Tribunal apoya a clubes, pero Messi, Diego y Rafinha jugarían

La saga en torno a la presencia de Lionel Messi, Diego y Rafinha en el futbol olímpico dio un giro rocambolesco el miércoles cuando el Tribunal de Arbitraje Deportivo falló a favor de los clubes...
 La saga en torno a la presencia de Lionel Messi, Diego y Rafinha en el futbol olímpico dio un giro rocambolesco el miércoles cuando el Tribunal de Arbitraje Deportivo falló a favor de los clubes en su disputa con la FIFA, y acto segui

MEDIOTIEMPO | Agencias 6 de Agosto de 2008

  • "Sería un acto solidario que armonizaría perfectamente con el espíritu olímpico"

La saga en torno a la presencia de Lionel Messi, Diego y Rafinha en el futbol olímpico dio un giro rocambolesco el miércoles cuando el Tribunal de Arbitraje Deportivo falló a favor de los clubes en su disputa con la FIFA, y acto seguido dos de las instituciones que se resistían a ceder a sus jugadores cambiaron de parecer y autorizaron su participación en el torneo. Poco después de conocido el fallo del tribunal (TAS) a favor de Barcelona, Werder Bremen y Schalke, los clubes alemanes cambiaron su posición y autorizaron a Diego y Rafinha a jugar con Brasil. Todavía no se conocía la posición del Barcelona, en el que milita el argentino Messi, pero el técnico albiceleste Sergio Batista dijo que el delantero jugará el jueves ante Costa de Marfil, en el inicio del torneo. El máximo foro judicial deportivo señaló que no hay un estatuto que obligue a los clubes a ceder a sus futbolistas menores de 23 años para jugar en las Olimpiadas. "Los equipos están en el derecho de pedir a sus jugadores que regresen a Europa", dijo el miércoles en una rueda de prensa el Secretario General del TAS, Mathieu Reeb. El TAS indicó en su fallo que el torneo olímpico "no está incluido en el calendario coordinado de partidos internacionales y no hay una decisión específica del comité ejecutivo de la FIFA que establezca la obligación de los clubes de liberar a los jugadores menores de 23 años para este torneo". El torneo está reservado para jugadores de 23 años o menos. Messi, Diego y Rafinha cumplen con ese requisito, pero sus clubes se negaron a cederlos. La FIFA emitió un veredicto obligándolos a liberarlos, y los clubes acudieron entonces al TAS. Werder Bremen dijo sentirse reivindicado por el fallo, pero su técnico Klaus Allofs afirmó que, "debido a la disputa legal", la preparación del equipo para la nueva temporada "se hizo mayormente sin Diego y está tan avanzada que no tiene mucho sentido traerlo a esta altura". "Nos complace que el TAS haya confirmado nuestra interpretación legal", añadió el entrenador de Schalke, Andreas Mueller. "Está claramente estipulara en los estatutos de la FIFA". Mueller sostuvo que "aquí no hay vencedores, porque se creó una situación imposible como resultado de la demora en resolver el asunto. Cinco minutos antes del inicio del torneo tenemos que decidir si traer de vuelta a un jugador o no". "Nuestra decisión hubiera sido muy distinta si la posición legal hubiera sido aclarada antes. En ese caso", dijo Mueller, "no hubiéramos permitido que Rafinha viajase bajo ninguna circunstancia". "La FIFA está sorprendida y decepcionada por la decisión, pero la respetamos", declaró su presidente Joseph Blatter, según un comunicado de prensa. "No obstante, les pido a los clubes: ¡Dejen que sus jugadores participen en los Juegos Olímpicos!". "Sería un acto solidario que armonizaría perfectamente con el espíritu olímpico. Sería maravilloso tanto para los jugadores como para los aficionados y el propio deporte", agregó Blatter. En tanto, el Director Ejecutivo de los Juegos, Gilbert Felli, lamentó la decisión del CAS y señaló que el COI y la FIFA buscarán la forma de evitar que ocurra algo similar en futuras olimpiadas. "Las relaciones entre la FIFA y los clubes no están tan bien como deberían y parece que hubo una falta de clarificación por ambas partes. Ahora vamos a trabajar con la FIFA para que las reglas ayuden a los atletas (en un futuro) a participar en los Juegos Olímpicos", indicó Felli. Reeb indicó que si los jugadores se niegan a regresar a sus clubes "incurrirían en la violación de sus contratos". "Este es el momento de sentarse en la mesa y encontrar una solución razonable", dijo Reeb. "No creo que sea en el interés de nadie destruir el que podría ser un torneo extraordinario este año". Mueller expresó que "la FIFA y la Confederación Brasileña de Fútbol estaban al tanto de la situación desde hace meses. Creo que demoraron deliberadamente su resolución para poner en una situación incómoda a los clubes". Los clubes alemanes exigieron a la CBF que cree las condiciones para que los jugadores participen en el torneo y saquen seguros en caso de lesiones.

[AP][foto: AP][r/geca]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×