Argentina gana, pero alarma su rendimiento

Falta de identidad, desorden táctico, ausencia de juego asociado y figuras que no aparecen. Argentina no perdió, pero de su ajustada victoria sobre Colombia sólo se rescatan los tres puntos que le...
 Falta de identidad, desorden táctico, ausencia de juego asociado y figuras que no aparecen. Argentina no perdió, pero de su ajustada victoria sobre Colombia sólo se rescatan los tres puntos que le sirven para acomodarse en posición de clasificación.  (Foto: Notimex)
  • Maradona no eludió culpas y asumió los errores tácticos

Falta de identidad, desorden táctico, ausencia de juego asociado y figuras que no aparecen. Argentina no perdió, pero de su ajustada victoria sobre Colombia sólo se rescatan los tres puntos que le sirven para acomodarse en posición de clasificación en las Eliminatorias Mundialistas. El equipo conducido por Diego Maradona venció 1-0 a los colombianos el sábado en el vapuleado césped del Estadio Monumental, que visto desde el punto de vista del resultado le sirvió para dar vuelta la página después de la histórica derrota 6-1 ante Bolivia y para mantenerse con cierta luz de ventaja en la cuarta ubicación de la tabla, la última que asegura el pasaje directo a Sudáfrica 2010. Pero una mirada más profunda sobre el juego albiceleste deja un saldo negativo. "La Selección dio un paso adelante en la tabla, pero sigue en deuda con el futbol", tituló el diario Clarín el domingo. "El flojo rendimiento encendió una luz de alerta hacia el futuro". La prensa argentina coincide que la falta de definición de los colombianos, especialmente en la primera parte, evitó una catástrofe y advierte que el gol del defensor Daniel Díaz tras un tiro de esquina no debería tapar las serias falencias de funcionamiento que aquejan al seleccionado argentino. "La Selección Argentina jugó tal vez uno de los peores partidos de los últimos tiempos...el rendimiento del equipo no permite otra cosa que una crítica feroz", publicó el diario deportivo Olé. "Una reconstrucción se necesita con urgencia". Lo que más sorprende a estas alturas es la falta de sintonía entre las grandes estrellas, que brillan en sus equipos y se apagan con la casaca albiceleste. Los primeros apuntados son los "tres bajitos", como se denomina por su baja estatura al trío que conforman Lionel Messi, la figura del momento a nivel mundial tras lucirse en el múltiple Campeón Barcelona, Sergio Agüero y Carlos Tevez. "A pesar de las buenas intenciones de Maradona, Messi, Agüero y Tevez no se llevan bien", dijo Olé. Messi, decisivo para el equipo catalán en la conquista de la Liga española, Copa del Rey y Champions League, defraudó a quienes soñaban ver su repertorio de fantasías en Buenos Aires. "Le estela de Messi, nuevo emperador del planeta futbol, se quedó sin propulsión en el Monumental. Por ahora, el romance con Leo sigue siendo satelital", sostiene La Nación. Maradona no eludió culpas y asumió el error táctico de ubicar a Fernando Gago como volante por derecha, una posición que el hombre del Real Madrid no siente y lo llevó a perder por paliza el duelo con el colombiano Vladimir Marín. Fue reemplazado en el segundo tiempo por Javier Zanetti. La apuesta del entrenador nuevamente por la línea de tres defensores también fue cuestionada, ya que la falta de tiempo de trabajo no permite aceitar esa modalidad y Argentina pasa demasiados apuros. La firmeza del debutante arquero Mariando Andújar y el empuje de Juan Sebastián Verón concentraron los pocos elogios. "Falló Maradona, sí. Y fallaron los jugadores. Demasiadas responsabilidades, culpas compartidas a las que el resultado les hizo un guiño y les regaló otra oportunidad", reflexionó La Nación. Argentina, con 22 puntos, está cuarta en las posiciones a dos unidades de los líderes Brasil y Paraguay. El miércoles visitará a Ecuador en la altura de Quito.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×