Brasil llegó a Sudáfrica para disputar la Copa Confederaciones

Sin mucha fanfarria, Brasil llegó el jueves a Sudáfrica para revalidar su título en la Copa Confederaciones.
 Sin mucha fanfarria, Brasil llegó el jueves a Sudáfrica para revalidar su título en la Copa Confederaciones.
Bloemfontein, Sudáfrica -
  • Recibieron una sencilla bienvenida

Sin mucha fanfarria, Brasil llegó el jueves a Sudáfrica para revalidar su título en la Copa Confederaciones.

En un avión fletado, pintado con los colores blanco, verde, amarillo y azul de la bandera brasileña, Kaká, Robinho y compañía recibieron una sencilla bienvenida a las 7:30 de la noche.

Muy poca gente se acercó al aeropuerto de Bloemfontein, uno cuyo remozamiento sigue en marcha, para ver a los Pentacampeones Mundiales. La seguridad mantuvo bastante lejos a quienes llegaron a la terminal.

"Es una pena que no podamos ver a los jugadores", dijo Wendy Nkutsho, de 30 años. "Aquí hay varios entusiasmados en verles, pero no dejan que nadie se acerque".

Unos 30 reporteros cubrieron la llegada del equipo que al bajar del avión se subió a un autobús y se dirigió directamente a un hotel campestre, el Bloem Spa Lodge.

Cansados tras un largo viaje desde Brasil, los jugadores no dieron declaraciones. Otro reducido grupo de aficionados se agolpó a la entrada del hotel y recibieron al equipo con ritmos africanos.

El equipo se embarcó apenas horas después de haberle ganado el miércoles como local 2-1 a Paraguay por las Eliminatorias Mundialista.

Ese triunfo en Recife, combinado al 4-0 de visita a Uruguay tres días antes, les dejó en la cima de la Eliminatoria Sudamericana con 27 puntos tras 14 Fechas, uno más que su escolta Chile, dos sobre Paraguay y cuatro adelante de Argentina.

"Es valioso llegar a un Torneo como este con dos victorias tan resonantes", dijo Kaká tras el partido contra Paraguay. "Brasil está motivada y rebosante de confianza".

Un buen papel en la Confederaciones también dejaría tranquilo en su puesto al técnico Dunga, blanco constante de críticas desde que asumió la conducción tras la Copa Mundial de 2006.

Brasil, que hace cuatro años en Alemania se alzó con el título de la Confederaciones al vencer a Argentina en la Final, tiene como figura principal a Kaká, la flamante adquisición del Real Madrid.

Su debut será el lunes contra Egipto en Bloemfontein, abriendo la actividad en el Grupo B. Tres días después se medirá con Estados Unidos en Pretoria y para luego cerrar la Primera Fase ante Italia el 21 de junio, también en Pretoria.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×