Jugador recibe 2 disparos en las piernas por ser un 'crack'

Richard Castro, un joven boliviano aficionado al futbol, recibió dos disparos en las piernas tras un partido amistoso porque a uno de sus rivales en la cancha le molestó que fuera "un verdadero...
Richard Castro, un joven boliviano aficionado al futbol, recibió dos disparos en las piernas tras un partido amistoso porque a uno de sus rivales en la cancha le molestó que fuera "un verdadero "crack" con el balón", informaron hoy las autoridades.
 Richard Castro, un joven boliviano aficionado al futbol, recibió dos disparos en las piernas tras un partido amistoso porque a uno de sus rivales en la cancha le molestó que fuera "un verdadero "crack" con el balón", informaron hoy las autoridades.

MEDIOTIEMPO | Agencias8 de Abril de 2008

  • El agresor permanece prófugo

Richard Castro, un joven boliviano aficionado al futbol, recibió dos disparos en las piernas tras un partido amistoso porque a uno de sus rivales en la cancha le molestó que fuera "un verdadero "crack" con el balón", informaron hoy las autoridades.

Castro "se comportó como un "crack", manejó bien el balón y marcó varios goles tras ejecutar excelentes regates", dijo hoy el Jefe de homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de la ciudad boliviana de El Alto, Coronel Fausto Téllez, al comentar el incidente ocurrido el fin de semana pasado.

La víctima y varios de sus compañeros de equipo, pertenecientes a un Sindicato de conductores de microbuses, disputaban un partido amistoso el pasado sábado en el barrio Villa Tunari, de El Alto, la ciudad más pobre del país.

El joven, de 22 años, tuvo una destacada actuación ese día, lo que provocó el enfado de sus colegas del equipo rival.

Según Téllez, tras el partido se originó una trifulca en la que el árbitro central también resultó agredido.

El ambiente se calmó minutos después, cuando todos hicieron las paces y se fueron a celebrar a un bar cercano, pero un inconforme con lo ocurrido en la cancha irrumpió en el establecimiento con un arma de fuego.

Según las autoridades, Richard Silvestre, de 23 años, propinó dos tiros a Castro y se dio a la fuga en su vehículo.

Tras una persecución, la policía encontró el vehículo abandonado, pero no al agresor, quien permanece prófugo.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×