Año nuevo, las mismas penas para River Plate

Para River Plate, el arranque del año es una nueva versión de la película de terror que le tocó protagonizar en 2008: juega mal, no gana y cada Clásico con Boca Juniors se vuelve una tortura.
 Para River Plate, el arranque del año es una nueva versión de la película de terror que le tocó protagonizar en 2008: juega mal, no gana y cada Clásico con Boca Juniors se vuelve una tortura.

MEDIOTIEMPO | Agencias2 de Febrero de 2009

  • River Plate lleva más de dos meses sin triunfos

Para River Plate, el arranque del año es una nueva versión de la película de terror que le tocó protagonizar en 2008: juega mal, no gana y cada Clásico con Boca Juniors se vuelve una tortura.El último golpe lo recibió el domingo al caer 2-0 ante un equipo de juveniles y suplentes de Boca Juniors en un amistoso revancha del que jugaron hace una semana y que también ganaron los boquenses 2-1.Tras el histórico último puesto en el torneo Apertura, los millonarios confiaban que la llegada del nuevo entrenador Néstor Gorosito ayudaría a dejar atrás las penurias. Pero fue todo lo contrario: River no ganó ninguno de sus compromisos de pretemporada, con lo cual lleva más de dos meses sin triunfos si se toman en cuenta los partidos oficiales de 2008.Al margen de los resultados, lo que más preocupa es la falta de respuestas futbolísticas y anímicas de sus jugadores para salir del mal momento, lo cual se hizo aún más evidente ante el clásico rival.

"Lo humilló", tituló el lunes el diario deportivo Olé. "Los pibes (juveniles) de Boca se divirtieron con River, que ve una camiseta azul y amarilla y se hunde más todavía".River "sigue a la deriva y, en especial, nunca tiene respuestas frente a su tradicional rival", analizó el diario Clarín.La derrota en la víspera terminó definitivamente con la paciencia de los hinchas, que abandonaron el estadio antes de finalizar el partido con insultos al equipo y reclamando el regreso de Ariel Ortega, el máximo ídolo en la actividad, exiliado a un equipo de segunda categoría por sus problemas con el alcohol."Duele que la gente nos insulte, porque somos los primeros que queremos ganar. A veces siento impotencia, porque dejamos todo dentro de la cancha y las cosas no salen", reconoció el atacante colombiano Radamel Falcao, el único del equipo con un nivel aceptable en los partidos de pretemporada."Esto es una vergüenza, así lo sentimos, le pido perdón y paciencia a los hinchas", sentenció el volante Oscar Ahumada, quien le reclamó a los dirigentes la llegada urgente de "alguien que maneje los hilos del equipo".Llamativamente, River todavía no hizo incorporaciones y el fichaje más próximo a concretarse es el enlace Marcelo Gallardo de 33 años y que viene de jugar poco y nada en el DC United de la MLS estadounidense.El "Muñeco" recién estaría en condiciones de jugar a fines de febrero debido a que recientemente se operó por una pubialgia y problemas con los meniscos.Con el mismo plantel y falencias, el panorama luce desalentador a pocos días del arranque del torneo Clausura y a dos semanas del debut en la Copa Santander Libertadores.Un columnista del diario Olé identificado con los colores riverplatenses fue categórico: "Esto no lo arregla Gorosito ni (Alex) Ferguson (técnico del Manchester) ni el más genial DT de futbol. Yo iría por un mago".[AP][foto: AP][r/refl]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×