Bradley, un renovador que quiere dar la sorpresa en Sudáfrica

El seleccionador Bob Bradley, un gran conocedor del futbol estadounidense que además ha dirigido a varios equipos de la Liga Profesional (MLS), ha renovado con éxito el conjunto de las "Barras y...
El seleccionador Bob Bradley, un gran conocedor del futbol estadounidense que además ha dirigido a varios equipos de la Liga Profesional (MLS), ha renovado con éxito el conjunto de las "Barras y las Estrellas" y quiere hacer historia en Sudáfrica.
 El seleccionador Bob Bradley, un gran conocedor del futbol estadounidense que además ha dirigido a varios equipos de la Liga Profesional (MLS), ha renovado con éxito el conjunto de las "Barras y las Estrellas" y quiere hacer historia en Sudáfrica.  (Foto: Notimex)
(Reuters) -
  • Dirigió antes a Chivas USA

El seleccionador Bob Bradley, un gran conocedor del futbol estadounidense que además ha dirigido a varios equipos de la Liga Profesional (MLS), ha renovado con éxito el conjunto de las “Barras y las Estrellas” y se dispone a pelear en la Copa Confederaciones por un lugar en la historia. Bradley, de 51 años, que ha dirigido al Fire de Chicago, Red Bulls de Nueva York y Chivas USA, de la MLS, sigue con su política de trabajar con los jóvenes valores y los veteranos que juegan en el futbol extranjero. Desde que llegó al cargo en diciembre del 2006, Bradley ha sido un gran revulsivo para el equipo y además inició un proceso de renovación del proyecto anterior con la incorporación constante de jóvenes valores que le han permitido tener un balance ganador de 23 triunfos, tres empates y ocho derrotas. Estados Unidos marcha segundo en el torneo de la CONCACAF de clasificación para Sudáfrica 2010, con 10 puntos, dos menos que Costa Rica. Bradley trabaja con una amalgama de las estrellas que militan en Europa, como es el caso de su propio hijo Michael, y los que destacan en la MLS, pero que son desconocidos para el futbol internacional. Estados Unidos no tiene a una gran estrella dentro del equipo nacional, pero si hay talento y un estilo de juego perfectamente definido, en el que impera la disciplina en el campo, la lucha constante y tener la posesión del balón el mayor tiempo posible, por lo que su centro del campo es la línea más sólida. Sin embargo, el equipo que dirige Bradley ha alcanzado un buen equilibrio en todas sus posiciones con jugadores como el arquero Tim Howard (Everton); los defensas Carlos Bocanegra (Rennes), capitán del equipo, y el gigantón Oguchi Onyewu (Standard Lieja), que en los últimos dos años se ha consolidado como un gran central. El relativamente joven centro del campo está encabezado por su hijo Michael, de 21 años, que milita en el Borussia Moenchengladbach y es la nueva figura del equipo. También ha destacado en los últimos meses, Sacha Kljestan (Chivas USA), de 23 años al demostrar el potencial que posee para llegar a ser un buen jugador. Junto a los jóvenes valores, Bradley también confía en profesionales veteranos como los mundialista del 2006, DaMarcus Beasley (Rangers) y Clint Dempsey (Fulham), otro de los fijos del seleccionador. Para la Copa Confederaciones de Sudáfrica Bradley también podría llevarse al cada día más incógnita Freddy Adu (Mónaco), al méxico-americano José Francisco Torres (Pachuca), y a Ricardo Clark (Houston Dynamo). Una vez más en el ataque, el artillero clave será el goleador Landon Donovan (Bayern Munich/Los Angeles Galaxy), que canalizará el máximo de balones cuando lleguen al área contraria, al lado de Jozy Altidore, del Xerez español, de 19 años, cedido por el Villarreal y que brilló en el partido contra Trinidad y Tobago del pasado 1 de abril con los tres goles de la victoria por 3-0. Con todos ellos, Bradley quiere llegar a la Copa Confederaciones no para conseguir un tercer puesto como en las ediciones de 1992 y 1999, pero sí con la intención de sorprender a históricos rivales como Brasil e Italia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×