España 4-1 Rusia... España goleó a una indefensa Rusia

 España llegó a esta Euro considerada como uno de los fuertes. Pero Rusia no se quedaba atrás, con una escuadra joven y con jugadores valiosos como Pavlyuchenko o Semak. 
 España llegó a esta Euro considerada como uno de los fuertes. Pero Rusia no se quedaba atrás, con una escuadra joven y con jugadores valiosos como Pavlyuchenko o Semak. 
  España llegó a esta Euro considerada como uno de los fuertes. Pero Rusia no se quedaba atrás, con una escuadra joven y con jugadores valiosos como Pavlyuchenko o Semak. 

Fernando Ruiz Moffat | MEDIOTIEMPOEstadio Tivoli, 10 de Junio, ante un lleno total

  • David Villa logró hacer un Hat-trick

 España llegó a esta Euro considerada como uno de los fuertes. Pero Rusia no se quedaba atrás, con una escuadra joven y con jugadores valiosos como Pavlyuchenko o Semak. 

Los ibéricos, con jugadores que militan en las mejores ligas del mundo, como lo son la inglesa y la misma española, fueron más claros y contundentes. Rusia no supo aprovechar las oportunidades más claras, a diferencia de España, que las que tuvo las concretó. 

Villa, Torres, Iniesta, Xavi, Capdevila y hasta Casillas fueron algunos de los más sobresalientes en este partido. España circuló por todo el campo con libertad, con orden y con muchísima idea. Los rusos fueron más ganas que orden.

La Furia Roja conquistó sus primeros tres puntos y sorprendió con una goleada en su debut, algo sólo hecho por Holanda frente a Italia. De hecho, Villa, con sus tres anotaciones en este partido, se coloca como el mejor anotador del torneo del Viejo Continente. 

EL PARTIDO 

España comenzó dominando el encuentro con claridad. Rusia trató de jugar con un versátil 4-5-1, denotando, más que nada, que no subestimó en lo más mínimo el ataque de La Furia Roja. La banda izquierda de los ibéricos fue la más explotada desde el arranque del encuentro con David Villa, aunque Iniesta le daba movilidad a la media en todo lo ancho.

Pero los rusos no se quedaban atrás, aunque evidentemente intentarían más bien jugadas al contragolpe, con Pavlyuchenko tratando de penetrar por el costado izquierdo, perfilándose al área o buscando el centro.  

Y los rusos no se iban a quedar sólo esperando, pues al minuto 16 ya comenzaban a ser dueños del partido, con llegadas ahora por derecha, de donde un centro y un pase filtrado dejaron a Semshov dentro del área y con el balón en los pies. El 20 ruso desperdició mandando a un lado, pero con esto demostraban que no iban a ser conservadores en el terreno de juego. A España le estaba costando cada vez más llegar rumbo al marco de Akinfeev. 

Y llegó el gol español justo cuando los papeles se habían invertido, Rusia apostaba y llegaba y España buscaba el contragolpe. La jugada fue de pizarrón, el "Niño" Torres hizo todo por izquierda, entrando al área quitándose la marca con autopase y dejando el honor del gol a Villa en pase diagonal. Dos minutos después Rusia estrelló un balón en el poste en fogonazo de Pavlyuchenko. Otro minuto y España disparaba a la puerta rusa. El partido estaba de ida y vuelta apenas al minuto 24. 

El resto del primer tiempo Rusia tuvo un poco más de claridad, pero no fue precisamente quien propuso el partido. España no bajó la guardia. Capdevila salió por izquierda, pasó a Iniesta que estaba un poco más tendido hacia la derecha, y este puso un trazo perfecto, filtrado, a la entrada al área de Villa. Segundo de La Roja y segundo del "7" español. Así terminó la primera mitad, con una contundencia de los ibéricos que no respondía a un dominio en el terreno. Los dos habían llegado, la diferencia es que los españoles sí tenían a alguien que terminara con éxito las jugadas. 

Rusia empezó la segunda mitad con mucho empeño. Necesitaba llegar con más frecuencia al marco de Iker Casillas y tenía con qué, la cuestión sería concretar las jugadas.

Conforme pasaron los minutos España apostó por no arriesgar demasiado a algunas de sus figuras. Fernando Torres salió del campo apenas al 53, haciendo suponer que el Técnico Luis Aragonés pensaba en cuidarlo, más que en que el 9 estuviera teniendo un mal desempeño. Eso tampoco significó que los ibéricos tuvieran menos incisión en el ataque, de hecho llegaron más que en el primer tiempo, hasta con dos disparos a puerta en algunas jugadas.  

Los de La Roja explotaron ahora las dos bandas, su juego a la ofensiva era muy vertical. Con todo el equipo ruso defendiendo, exceptuando Pavlyuchenko, los españoles cambiaron la estrategia, abrir las bandas.

La figura de Rusia, Pavlyuchenko, fue el artífice del primer gol de su Selección en la Euro y el único en este partido. Los españoles bajaron la guardia. Confiados, los ibéricos no marcaron al 19 dentro del área en un tiro de esquina. Casillas sólo pudo mirar cómo el 19 ruso remataba prácticamente solo y en la línea del área chica. 

Pero la osadía de los rusos despertó de nuevo a los españoles. En una descolgada, Xavi entró por derecha, lanzó un potente disparo que, después de ser rechazado por el arquero Akinfeev, fue retomado por Cesc Fábregas, quien de cabeza anotó el cuarto de La Roja al minuto 90. Primero para él con la casaca española. 

EL ARBITRAJE  

Bueno por parte del austriaco Konrad Plautz. El partido exigió poco, pues en general fue limpio y sin jugadas polémicas. Queda la duda de si en el último gol Fábregas estaba ligeramente adelantado, pero la buena ubicación del abanderado avaló la decisión del juez central.

[mt][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×