Polonia, una novata que llega de la mano del holandés errante

Desde que Leo Beenhakker se hizo cargo de la Selección Polaca todo va rodado para este equipo, que se presenta por primera vez en su historia en una Eurocopa, después de haberse clasificado...
 Desde que Leo Beenhakker se hizo cargo de la Selección Polaca todo va rodado para este equipo, que se presenta por primera vez en su historia en una Eurocopa, después de haberse clasificado brillantemente con un estilo de juego que convierte a los Tulipan

MEDIOTIEMPO | Agencias27 de Mayo del 2008

  • Beenhakker, feliz con su equipo

Desde que Leo Beenhakker se hizo cargo de la Selección Polaca todo va rodado para este equipo, que se presenta por primera vez en su historia en una Eurocopa, después de haberse clasificado brillantemente con un estilo de juego que convierte a los Tulipanes de Polonia en novatos a tener en cuenta.

Es evidente que el combinado polaco ha cambiado su mentalidad de la mano del veterano técnico, que ha inculcado a los jugadores el mismo estilo de la escuela holandesa que ya ha paseado por medio mundo, incluidos México y España, donde entre otros entrenó al Guadalajara, Zaragoza y Real Madrid.

Los resultados hablan por sí mismos, y hoy Leo Beenhakker es el artífice del resurgimiento del futbol polaco, que desde 1982, cuando finalizó en tercera posición en el Mundial de España gracias a monstruos como Grzegorz Lato o Zbigniew Boniek, no vivía un momento tan dulce.

"Los futbolistas de Polonia han adoptado mi filosofía muy rápido, tienen talento y ahora saben que hay que jugar hacia arriba, tocar el balón, controlarlo y siempre ir a ganar", explicó recientemente Beenhakker en una entrevista.

Esta es la nueva Selección Polaca, que aunque no parte como favorita sí sueña abiertamente con dar la campanada en esta Eurocopa, y para ello muestra su buena actuación en la ronda de clasificación, donde quedó primera de grupo.

Para Beenhakker, Polonia es un conjunto que puede presumir de ser realmente "un equipo, unido, compacto, mentalmente muy fuerte y difícil de batir", ahí están las bazas con las que los polacos acuden a esta cita continental como leones bajo la piel de corderos.

"Por el contrario, no tenemos la técnica que tienen otras selecciones como Italia o España y carecemos de grandes figuras".

Reconoce Beenhakker, a pesar de contar bajo sus órdenes con todo un gran guardameta como es Artur Boruc, portero del Celtic, o el delantero Smolarek, que ha firmado una gran temporada en el Racing de Santander.

Y es que el ariete Euzebiusz "Ebi" Smolarek, autor de nueve tantos en la fase de clasificación, es una de las pocas individualidades de este conjunto uniforme, duro y compacto, todo un muro que además cuenta con el carismático Boruc en la última línea, un verdadero seguro de vida para el conjunto polaco.

Lo cierto es que el compatriota del madridista Jerzy Dudek no sólo es un modelo de colocación, sino que posee unos reflejos felinos y es un especialista en abortar acciones a balón parado, algo que por ejemplo demostró con sus magníficos paradones durante el pasado mundial de Alemania 2006.

Para esta Eurocopa el bombo ha encuadrado a Polonia con Austria, Alemania y Croacia, un grupo en el que a priori los alemanes son favoritos, y entre las otras tres selecciones se deberían jugar el pase a cuartos.

Más allá de lo deportivo, el pique de este grupo B está asegurado ya que para los polacos ganar a sus vecinos germanos es siempre una auténtica obligación patriótica, en un país donde muchos buscan en el terreno de juego una revancha por lo sucedido en la Segunda Guerra Mundial.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×