Hinchas del Inter increpan a los jugadores y les mandan "ir a trabajar"

Varios centenares de hinchas del Inter desilusionados por no haber podido proclamarse hoy campeones de Liga, increparon hoy a los jugadores a la salida del Estadio de San Siro a los gritos de...
Varios centenares de hinchas del Inter desilusionados por no haber podido proclamarse hoy campeones de Liga, increparon hoy a los jugadores a la salida del Estadio de San Siro a los gritos de "iros a trabajar".
 Varios centenares de hinchas del Inter desilusionados por no haber podido proclamarse hoy campeones de Liga, increparon hoy a los jugadores a la salida del Estadio de San Siro a los gritos de "iros a trabajar".

MEDIOTIEMPO | Agencias11 de Mayo de 2008

  • Todo ocurrió después del empate a dos con el siena
  • Se quedaron con las ganas de cantar el alirón

Varios centenares de hinchas del Inter desilusionados por no haber podido proclamarse hoy campeones de Liga, increparon hoy a los jugadores a la salida del Estadio de San Siro a los gritos de "iros a trabajar".

Los hechos ocurrieron después de que la "tifoseria" (hinchada) del Inter diera una sonora pitada al equipo tras empatar 2-2 con el Siena.

Mientras miles de hinchas cabizbajos abandonaron el campo, con la esperanza de que el próximo domingo por fin puedan cantar el alirón y llevarse el 16 "Scudetto" de su historia, otros se quedaron en las inmediaciones del estadio, para seguir expresando su malestar.

Cuando el autobús salía del Giuseppe Meazza, como se llama el estadio del barrio de San Siro, los hinchas mandaron a los jugadores "a trabajar", mientras otros, según testigos citados por los medios locales les llamaron "mercenarios".

No se libró de las críticas ni el técnico Mancini, del que gritaron es "demasiado arrogante", ni Materazzi, el jugador que falló el penalti que pudo dar la victoria al Inter y el Scudetto.

Materazzi no iba en el autobús, por lo que algunos enfadados "tifosi" (hinchas) se quedaron a las puertas del estadio "para mostrarle el enfado".

Si los hinchas del Inter están enfadados, los de Roma, segundo de la tabla, estaban exultantes después de que el club capitalino ganara 2-1 al Atalanta y se haya colocado a sólo un punto del líder, con lo que la carrera por el "Scudetto" sigue abierta y tienen posibilidades.

El Roma viajará el domingo a Catania, en la sureña isla de Sicilia. Para que todos los romanistas puedan vivir el partido y tal vez gozar del triunfo liguero, el Alcalde de Roma, Gianni Alemanno, se puso hoy en contacto con el club y con el Prefecto de la ciudad para colocar pantallas gigantes de televisión en varias zonas de la capital para poder seguir el encuentro.

Si los hinchas del Inter abuchearon al equipo, los del descendido Livorno desertaron del estadio y los pocos que acudieron lanzaron botes de humos al campo, obligando al árbitro a detener unos minutos el encuentro frente al Torino.

El partido acabó 0-1 a favor de los visitantes y hundiendo definitivamente en la Segunda División al Livorno. Ante el cariz que tomó la situación, el Presidente del club, Aldo Spinelli, abandonó el campo escoltado por la policía.

Donde se produjeron incidentes de hinchas con la policía fue en Génova, donde se enfrentó el Génova y el Lazio, que acabó con la victoria de los laziales (0-2).

Medio centenar de hinchas genoveses se enfrentó con la policía en las inmediaciones del estadio antes del comienzo del partido en protesta por la tardanza en entrar al campo. Siete policías resultaron heridos leves en la trifulca.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×