Kahn podría jugar su último partido internacional

El alemán Oliver Kahn, portero del Bayern Munich, que abandonará la práctica deportiva al final de esta temporada, podría disputar el jueves su último encuentro en una competición internacional,...
 El alemán Oliver Kahn, portero del Bayern Munich, que abandonará la práctica deportiva al final de esta temporada, podría disputar el jueves su último encuentro en una competición internacional, algo que se produciría en el caso de que el Getafe elimine d

MEDIOTIEMPO | Agencias8 de Abril del 2008

  • El arquero tiene 38 años

El alemán Oliver Kahn, portero del Bayern Munich, que abandonará la práctica deportiva al final de esta temporada, podría disputar el jueves su último encuentro en una competición internacional, algo que se produciría en el caso de que el Getafe elimine de la Copa de la UEFA al equipo bávaro.

En el partido de ida, disputado el pasado jueves en la capital de Baviera, el Bayern Munich se adelantó gracias a un gol del italiano Luca Toni, pero el rumano Cosmin Contra logró, en los últimos instantes, el definitivo empate (1-1) que invita a los hombres que dirige el danés Michael Laudrup a soñar con toda una auténtica gesta deportiva.

Si lo consiguieran, la alegría del equipo del sur de la capital española se correspondería con la última comparecencia en un partido oficial de competición internacional de Kahn, guardameta curtido en mil batallas.

A sus 38 años, Kahn lleva disputados 139 partidos en competiciones europeas, de las que ha ganado, con el Bayern, la Copa de la UEFA de 1996 y la Champions League de 2001, de triste recuerdo para el futbol español, ya que en la final, los muniqueses derrotaron, en la tanda de penaltis, al Valencia.

Kahn ha sido 86 veces internacional y ha estado presente en cuatro mundiales, los de Estados Unidos 94, Francia 98, Corea y Japón 2002 y Alemania 06.

No jugó ningún partido en el primero de ellos -debutó con la ';Nationalelf'; el 23 de junio de 1995, contra Suiza-, fue suplente de Andreas Koepke en el Mundial francés y de Jens Lehmann en el de Alemania, en el que Jürgen Klinsmann le premió concediéndole la titularidad en el partido por el tercer puesto, que Alemania capturó en detrimento de Portugal.

Acostumbrado a jugar en los mejores estadios del mundo, entre ellos en el madrileño Santiago Bernabeu, en el que ha jugado seis veces, las casualidades de la vida y del deporte han querido que la estación final de su carrera internacional pudiera llegarle en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe, un pequeño recinto, en comparación con el Allianz Arena, feudo del Bayern, que albergó la ceremonia de inauguración y el primer partido del Mundial de 2006. Donde podrá ';alucinar'; mañana, miércoles, cuando se ejercite, junto al resto de sus compañeros, en el entrenamiento previo al partido.

Kahn, que también ganó la Copa Intercontinental de 2001 y que cuenta en su palmarés la Eurocopa de 1996, en la que integró la Selección Alemana, aunque no jugó ningún encuentro -también fue suplente de Koepke-, ha ganado siete veces la Bundesliga y cuatro la Copa y cuenta, además, con cuatro Supercopas de Alemania.

Palmarés que podría ampliar esta temporada, en la que el equipo que dirige Ottmar Hitzfeld tiene a tiro el título de liga -saca nueve puntos a falta de siete jornadas-, aspira a ganar la Copa -jugará la Final contra el Borussia Dortmund- y, aunque no guste la idea en España, podría alcanzar el ';triplete'; si ganase, además, la UEFA.

Y esa es la idea que expresó hoy, martes, en Múnich, el cancerbero de Karlsruhe, en cuyo equipo local jugó siete temporadas antes de fichar por el Bayern en 1994. Cuando se le indicó esta mañana acerca de la posibilidad de jugar por última vez un partido internacional, Kahn admitió que "alguna vez llega la última vez".

"Pero si es el jueves o dentro de cinco semanas, es algo que no me abruma", explicó Kahn. Insistido por los periodistas germanos, declaró: "Pues si se tiene que acabar en Getafe, se acabará. Después de 20 años, no creo que me vaya a morir", añadió.

De todas formas, Kahn no cree que esto suceda. "No va a pasar, no creo que allí llegue el final. El equipo sabe de sobra lo que se juega y la victoria contra el Bochum nos ha dado mucha confianza en nuestras posibilidades", dijo.

"El equipo quiere lograr el ';triplete'; y cuando se crea demasiada presión, te puede salir el tiro por la culata. Por eso debemos salir totalmente concentrados en lo que será una especie de final en campo contrario", indicó Kahn, que demostró total respeto por el equipo de Michael Laudrup.

"El enfrentamiento es de ';tú a tú';. Nos espera un baile muy caliente, contra un gran equipo que esta temporada ha ganado al Real Madrid, al Barcelona y en el terreno del Tottenham", advirtió Kahn.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×