Kaká existe; Egipto, no

Kaká, jugador que ha fichado por el Real Madrid, centra todo el interés del entorno del equipo de Brasil, mientras que Egipto, el rival de los brasileños en la Copa Confederaciones, no es objeto...
Kaká, jugador que ha fichado por el Real Madrid, centra todo el interés del entorno del equipo de Brasil, mientras que Egipto, el rival de los brasileños en la Copa Confederaciones, no es objeto de atención.
 Kaká, jugador que ha fichado por el Real Madrid, centra todo el interés del entorno del equipo de Brasil, mientras que Egipto, el rival de los brasileños en la Copa Confederaciones, no es objeto de atención.
Bloemfontein, Sudáfrica (Reuters) -
  • Cualquier detalle en torno a Brasil preocupa más que el rival

Ricardo Izecson "Kaká", jugador que ha fichado por el Real Madrid, centra todo el interés del entorno del equipo de Brasil, mientras que Egipto, el rival de los brasileños en la Copa Confederaciones, no es objeto de atención a pesar de lo poco que queda para el encuentro.

En los días previos al inicio de la competición, cualquier detalle en torno a Brasil preocupa más que el rival, en este caso Egipto, y sus características futbolísticas.

El estado de forma de Kaká, la influencia que en su rendimiento puede tener el fichaje por el Real Madrid, las opiniones de sus compañeros sobre su futuro o la valoración de las condiciones económicas del traspaso, centran la atención de los seguidores y también de la prensa brasileña, española e italiana.

Mientras tanto, sobre Egipto nadie sabe y nadie contesta. En cualquier caso, casi nadie contesta porque casi nadie pregunta, ya alrededor de Brasil siempre se respira la sensación de que para ganar cualquier Torneo es imprescindible derrotar a los rivales que se presenten con independencia de su entidad, historial o estado de forma.

En este contexto prepara el equipo de Carlos Verri "Dunga" la Copa Confederaciones, que llega cuando el combinado brasileño acaba de dar el paso casi definitivo para estar dentro de un año nuevamente en Sudáfrica, pero en esa ocasión para disputar un Mundial.

La victoria del miércoles ante Paraguay en Recife por 2-1 ha puesto la clasificación al alcance de la mano de los brasileños, horas antes de que sus jugadores cambiaran de continente y climatología y se prepararan para medirse a rivales de un perfil diferente.

Las expectativas de futuro de sus jugadores o el frío que hace en Bloemfontein son objeto de atención muy por delante del planteamiento del encuentro contra Egipto.

Cuando, poco menos que por sorpresa, un jugador tiene que dar una opinión sobre Egipto, la respuesta pasa por reconocer que se sabe poco del rival, pero que pronto habrá información.

"Estamos a la espera de que Dunga nos hable de cuáles son sus armas y su estilo, pero de momento no tenemos más noticias", fue la escueta respuesta del delantero Luis Fabiano, cuando se le preguntó por el combinado egipcio.

Más interés despierta, por ejemplo, la climatología de Bloemfontein en pleno invierno del hemisferio sur. Se trata de una ciudad en la que los días son calurosos, pero la temperatura baja rápidamente en el momento en el que el sol desaparece, algo que ocurre como tarde a las cinco y media.

Varios jugadores de Brasil están acostumbrados al frío de las ciudades europeas, pero muchos de los que han llegado desde Brasil, incluidos los periodistas, han necesitado de abrigos, guantes, gorros y bufandas para protegerse del frío en la sesión de entrenamiento del sábado, ya que no están acostumbrados a estas condiciones.

El trabajo empezó a las 16.30 con un sol muy bajo, que desapareció pronto y obligó a los asistentes a abrigarse. Cuando el equipo acabó de entrenar era noche cerrada y apareció la lluvia. Fue un chaparrón corto, poco habitual en el invierno sudafricano.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×