Holanda 2-0 Rumania... La Naranja Mecánica sigue siendo una aplanadora,...

-Sigue toda la Euro por Medio Tiempo
 -Sigue toda la Euro por Medio Tiempo

Fernando Ruiz Moffat | MEDIOTIEMPOEstadio de Suiza, 17 de Junio, ante un lleno total

  • Holanda ganó los tres partidos de su grupo

-Sigue toda la Euro por Medio TiempoHolanda volvió a ser aplastante. No fue una aplanadora como la vista frente a Francia o Italia, más que nada porque jugó con una gran cantidad de suplentes. Aún así, la Naranja Mecánica se encargó de acabar con el sueño de Rumania, equipo que necesitaba una victoria, mezclada con el resultado entre Francia e Italia. Poco le pudo importar al equipo valaco el resultado en el otro partido, pues los tulipanes se encargaron de aplastarlos en la segunda mitad, lapso en el que los rumanos se vieron sumamente apagados.Lejos quedó el equipo rumano que se metió en apuros a las selecciones de Francia e Italia, forzándolas a un empate. Frente a Holanda, los nervios y el desorden pesaron más que las ganas de conseguir el boleto a la segunda ronda.La Naranja Mecánica, que termina como líder del Grupo 3, deberá esperar el resultado de mañana entre Suecia y Rusia, equipos del Grupo 4, en el que la calificada España es primer lugar y se enfrentará a Italia. En ese mismo Grupo, Grecia quedó eliminada.EL PARTIDORumania, obligada a conseguir un resultado, se volcó sobre el territorio holandés desde los primeros minutos. Los holandeses, armados prácticamente con puros suplentes, no se empeñaron en dominar el partido en sus inicios. Eso, aún considerando que sus sustitutos son jugadores de muy alto nivel.Los rumanos tuvieron el balón controlado los primeros 20 minutos, sobre todo por su banda derecha.  Mutu, al ataque, tuvo quizás la más clara de los rumanos cuando, después de recibir el balón en el área después de un tiro libre por izquierda, intentó cruzar a Maarten Stekelenburg, el portero suplente que estaba teniendo su oportunidad en este partido.El juego dio la oportunidad a varios jugadores holandeses sobresalientes. La diferencia entre los suplentes y los titulares es poca, pues en este partido se podían leer en las camisetas los nombres de Van Persie, Robben, Engelaar y la de la joven promesa de la Naranja Mecánica, Klaas Jan Huntelaar, quien tuvo, en la primera mitad, por lo menos tres oportunidades de mucho peligro que, o bien pasaron por encima del larguero, o se diluían en el fuerte muro de la zaga rumana.Al minuto 30 de la primera mitad, la balanza estaba más equilibrada. Holanda decidió agregarse al ataque, gracias al orquestador Arjen Robben y al mismo Engelaar.Pero Rumania no se caía con nada. Nicolita, Cocis, Niculae y Mutu fueron las piezas clave del ataque valaco. Las llegadas se fueron volviendo cada vez menos frecuentes, pero no menos peligrosas. Mutu se atrevió a disparas hasta en tres ocasiones de fuera del área, con pelotas que pasaron cerca del marco de Stekelenburg.La primera parte finalizó con un partido parejo, con opciones para los dos y con un marcador igualado que sin duda seguía afectando a Rumania, sobre todo después de que Italia, también al término de los primeros 45 minutos, se ponía al frente por 1-0 frente a Francia.Al inicio del segundo tiempo, Holanda dejó claro que tenían recursos con que ponerse adelante. Van Persie quedó sólo con su marca, entró al área y disparó raso. El arquero Lobont evitó que la pelota entrara, recostándose hacia su lado izquierdo.Al 54, Holanda por fin abrió el marcador. El artillero Huntelaar mandó la pelota a las redes después de rematar un balón que venía raso desde su banda derecha, en pase de Ibrahim Afellay. Engelaar ayudó haciendo una pantalla, dejando pasar la pelota entre sus piernas para que Huntelaar sólo tuviera que poner la parte interna del pie izquierdo para rebotar el balón al fondo de la cabaña de Lobont.A partir de ahí, Holanda se apropió del partido. Rumania, con más nervios que buen futbol, se preocupó por no recibir una segunda anotación y por tratar de conseguir una oportunidad de anotar. Dos cosas complicadas de hacer al mismo tiempo, así que fue ahí donde Holanda encontró más oportunidades. El arquero Stekelenburg fue, desde ese momento, un espectador más en este partido.La Naranja Mecánica hizo algunos cambios para ser más ofensivos. Entró Dirk Kuyt por derecha y Afellay se fue al costado opuesto. También entró Melchiot para darle fuelle al ataque. Incluso el mismo Huntelaar se agregó a las bandas en algunas ocasiones. Los tulipanes dominaban la cancha en toda su extensión.Al 82 los rumanos tuvieron un leve destello al ataque. Nicolae Dica centró por derecha para que Mutu intentara rematar. El ataque valaco se deslavó por sus propios errores, pues no encontraron cómo pegarle a la pelota. De ahí consiguieron un tiro de esquina, del que no salió absolutamente nada. Por lo menos estaban teniendo el balón y pisando el área defensiva holandesa. Pero no por mucho tiempo.Al 86, Van Persie acabó con cualquier pensamiento positivo de los rumanos. Después de escapar por izquierda y rehacerse después de tropezar con un defensa, el 7 holandés disparó de zurda para meterla por el ángulo superior derecho del marco de Lobont, entre el portero y los postes que forman la escuadra. Otra más de Holanda, dos minutos después, estuvo a punto de convertirse en el 3-0 desde los botines de Demy de Zeeuw. La pelota pasó cerca del marco de Lobont.EL ARBITRAJEBueno del suizo Massimo Busacca, quien sólo tuvo que sacar una vez las tarjetas del bolsillo y prácticamente al final cuando, al minuto 78, amonestó al rumano Chivu por una falta fuera de su área. El resto del partido fue muy tranquilo, sin jugadas que pusieran en duda el actuar del árbitro.-Sigue toda la Euro por Medio Tiempo[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×