El siguiente seleccionador austriaco necesita más crédito: Hickersberger

Josef Hickersberger, seleccionador de Austria durante la Eurocopa 2008, dijo hoy, después de anunciar en las últimas horas que no seguirá al frente del equipo, que "el siguiente seleccionador...
 Josef Hickersberger, seleccionador de Austria durante la Eurocopa 2008, dijo hoy, después de anunciar en las últimas horas que no seguirá al frente del equipo, que "el siguiente seleccionador necesita más crédito y apoyo" que el que tuvo él "durante los ú

MEDIOTIEMPO | Agencias24 de Junio del 2008

  • Aseguró que se va en el momento adecuado

Josef Hickersberger, seleccionador de Austria durante la Eurocopa 2008, dijo hoy, después de anunciar en las últimas horas que no seguirá al frente del equipo, que "el siguiente seleccionador necesita más crédito y apoyo" que el que tuvo él "durante los últimos meses".

Hickersberger compareció en conferencia de prensa, en la que confirmó su despedida de la Selección y en la que mostró agradecimiento "en primer lugar, a los aficionados", pero también a la prensa y a sus colaboradores "tanto en el cuerpo técnico, como al resto de los trabajadores. Todos han hecho muy bien su labor".

"Mucha gente se preguntará por qué lo dejo. Les diré que lo dejo porque creo que es el momento adecuado. No hay uno mejor. Y en la vida hay que saber reconocer cuándo llega el momento justo de tomar decisiones", explicó Hickersberger, que como jugador fue uno de los integrantes de la Selección que logró el ';milagro de Córdoba';, cuando Austria derrotó a Alemania (3-2) en el Mundial de Argentina.

"He rejuvenecido esta selección. Esa misión la he cumplido. Y ahora llega el momento de que otro se haga cargo de la misma. Y cualquiera que sea el nombre de mi sucesor, le deseo suerte, porque la va a necesitar. La fase de clasificación para el Mundial de Suráfrica 2010 será muy difícil", advirtió.

Después de dejar entrever hace unos días su intención de permanecer al frente del equipo de la República alpina, Hickersberger explicó su cambio de opinión. "Es cierto que durante la Eurocopa tuve varias conversaciones con (el Presidente de la Federación Austriaca, Friedrich) Stickler acerca de la posibilidad de ampliar mi contrato. La idea era de que si hacíamos un buen papel, yo estaba dispuesto a seguir".

"Y entiendo que las esperanzas depositadas en el equipo no se hicieron realidad. Durante los instantes finales contra Croacia y durante el comienzo del partido ante Polonia hicimos un gran futbol. Pero no pasamos a Cuartos y no pudimos hacer verdadero el ';milagro de Viena'; (derrotar a Alemania en el tercer partido). No lo logramos, me da pena por ello. Y debido a ello saco las consecuencias. Y ese ha sido el motivo", explicó Hickersberger.

"Ya esperaba que saliera alguna gente a expresar su opinión. Pero así es este país. Yo siempre quise lo mejor para el equipo nacional y para el fútbol austriaco. Y si en Stegersbach (centro de concentración del equipo) di a entender que seguía fue porque en Stegersbach hubo momentos muy emocionales, cuando el corazón iba por delante de la cabeza", indicó Hickersberger, único austriaco que ha ganado partidos en un Mundial como jugador y como seleccionador (lo fue en el de Italia';90).

El técnico indicó, no obstante, que "es imposible la colaboración con una liga en la que algunos ';managers'; (de equipos austriacos) afirman públicamente cómo tenía que haber efectuado las alineaciones o de qué manera tenía que haber diseñado las tácticas. Unos ';managers'; que tampoco han logrado grandes éxitos con sus clubes".

"Como sucesor mío estaría bien Guus Hiddink (holandés, seleccionador de Rusia). Si quieren les doy su número de teléfono", ironizó Hickersberger. "Pero, en estos momentos, el interés de los entrenadores de primera línea por entrenar a Austria creo que no es demasiado grande", apuntó.

"Para mí, la Eurocopa no ha sido suficientemente buena. Y también hubo un periódico que sacó una encuesta en la que afirmaba que el 65 por ciento de los austriacos estaban en contra de Hickersberger. Noté que había falta de confianza y falta de respeto. Y el respeto es lo principal. Con todas estas premisas es mejor no prolongar el contrato", dijo el entrenador.

Admitió, además, que el detonante definitivo de su decisión fue un artículo publicado en el diario Kurier en el que algunos ';mánagers'; de equipos de la liga austriaca manifestaban sus críticas al técnico.

"Hubiese sido más fácil dejarlo durante el otoño de 2007, cuando me estaban pisoteando y sólo el 3 por ciento de los austriacos pensaban que era el técnico ideal para Austria", indicó Hickersberger, que no vería con malos ojos que le sustituyese su, ';segundo'; en la Eurocopa, el ex internacional Andreas Herzog.

"Para mí tiene todas las cualidades necesarias para serlo, aunque hay quien dirá que no ha entrenado a ningún club. Creo que tiene las aptitudes suficientes para ser mi sucesor. Pero yo no decido. Ni aconsejo. Lo único que hago es desearle lo mejor a quienquiera que sea mi sucesor", apuntó Hickersberger.

[EFE][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×