Tostao recuerda con alegría al Brasil de 1958

El ex futbolista Tostao, miembro de la legendaria Selección brasileña que conquistó la Copa del Mundo de México en 1970, considera que el equipo de Brasil que hoy hace exactamente 50 años se...
 El ex futbolista Tostao, miembro de la legendaria Selección brasileña que conquistó la Copa del Mundo de México en 1970, considera que el equipo de Brasil que hoy hace exactamente 50 años se impuso en el Mundial de Suecia de 1958 es un modelo mundial de b

MEDIOTIEMPO | Agencias29 de Junio de 2008

  • El brasileño agregó que la belleza fue una característica del aquel equipo

El ex futbolista Tostao, miembro de la legendaria Selección brasileña que conquistó la Copa del Mundo de México en 1970, considera que el equipo de Brasil que hoy hace exactamente 50 años se impuso en el Mundial de Suecia de 1958 es un modelo mundial de belleza y eficacia."Todos, entrenadores y jugadores, deberían asistir a los partidos de la Selección de 1958 pero no para repetir el pasado sin para constatar que esos astros existen y que no son productos de la imaginación", afirmó Eduardo Goncalves de Andrade "Tostao" en una columna que escribió hoy para el diario Folha de Sao Paulo."No se puede regresar atrás, pero se puede jugar un futbol más bonito. No basta con vencer. Técnicos y jugadores tienen que tener también un compromiso con el espectáculo", afirmó Tostao al referirse al legado de la Selección que conquistó el primero de los cinco títulos mundiales de Brasil y cuya hazaña en conmemorada hoy en todo el país.El Campeón Mundial en 1970 admitió que recientemente tuvo la oportunidad de ver por completo las imágenes restauradas de los partidos de la Copa de 1958 en los que Brasil venció a Francia por 5-2 y a Suecia por el mismo marcador en la Final."Me emocionó ver a Pelé antes de ser coronado "rey", a Didí, el "príncipe etíope", a Nilton Santos, la "enciclopedia", a Garrincha, el "Charles Chaplin de zapatillas" y a otros excepcionales jugadores", afirmó.Según Tostao, en la Selección brasileña de 1958 estaban juntos "cuatro de los mayores jugadores en la historia del futbol"."Didí jugaba con la cabeza erguida sin mirar al balón y con gran elegancia. Cada pase con la parte externa del pie era una obra de arte. Garrincha bailaba en la cancha. Balanceaba su cuerpo, dejaba al marcador paralizado y salía por la derecha. Nilton Santos preveía el pase, anticipaba y desarmaba sin tocar al adversario", aseguró."Y Pelé pensaba más rápido que un computador. Antes de tener el balón en los pies, calculaba la velocidad de los compañeros, de los adversarios, del balón y la relación del espacio en el tiempo. Encontraba siempre el espacio más corto para el gol. Con 17 años ya ejecutaba al más alto nivel todos los fundamentos técnicos", agregó.Tostao considera que Pelé tiene razón cuando asegura que la Selección de 1958 tenía más astros y era más organizada tácticamente que la Selección brasileña de 1970, que para muchos comentaristas es considerada como el mejor equipo del mundo."Con Pelé y Garrincha juntos Brasil jamás perdió un partido. La Selección de 1970, que unió el talento individual con el colectivo, y el arte con la ciencia, hizo la transición entre el futbol puro, intuitivo y espontáneo de 1958 y el de hoy, de mucha marcación y velocidad", aseguró el ex futbolista."Lástima que los técnicos hipertrofiaron la parte científica y táctica, y valoraron poco el arte y la belleza del juego", agregó al insistir en que la Selección de 1958 fue modelo de belleza.[EFE][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×