Calero no se amarga con la derrota

El Capitán del Pachuca, Miguel Calero -fiel a su costumbre- dio la cara por sus compañeros a pesar de la amargura de la derrota.
El Capitán del Pachuca, Miguel Calero -fiel a su costumbre- dio la cara por sus compañeros a pesar de la amargura de la derrota.
 El Capitán del Pachuca, Miguel Calero -fiel a su costumbre- dio la cara por sus compañeros a pesar de la amargura de la derrota.  (Foto: Omar Martínez, Notimex)

Alberto Pérez Landa | MEDIOTIEMPO (Enviado)Tokio, Japón. 17 de Diciembre de 2008

  • No culpa al árbitro por la derrota
  • Quiere cambiar la pagina rapido

El Capitán del Pachuca, Miguel Calero -fiel a su costumbre- dio la cara por sus compañeros a pesar de la amargura de la derrota.El portero colombiano ofreció sus conclusiones, con la intención de darle la vuelta a la página lo más pronto posible."Encontrarnos con un gol al minuto cuatro y tener que remar contra la corriente es difícil, me voy con la sensación de que el equipo hizo un buen esfuerzo y jugó bien, pero ya hay que dejarlo atrás, queremos el tercer puesto y dejar una mejor imagen".Con relación al polémico arbitraje del español Undiano, Miguel no quiso profundizar, ni culpar al silbante."Sí fue mano, pero no hubo intención de mi compañero de meterla, esa jugada es la que deriva el segundo gol y nos terminó por descomponer, sin embargo, tratamos de jugar mejor, hicimos un buen segundo tiempo pero faltó paciencia para definir lo poco que creamos".Reconoció que todos sus compañeros, incluido él, se distrajeron con las decisiones arbítrales en momentos importante del juego. "Nos descompusimos con las decisiones arbitrales, nos pusimos a discutir y a pelear, eso a Pachuca nunca le ha favorecido… pero no vale la pena hablar de eso porque ya la teníamos adentro".Lo único que lamentó Calero es, "era un partido accesible, pero siempre nos tocó remar contra la corriente".[mt][foto: O. Martínez/MEXSPORT][r/edsag]

Newsletter
No te pierdas