).

En teoría, más difícil lo tiene el Juventus que visita al Génova, octavo en la tabla, aunque tocado moralmente, si no en el orgullo, al perder el domingo con el colista, el Cagliari (2-1).

La atención también se centrará en observar lo que hace el Milán, convertido en una enana blanca, rojinegra en este caso, tras empatar el domingo con el Lazio y perder el martes con el Arsenal, en lo que la prensa europea interpretó como el final de una era de la que nadie espera una explosión brillante, sino más bien una progresiva cristalización hasta que se renueve a final de temporada.

Una renovación que pivota sobre dos extranjeros, dos brasileños, Kakà y Pato, a decir de los analistas italianos.

No obstante, el Milán puede mantener sus escasas esperanzas de poder alcanzar la UEFA, basta con que gane al colista, el Empoli, en casa de éste.

El resto de partidos mantendrá duelos en el medio y el final de la clasificación, como el del Catania-Cagliari; el Lazio-Livorno; el Parma-Sampdoria; y el Turín-Atalanta.

[EFE][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×