Alemania llega embalada a la Eurocopa con Löw

Alemania llega a la Eurocopa, con el título en la mira como objetivo, y respaldada por un buen balance de la era del seleccionador Joachim Löw, aunque, tras un arranque furioso después del Mundial...
Alemania llega a la Eurocopa, con el título en la mira como objetivo, y respaldada por un buen balance de la era del seleccionador Joachim Löw, aunque, tras un arranque furioso después del Mundial de 2006 que le permitió lograr la clasificación con facili
 Alemania llega a la Eurocopa, con el título en la mira como objetivo, y respaldada por un buen balance de la era del seleccionador Joachim Löw, aunque, tras un arranque furioso después del Mundial de 2006 que le permitió lograr la clasificación con facili

MEDIOTIEMPO | Agencias27 de Mayo del 2008

  • Protagonizaron el último Mundial

Alemania llega a la Eurocopa, con el título en la mira como objetivo, y respaldada por un buen balance de la era del seleccionador Joachim Löw, aunque, tras un arranque furioso después del Mundial de 2006 que le permitió lograr la clasificación con facilidad, el equipo germano mostró algunos síntomas de fatiga.

En 2006, después del Mundial, Alemania jugó seis partidos y logró cinco victorias y un empate, en 2007 cosechó ocho victorias en doce compromisos, dos empates y encajó dos derrotas.

En 2008, arrancó con victorias claras ante los dos países sedes de la Eurocopa, logrando un 3-0 ante Austria y un 4-0 ante Suiza.

Las dos derrotas de 2007 dolieron poco. Una fue en un amistoso ante Dinamarca, por 1-0, en el que Löw se dedicó a hacer experimentos con un equipo con jugadores que en su mayoría nunca están entre sus primeras opciones.

La segunda fue ante la República Checa y sólo molestó un poco el marcador, un 3-0, puesto que la clasificación ya había sido asegurada con partidos en los que los rivales, incluidos los checos en el partido de ida, habían sido dominados con claridad.

Sin embargo, la derrota ante los checos a la postre fue sintomática de un bajón que siguió notándose en los siguientes partidos, independientemente de los resultados obtenidos, en los que Alemania no mostraba tan contundentemente su autoridad como en los partidos inmediatamente posteriores al Mundial.

Incluso la goleada lograda ante Austria fue un tanto mentirosa, pues los alemanes habían sido claramente dominados en el primer tiempo y los tantos de la victoria llegaron en la segunda parte, en jugadas puntuales y con los austríacos agotados tras haber jugado a un ritmo endemoniado los primeros 45 minutos.

Sin embargo, las cifras, y la clasificación lograda con una facilidad increíble, respaldan a Löw y permite que el equipo llegue al torneo con optimismo.

El eje del equipo, sigue siendo fundamentalmente el mismo del Mundial 2006 -Jens Lehmann en la portería, Michael Ballack y Torsten Frings formando un doble pivote y Miroslav Klose como baza goleadora- pero también se han incorporado nuevos jugadores que ahora forman parte integral del grupo.

El refuerzo más destacado tal vez sea el delantero Mario Gómez, que en los últimos años se ha convertido en uno de los jugadores más valiosos de Alemania.

El récord de Gómez en la selección, con 6 goles en 9 partidos es notable. Sus últimas dos temporadas en el Stuttgart han sido incluso mejores que las de Klose en el Bayern y el Werder Bremen y claramente mejores que las de Lukas Podolski quien, sin embargo, siempre ha rendido más a nivel de selección que a nivel de clubes.

En el centro del campo pesa la ausencia por lesión del veterano Bernd Schneider. Entre las alternativas para su posición en la banda derecha están Bastian Schweinsteiger, que ha jugado en esta temporada en esa banda en el Bayern, Clemens Fritz, que también puede jugar como lateral y es una de las nuevas caras de la Selección, o el bético David Odonkor aunque hay muchas dudas con respecto al trabajo defensivo de este último.

Si Schweinsteiger pasa a la banda derecha, su posición en la banda izquierda podría ser ocupada por Thomas Hitzlperger.

Atrás hay una duda que es la del madridista Christoph Metrzelder aunque Löw cuenta con que su defensa central más importante, que ha pasado por una larga lesión, esté en forma para el torneo.

El estilo de juego de la era Löw es bastante similar al que imperó durante la era Klinsmann, basado en pasar rápidamente al ataque tras la recuperación de pelota, con laterales con proyección ofensiva.

El juego aéreo puede ser una de las armas claves alemana debido a la probada calidad que tienen como rematadores de cabeza jugadores como Ballack, Klose o Mario Gómez.

Alineación tipo:

Lehmann; Fritz o Lahm, Mertesacker, Metzelder o Westermann, Lahm o Jansen; Schweinsteiger, Frings, Ballack, Hitzlperger; Gómez y Klose.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×