Barras de América y Cali no podrán ingresar al estadio

Las barras bravas de América y Deportivo Cali no podrán ingresar al estadio Pascual Guerrero hasta noviembre a raíz de los serios disturbios que protagonizaron con saldo de varios heridos, entre...
 Las barras bravas de América y Deportivo Cali no podrán ingresar al estadio Pascual Guerrero hasta noviembre a raíz de los serios disturbios que protagonizaron con saldo de varios heridos, entre ellos seis policías.  (Foto: Notimex)
Bogotá, Colombia -
  • Los enfrentamientos entre los miembros de las barras son frecuentes

Las barras bravas de América y Deportivo Cali no podrán ingresar al estadio Pascual Guerrero hasta noviembre a raíz de los serios disturbios que protagonizaron con saldo de varios heridos, entre ellos seis policías.

La medida la anunció el jueves el Alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, en otro intento para tratar de contener la creciente violencia generada por los fanáticos.

"Los miembros de las barras bravas no podrán ingresar al estadio por el resto del campeonato, han dado muestras de indisciplina social, sus miembros son unos desadaptados, han causado daño en bien público, y en bien privado y han atentado contra la vida", señaló Ospina.

Las barras "Frente Radical" del Cali y "Barón Rojo" del América fueron señaladas como las causantes de los disturbios.

Los incidentes se produjeron el miércoles en la noche y afectaron la quinta Fecha por la Copa Colombia, Torneo reservado para equipos de Primera y Segunda Divisiones del futbol local. El campeón se clasificará a la Copa Sudamericana de 2010.

El partido fue suspendido a los 64 minutos cuando el Cali aventajaba 1-0.

Los choques comenzaron en las tribunas poco antes de concluir el primer tiempo. Se aseveró que el detonante fue cuando un hincha del Cali tomó una bandera del América.

Además, según testigos, el defensor del América, Jersson González, supuestamente hizo algunos gestos obscenos antes de cobrar un tiro libre, lo que hizo enfurecer a los seguidores del Cali.

Los revoltosos destruyeron la malla, saltaron a la cancha y esgrimieron armas blancas, botellas, palos y piedras.

Los futbolistas, el árbitro y los jueces de línea huyeron a los vestuarios mientras más de 250 policías se vieron en aprietos para restablecer el orden.

La imagen de un fanático con la camiseta del América empuñando un cuchillo persiguiendo a partidarios del Cali fue transmitida por la televisión.

Los enfrentamientos entre los miembros de las barras son frecuentes y un juego entre el Cali y América por el Torneo de Primera División fue deslucido hace unos meses por serios incidentes con varios heridos y detenidos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×