Theo Walcott, después de un 'hat trick' con la Selección

Con sólo 19 años y tres goles de escándalo, el delantero Theo Walcott, el hombre que arrebató la titularidad en la banda derecha al mismísimo David Beckham en la Selección Inglesa, ha vuelto a...
Con sólo 19 años y tres goles de escándalo, el delantero Theo Walcott, el hombre que arrebató la titularidad en la banda derecha al mismísimo David Beckham en la Selección Inglesa, ha vuelto a acaparar portadas en este país al dar aire en Zagreb al equipo
 Con sólo 19 años y tres goles de escándalo, el delantero Theo Walcott, el hombre que arrebató la titularidad en la banda derecha al mismísimo David Beckham en la Selección Inglesa, ha vuelto a acaparar portadas en este país al dar aire en Zagreb al equipo  (Foto: Notimex)
(Reuters) -

MEDIOTIEMPO | Agencias11 de Septiembre de 2008

  • Arsenal pagó 18 millones por sus servicios

Con sólo 19 años y tres goles de escándalo, el delantero Theo Walcott, el hombre que arrebató la titularidad en la banda derecha al mismísimo David Beckham en la Selección Inglesa, ha vuelto a acaparar portadas en este país al dar aire en Zagreb al equipo de Fabio Capello.Cuando hace dos temporadas, el entonces seleccionador de los "tres leones", el sueco Sven-Göran Eriksson, decidió incluir el nombre de prácticamente un desconocido Walcott en la lista del Mundial de Alemania, los periodistas británicos dedicaron páginas enteras a analizar lo que entonces muchos consideraron un despropósito.No era para menos. Entonces, con Wayne Rooney atravesando un momento de forma casi lamentable para la calidad de ese jugador y con Michael Owen inactivo por lesión durante cinco meses, el equipo nacional se vio desnudo en el ataque y tuvo que apoyarse, de repente, en un adolescente.Lo cierto es que Walcott, el jugador más joven que anota un "hat trick" para Inglaterra, apenas era un chaval de 17 años que tan sólo se había puesto una vez la camiseta de la Selección y que por aquel entonces ni siquiera se había estrenado en el elitista futbol de la "Premier".Inglaterra no lo tuvo fácil para digerir el "capricho" de Eriksson con este delantero -quien, por cierto, debutaba con la Selección Sub-19 mientras el equipo de Eriksson peleaba por su clasificación en ese Mundial-.Y por si fuera poco, la presencia de este "intruso" dejaba fuera a gente con más tablas como era el caso de Darren Bent, el máximo goleador de la temporada por entonces o de Jermaine Jenas.De repente, este país se volcaba un aturdido Walcott, como antes hiciera también con Wayne Rooney.El "Profesor" Arsene Wenger, un talento innato para descubrir y pulir a jóvenes promesas del balompié, se fijó en el atacante cuando éste sólo había disputado 21 partidos con el Southampton, en la Segunda División.Walcott, que se convirtió en el juvenil más caro de la historia -el Arsenal pagó 18 millones de euros por sus servicios- debutó con Inglaterra en un choque amistoso con la Selección Húngara en el Estadio del Manchester United de Old Trafford.Ahora, este país vuelve a hablar de él. En un momento en el que la selección nacional atravesaba un momento de "crisis de identidad" tras haber fracasado a la hora de imprimir un futbol de marca bajo las prometedoras directrices del italiano Capello, los reflejos y la pericia del jovencísimo "gunner" sumieron en el éxtasis a su afición.En 85 minutos -los que estuvo Walcott en el estadio croata de Maksimir antes de ser sustituido por David Beckham- el jugador del Arsenal pasó de ser un adolescente con potencial a convertirse en icono nacional."¿Cómo lo celebrará?", le preguntaron los periodistas británicos ya en vestuarios. Y a esto, el autor del "hat-trick" respondió con timidez y sin darse importancia: "Nada, jugaré un rato con la ';play'; en el avión". Su contribución estelar en el camino de Inglaterra hacia el Mundial de Suráfrica en el 2010, tras haber impresionado también el pasado fin de semana ante Andorra en un choque por lo demás carente de atractivo, no ha sorprendido en absoluto a su mentor, Wenger."No me sorprende porque es un jugador que tiene buen ritmo, remata bien y marca goles pero yo siempre he creído que será un jugador fantástico", comentó el francés, quien puntualiza que lo importante es que Walcott continúe, ahora, "desarrollándose como jugador de equipo".Sin embargo, el míster del Arsenal también ha afirmado que lo que ocurrió en Zagreb debería considerarse algo excepcional. "Incluso para jugadores de 25 o 26 años, marcar tres goles en un partido internacional es una excepción", dijo.El toque de balón, el compromiso, la dedicación y la velocidad de este joven delantero vuelven a desatar comparaciones con el ex Capitán del Arsenal, Thierry Henry.Ante esta "fiebre Walcott", Wenger también ha pedido cautela: "El potencial está ahí pero no vamos a convertirlo ya en un Thierry Henry antes de que lo sea. Un partido es un partido, pero una carrera es otra cosa". Y, a juzgar por el de ayer, de momento, la de Walcott va bien enfilada. [EFE][foto: Mexsport][r/edsag]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×