Fernando Torres, ante la historia

Treinta goles en 42 partidos han convertido al "Niño" del Atleti en el niño bonito de Anfield. A tiro de piedra para concluir la temporada, Fernando Torres se rifa el cariño de las gradas con...
 Treinta goles en 42 partidos han convertido al "Niño" del Atleti en el niño bonito de Anfield. A tiro de piedra para concluir la temporada, Fernando Torres se rifa el cariño de las gradas con veteranos de este club como Carragher o Gerrard y muchos ven en

MEDIOTIEMPO | Agencias21 de Abril del 2008

  • Se ha ganado el cariño de la gente

Treinta goles en 42 partidos han convertido al "Niño" del Atleti en el niño bonito de Anfield. A tiro de piedra para concluir la temporada, Fernando Torres se rifa el cariño de las gradas con veteranos de este club como Carragher o Gerrard y muchos ven en él trazos que recuerdan a algunos de los delanteros legendarios de esta ilustre entidad.

Concluida la segunda eliminatoria de Cuartos de Final contra el Arsenal, Torres, el fichaje estrella de la era Benítez, y el hombre que puso la Premier patas arriba nada más aterrizar, admitía que el torrente de entusiasmo desatado en las gradas le provocó sentimientos que nunca antes había experimentado en un estadio de futbol.

La historia de Anfield, el júbilo desmedido de "The Kop", el rojo incendiario de las camisetas, de las gorras y de las bufandas de los hinchas de toda la vida, no tardaron en tocar el corazón del atacante madrileño para hacerle sentir parte de este club especial.

El ex del Atlético de Madrid viste el 9 en su dorsal, un número que Torres ha hecho suyo y que coincide con el que un día se enfundó, también, otro ídolo del Liverpool, el galés Ian Rush, un grande de Merseyside que recaló en las filas de los "reds" durante dos prolíficas etapas (entre 1980 y 1987 y, de nuevo, entre 1988 y 1996).

Los seguidores de este equipo aún se acuerdan de la sobresaliente coordinación y el entendimiento que plasmaba en el campo ese jugador junto al escocés Kenny Dalglish, quien vestía el 7.

Juntos, Rush y Dalglish, formaron el que aún hoy en día se recuerda como uno de los "grandes tándem" en la historia del futbol inglés y europeo.

Hay quien ya ve características similares en la forma en que se comunican Torres y el Capitán de los "Reds", el incombustible Steven Gerrard. Quizá sea precipitado establecer paralelismos, pero lo cierto es que a lo largo de su extensa y exitosa trayectoria el Liverpool ha forjado dúos célebres en el campo.

En la lista de arietes que han dejado huella hay que nombrar a Kevin Keegan -cuyo dorsal era el número 7- y a John Toshack, ex entrenador de la Real Sociedad, del Real Madrid y del Deportivo de la Coruña, entre otros clubes, que exhibía el 10. Todos ellos, jugadores que han alimentado la grandiosa leyenda de este club.

El atacante español es, casi, un recién llegado, pero en su primera temporada con el 9 de los "Reds", al delantero ya le ha embargado el mismo sentimiento que antaño hacía estremecer a los Rush y Dalglish, Toshack y Keegan.

Tras anotar un gol de película en la segunda eliminatoria de cuartos ante el Arsenal, Torres asegura que casi se pone a llorar.

"El Niño" ha pasado a formar parte de esta entidad por la puerta grande en un club que cimentó su reputación de grandeza en los 70 y en los 80 cuando el número mítico era el 7, que portaban tanto Keegan como Dalglish.

En una entidad cuya historia envidian muchos clubes europeos, nacían también otros delanteros con duende como Roger Hunt o Ian St John (en los 60); Peter Beardsley o John Aldridge (1980); y más recientemente, Robbie Fowler y, también, el ex madridista Michael Owen.

Anfield mima a sus niños bonitos. Aún más allá, cuando el equipo navegaba por la Segunda División inglesa en los años 50, su jugador mimado era el extremo escocés Billy Liddell. En su honor, y por su notable habilidad con la pelota, el club fue bautizado con el apodo de "Liddell-pool".

Torres acaba de poner los pies en la Premier, pero ya apunta maneras. Más que maneras. Con el 9, como Ian Rush, el español confiere a este dorsal el aura de los que han venido para quedarse.

El periodista del diario británico "Daily Express", Jim Foulerton, comenta a Efe que a Torres "aún le queda camino por recorrer para que se le incluya junto a los Rush, Daliglish y Keegan" pero matiza esta opinión al recordar que a estos jugadores "también les tocó formar parte de eras más exitosas para Anfield".

Foulerton concede, no obstante, que el delantero, con su 9, va por detrás del genial Cristiano Ronaldo, del Manchester United, en número de tantos marcados en todas las competiciones, "un dato que habla por sí mismo".

"Junto con Steven Gerrard, (Torres) ha ayudado a que el Liverpool se recupere esta temporada y mientras que en otras esferas, el club tiene otros frentes por librar -observa-, él ha traído algo de entusiasmo al terreno de juego".

Y lo que es más, "es uno de esos jugadores a los que parece que esto realmente le importa y ese tipo de pasión encaja de maravilla en Merseyside".

"Lo que es seguro", añade este experto, "es que Torres lleva el camino de convertirse en una leyenda de este club".

Hasta que ese momento llegue, "The Kop" se adelanta a la historia y las gradas ya le cantan a su niño: "Era un "red". Torres, Torres. Nunca caminarás solo, decía. Torres, Torres. Trajo al chico de la soleada España. Coge la pelota. Marca otra vez. Fernando Torres. El número 9 del Liverpool".

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×