Real Madrid 4-3 Real Unión... Un Segunda B instala crisis en la casa blanca

El Real Unión, conjunto de Segunda División B, firmó la proeza en el Estadio Santiago Bernabéu, para instalar la crisis en un Real Madrid, al que no sirvió de nada el recital de Raúl González,...
El Real Unión, conjunto de Segunda División B, firmó la proeza en el Estadio 
Santiago Bernabéu, para instalar la crisis en un Real Madrid, al que no sirvió 
de nada el recital de Raúl González, autor de tres tantos, ni la esperanzadora 
aparición de u
 El Real Unión, conjunto de Segunda División B, firmó la proeza en el Estadio Santiago Bernabéu, para instalar la crisis en un Real Madrid, al que no sirvió de nada el recital de Raúl González, autor de tres tantos, ni la esperanzadora aparición de u
(Reuters) -

MEDIOTIEMPO | Agencias11 de Noviembre de 2008

  • Raúl hizo un ';hat trick'; que no sirvió para nada

El Real Unión, conjunto de Segunda División B, firmó la proeza en el Estadio Santiago Bernabéu, para instalar la crisis en un Real Madrid, al que no sirvió de nada el recital de Raúl González, autor de tres tantos, ni la esperanzadora aparición de un canterano como Alberto Bueno.

El Real Madrid se despidió a las primeras de cambio de su primer título, la Copa del Rey, sonrojado ante un Segunda B, que prolongó su gafe en una competición que no gana desde 1993 y en la que encadena actuaciones más ridículas cada temporada.

Un histórico del futbol español como el Real Unión, ahora instalado en el pozo de la Segunda B, tuvo ante las cuerdas en todo momento al Real Madrid, incrédulo e impotente, en un día en el que jugadores que debían reivindicarse ante Bernd Schüster, quedaron retratados.

El sabor a clásico de un duelo con historia copera, dejaba en ventaja de antemano al Real Unión, que había vencido cinco encuentros por tres de los madridistas. El presente, pese a la enorme diferencia de calidad, fue a la par.

Alejados del miedo escénico que antaño provocaba el Santiago Bernabéu, el modesto salió a morder. Lo consiguió. Su técnico, Iñaki Alonso, había mentalizado a sus jugadores con vídeos de películas de guerra e imágenes del partido de ida. Hizo ver a sus futbolistas que, con lucha y unión, eran capaces de dar la gran sorpresa. Estaban ante el momento de su carrera y para el jugador del grande era un ';marrón'; a solucionar.

La defensa de cinco hombres ahogó a un Real Madrid tan desquiciado en el primer acto como el argentino Fernando Gago. Su imprecisión en la manija condujo a su equipo a un juego sin patrón. Enfrente, el pequeño, tenía las cosas claras. Velocidad y pegada.

Juan Ángel Seguro avisó de inicio, a los dos minutos, con un balón que rebotó en Cannavaro cuando iba camino de la red, y Abasolo puso a prueba los reflejos de Dudek. La prueba importante para jugadores menos habituales no solventaban los errores de un Real Madrid sin criterio, sin fe en defensa y previsible en ataque.

Inmerso en una plaga de lesiones, con Pepe, Diarra, De la Red, Robben y Van Nistelrooy en la enfermería, los minutos importantes de la prueba se perdían entre errores de Marcelo, imprecisiones de Gago y jugadas alocadas de Drenthe. Con las ideas más claras, Abasolo asestó el primer golpe. Un error de Marcelo, acabó en centro cruzado y a placer superó a Dudek con su derechazo (m.14).

No daba señales de vida un Real Madrid, que vio pasar 32 minutos hasta que chutó a puerta y en semifallo de Raúl. Viendo el panorama el capitán se multiplicó. Ayudó en el centro del campo, para tocar con criterio y dar velocidad, y asomó siempre con peligro en ataque.

Un pase desesperado de Marcelo lo transformó en gol, aprovechando la salida en falso de Eduard. Su ímpetu le hizo quitarse los galones, pelear cada balón, y en uno de ellos en el centro del campo quedó ';tocado'; para el resto del partido, al cometer una falta y acabar con un fuerte golpe en su pierna derecha.

Nacía la segunda parte con un Real Madrid con defensa de circunstancia. Un fuerte golpe en el cuello dejó a Cannavaro en el suelo y la línea formada por Salgado, Metzelder, Javi García y Marcelo dejaba lugar a las dudas. Se aprovechó de ellas Manu, que con su pase en profundidad, rompió a Metzelder y dejó a Salcedo en un mano a mano con Dudek, que acabó en gol.

La afición del Santiago Bernabéu no era la habitual. Entradas a precios bajos y las invitaciones, evitaron que el aspecto de la grada fuera desolador y que la ilusión por ver un partido evitase la bronca. Así, sin fútbol, el Real Madrid apeló a la garra para remontar.

Inmediatamente Saviola, en su mejor acción, forjó la igualdad. Una pared con Sneijder y pase de gol a Raúl. Tenían 39 minutos por delante para remontar y por primera vez desde que llegó al Real Madrid, Bernd Schüster confió en la cantera. No le falló.

Llamaba a las puertas del primer equipo el máximo goleador del Castilla, Alberto Bueno. Salió fuera de su posición, escorado en la izquierda, pero con un descaro que recordó al debut de uno de sus ídolos, Raúl. Ocho minutos después de entrar recortó a un defensa y desde el vértice del área soltó un misil a la escuadra.

Ante la necesidad, Schüster tiró del nuevo ídolo, Gonzalo Higuaín, y el Bernabéu enloqueció. Raúl cerró su gran noche, firmando su tercer gol cuando buscaba el desmarque de Bueno, y se encontraba con su balón en la red a cuatro minutos del final.

A la desesperada, en el descuento, un balonazo de Raúl buscando la velocidad de Higuaín rozó el gol. Sacó la defensa del Real Unión cuando el balón entraba y se desató la fiesta de un modesto, que se vistió de grande, para sacar a relucir las carencias de un Real Madrid instalado en la mediocridad.

Ficha técnica:

4 - Real Madrid: Dudek; Míchel Salgado, Cannavaro (Javi García, m.46), Metzelder, Marcelo; Gago, Sneijder, Van der Vaart; Drenthe (Bueno, m.60), Saviola (Higuaín, m.80) y Raúl.

3 - Real Unión: Eduard; Larraínzar, Berruet, Iglesias, Gurrutxaga; Manu García, Behobide, Salcedo (Juan, m.62), Seguro (Eneko Romo, m.53), Aitor; y Abasolo (Goikoetxea, m.73).

Goles: 0-1, m.14: Abasolo. 1-1, m.36: Raúl. 1-2, m.49: Salcedo. 2-2, m.51: Raúl. 3-2, m. 68: Bueno. 4-2, m.86: Raúl. 4-3, m.89: Eneko Romo.

Árbitro: Medina Cantalejo (colegio andaluz). Mostró cartulinas amarillas a Metzelder (26), Sneijder (61) y a Seguro (27), Salcedo (38), Manu (83), Goikoetxea (86) y Gurrutxaga(92) por el Real Unión.

Incidencias: encuentro de vuelta de los Dieciseisavos de Final de la Copa del Rey, disputado en el Estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 50.000 espectadores.

[EFE][foto: AP][r/anbr]

No te pierdas