Milán de las estrellas vuelve a tirar por la borda la temporada

El Milán de las estrellas Kaká, Ronaldinho, Pato y David Beckham ha vuelto a tirar por la borda una temporada después de caer eliminado de la Copa UEFA y quedarse prácticamente sin posibilidades...
El Milán de las estrellas Kaká, Ronaldinho, Pato y David Beckham ha vuelto a tirar por la borda una temporada después de caer eliminado de la Copa UEFA y quedarse prácticamente sin posibilidades de ganar el Scudetto, el ansiado título de Liga.
 El Milán de las estrellas Kaká, Ronaldinho, Pato y David Beckham ha vuelto a tirar por la borda una temporada después de caer eliminado de la Copa UEFA y quedarse prácticamente sin posibilidades de ganar el Scudetto, el ansiado título de Liga.  (Foto: Notimex)
(Reuters) -

MEDIOTIEMPO | Agencias27 de Febrero del 2009

  • La meta que le queda es terminar segundo en el Calcio

El Milán de las estrellas Kaká, Ronaldinho, Pato y David Beckham ha vuelto a tirar por la borda una temporada después de caer eliminado de la Copa UEFA y quedarse prácticamente sin posibilidades de ganar el Scudetto, el ansiado título de Liga.

Por ello, ante este nuevo varapalo, el Vicepresidente del club milanés, Adriano Galliani, acudió esta mañana a Milanello, la ciudad deportiva del club, para hablar personalmente con el entrenador Carlo Ancelotti y con toda la plantilla, según informan los medios de comunicación italianos.

Al equipo propiedad de Silvio Berlusconi sólo le queda este año la obligación, al menos, de conseguir el segundo puesto en el campeonato italiano que le permitiría acceder a la próxima edición de la Champions League sin pasar por la fase previa.

Un pobre objetivo para un equipo plagado de estrellas, comenzando por el brasileño Ronaldinho, por el que el Milán pagó al Barcelona 25 millones de euros, lo que le convirtió en el fichaje más caro de la temporada en Italia.

Un plantilla que prometía espectáculo al inicio del campeonato al contar con tres balones de oro: los brasileños Kaka y Ronaldinho, y el ucraniano Andriy Shevchenko, que regresó esta temporada al club rojinegro tras un paréntesis en el Chelsea inglés.

Figuras a las que se sumó el jugador inglés David Beckhamm en préstamo desde enero y hasta el próximo 9 de marzo, y quien ha destacado en estas semanas por su buen nivel de juego.

Además del esfuerzo económico que ha hecho la sociedad de Berlusconi al renunciar a la oferta de cerca de 100 millones de euros que el Manchester City hizo por Kaka.

No obstante, el Milán está eliminado de la Copa Italia, de la Copa de la UEFA y se encuentra tercero en la Liga a once puntos del líder, el Inter, y con la Fiorentina pisándole los talones.

El Milán confiaba en que esta temporada sería la de los grandes éxitos después de que el año pasado, a pesar de ganar la Copa Intercontinental, fue eliminado por el Arsenal en Octavos de Final del torneo por la Copa de Europa y sólo consiguió quedar en quinta posición en el campeonato liguero.

Los medios de comunicación italianos califican de "fracaso" y "suicidio" la temporada del Milán y se comienza a hablar de nuevo de la posible salida de Carlo Ancelotti del banquillo rojinegro.

El diario "Gazzetta dello Sport" afirmó hoy que los directivos del Milán están pensando en sustituir a Ancelotti con el ex seleccionador nacional y ex jugador del equipo milanés Roberto Donadoni.

"No habíamos jugado nunca tan mal", dijo Ancelotti ayer tras el encuentro con el Werder Bremen alemán que terminó 2-2, y reconoció que la culpa también era suya.

Ancelotti, sin embargo, explicó que la crisis que atraviesa el equipo se debe sobre todo a las numerosas lesiones, entre ellas las del defensa Alessandro Nesta, que prácticamente se ha perdido toda la temporada, así como las de Gennaro Gattuso y Andrea Pirlo.

La prensa deportiva local afirma que será decisivo para el futuro de Ancelotti el próximo encuentro liguero contra el Sampdoria, en el que una derrota le podría costar el puesto.

La imagen de la situación del Milán quedó plasmada ayer cuando tras la sonora pitada que los aficionaros dedicaron al equipo tras el encuentro, el capitán, Paolo Maldini, se llevó el dedo a la boca para mandarlos callar.

[EFE][foto: Mexsport][r/osra]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×