Austria 0-1 Croacia... Croacia apagó la fiesta de los austriacos

Como un auténtico invitado mal portado, la Selección de Croacia derrotó por la mínima diferencia a Austria, en el inicio de las hostilidades en el Grupo 2 de la Eurocopa 2008, y con ello complicó...
Como un auténtico invitado mal portado, la Selección de Croacia derrotó por la mínima diferencia a Austria, en el inicio de las hostilidades en el Grupo 2 de la Eurocopa 2008, y con ello complicó el pase de los anfitriones a la siguiente ronda.
 Como un auténtico invitado mal portado, la Selección de Croacia derrotó por la mínima diferencia a Austria, en el inicio de las hostilidades en el Grupo 2 de la Eurocopa 2008, y con ello complicó el pase de los anfitriones a la siguiente ronda.

Héctor Cruz | MEDIOTIEMPOEstadio Ernst Happel en Viena, 8 de Junio del 2008 ante un lleno.

  • Los croatas tomaron la cima del Grupo 2
  • Los anfitriones complicaron su pase a la siguiente ronda

Como un auténtico invitado mal portado, la Selección de Croacia derrotó por la mínima diferencia a Austria, en el inicio de las hostilidades en el Grupo 2 de la Eurocopa 2008, y con ello complicó el pase de los anfitriones a la siguiente ronda.

Un gol tempranero de Modric al minuto 4, a través de una pena máxima bien marcada por el silbante holandés Pieter Vink, le dio el triunfo a los croatas sobre los austriacos, pese a que estos últimos dominaron casi todo el encuentro.

Tras el gol, Croacia cedió la iniciativa y tuvo mucha fortuna, fue echado atrás por los austriacos, quienes sobre todo en el segundo tiempo estuvieron muy cerca del empate, pero el dominio abrumador que tuvieron no lo pudieron reflejar en la pizarra.

Croacia, con gran fortuna, tomó la punta del Grupo 2, con tres unidades, mientras que Austria se quedó en el fondo sin sumar, complicó su pase, y ahora está a la espera de lo que hagan Alemania y Polonia, en el siguiente encuentro de este sector.

Para la jornada 2, Austria enfrentará a Polonia, mientras que Croacia se medirá con Alemania, ambos encuentros se llevarán a cabo el próximo jueves 12 de junio.

EL PARTIDO

Como un auténtico mal invitado a la fiesta europea arrancó el partido la Selección de Croacia, pues desde el silbatazo inicial se apoderó de la pelota y fue al frente, sin especulaciones sobre el anfitrión austriaco, y esta iniciativa inmediatamente rindió frutos, pues al minuto 4 los croatas se fueron al frente en el marcador.

El austriaco Rene Aufhauser derribó dentro del área al croata Ivica Olic, por lo que el silbante holandés Vink sin dudarlo señaló el manchón de penalti, que al minuto 4 haría efectivo Luka Modric con un tiro potente al centro de la portería, ante un guardameta que se venció a su derecha para el 0-1.

Con la ventaja tempranera, Croacia comenzó a manejar el balón, a jugar a su propio ritmo, con mayor pelea en el medio campo, y sin dejar de ser peligrosos al frente, pero sobre todo a balón parado, las jugadas de táctica fija fueron una pesadilla para los austriacos, los tiros de esquina o faltas fuera del área se convirtieron en grandes ocasiones de los croatas para marcar.

Al minuto 13’ el croata Srna cobró una falta por derecha, que a él mismo le cometieron y el tiro-centro se paseó por el área chica, en una buena aproximación.

Más porque Croacia comenzó a ceder la iniciativa, que por méritos propios, Austria comenzó a adelantar líneas, aunque sin llegar con verdadero peligro a la meta de Pletikosa, ya que sus aproximaciones fueron tiros muy desviados, o débiles a las manos del portero, como al 18’, un disparo de Prodl directo al cancebero, lo mismo al 23’ por conducto de Aufhauser.

Conforme se fue muriendo el primer tiempo, los anfitriones comenzaron, ahora sí, a ser más peligrosos, pues si bien antes sus llegadas fueron a través de la larga distancia, en los últimos minutos tuvieron más profundidad, al 39’ un pase filtrado para Harnik dentro del área sobre la línea, fue bien tapado por la zaga cuando el austriaco mandó una diagonal peligrosa.

Para la parte complementaria, Austria siguió en la misma tónica de la parte final del primer tiempo, tuvo el balón, el medio campo, se aproximó, pero sin peligro, mientras que Croacia cedió la iniciativa con el peligro de sólo tener un gol de ventaja.

Austria comenzó a tener en Harnik a su mejor hombre, un extremo por derecha, que fue profundo, y desequilibrante, pero por más que mandó buenos centros desde la línea final, no hubo un compañero que cerrara la pinza, o bien, la zaga croata resolvió con efectividad, como al 57’.

Croacia comenzó a responder, pero fue muy intermitente, al 59’ Modric entró por derecha, con peligro, mandó un centro que los austriacos mandaron a tiro de esquina, ya en el corner, cobrado por Srna, Kovac logró conectar con la testa pero desviado, en los últimos chispazos ofensivos de peligro.

Austria se apoderó completamente del partido, la recuperación croata en el medio campo fue nula, por lo que sus jugadas fueron iniciadas desde su propia meta, ante unos anfitriones cada vez más peligrosos, cada vez más cerca del empate.

Por izquierda, el recién ingresado por Austria, Vastic, comenzó a desequilibrar, al 77’, en un tiro libre, sacó un disparo con ángulo cerrado por la banda izquierda, que el portero apenas pudo desviar, posteriormente, al 78’, Harnik mandó un centro fuera del área, que Vastic conectó con la testa en los linderos de la misma, y muchísimos problemas controló el guardameta austriaco, pero el empate, parecía, estaba muy cerca.

Los minutos finales fueron de total dominio austriaco, siempre encima de los croatas, pero con mala fortuna, ya que sus hombres no pudieron anotar el gol del empate, y tras esta derrota por la mínima diferencia, su panorama se complica, ya que en justas tan cortas como esta Eurocopa, un descalabro en la primera ronda casi significa el adiós, sobre todo estando en el mismo sector que Alemania.

Todavía en tiempo de reposición el Kienast conectó un centro dentro del área con la testa, que pasó apenas desviado, en la última jugada del encuentro.

EL ARBITRAJE

Buen trabajo del holandés Pieter Vink, quien decretó sin titubeos el penalti de Rene Aufhauser sobre el croata Ivica Olic al minuto 3’, no se dejó influir por estar en Viena, la capital de los anfitriones. Aunque sí tuvo un pecado grave, que fue no expulsar al jugador austriaco Pogatetz, quien ya amonestado cometió una falta fuerte sobre Ivica Olic que era, mínimo de cartón preventivo, al minuto 27. [mt][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×