FIFA recalcó detalles a mejorar para el 2010

La FIFA admitió hoy que el transporte y la seguridad son dos de las cuestiones clave para mejorar en la organización dentro de un año en Sudáfrica de la Copa del Mundo de 2010.
La FIFA admitió hoy que el transporte y la seguridad son dos de las cuestiones clave para mejorar en la organización dentro de un año en Sudáfrica de la Copa del Mundo de 2010.
 La FIFA admitió hoy que el transporte y la seguridad son dos de las cuestiones clave para mejorar en la organización dentro de un año en Sudáfrica de la Copa del Mundo de 2010.
(Reuters) -
  • Obama podría asistir al Mundial de Sudáfrica

La FIFA admitió hoy que el transporte y la seguridad son dos de las cuestiones clave para mejorar en la organización dentro de un año en Sudáfrica de la Copa del Mundo de 2010, al tiempo que considera que el país reúne todas las condiciones para ofrecer un buen Mundial. Así lo indicaron a los periodistas el Presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y el Secretario General de esta organización, Jerome Valcke, quienes admitieron que en cuanto al transporte "en algunos lugares no se ha trabajado bien", según señaló Valcke. Además, Joseph Blatter, afirmó que cabe la posibilidad de que el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acuda al Mundial si su agenda se los permite. Para Blatter es muy importante que el Mundial se dispute en África, ya que este continente siempre tuvo países candidatos a organizar la competición como fue el caso de Marruecos, Egipto o Nigeria. "Además Sudáfrica ya estuvo como participante en el Mundial de 199 en Francia", dijo. Blatter considera muy importante la iniciativa del anterior presidente de la FIFA, Joao Havelange, que auspició la llegada del Mundial a Asia. "Así se rompió la hegemonía de Europa y Sudamérica y ahora podemos decir que sin rotaciones no habría competición", afirmó. "África le da mucho al futbol y aquí este deporte es muy popular. Para nosotros está cuestión no es financiera, sino de carácter moral", indicó. Jerome Valcke, por su parte, insistió en que una Copa Confederaciones no es una Copa del Mundo. "Se trata de un test que se debe experimentar en todos los campos de actuación, entre ellos el de las entradas. En ese sentido para la próxima edición, en Brasil en 2013, habrá que ajustar precios y conocer los mercados locales, porque en este torneo no hay tantos extranjeros", dijo. También señaló que hay que aprender de cómo se ha trabajado en los cuatro estadios del torneo para aplicarlos a la próxima Copa del Mundo. "Los aspectos de seguridad han ido bien gracias y en las inmediaciones de los estadios es algo que se debe al esfuerzo de la Policía Local y, por tanto, del Gobierno. En esta competición el Mundo ha visto que Sudáfrica puede ofrecer un buen Mundial", indicó. Respecto a la presencia de extranjeros dentro de un año durante la Copa del Mundo, Valcke admitió que en algunos sitios como Bloemfontein faltan lugares seguros y baratos para acoger a algunos de los aficionados que viajarán a Sudáfrica para ver la competición. Sobre lo que quedará en Sudáfrica tras la celebración de la Copa del Mundo, Blatter confía en que estos se utilicen para competiciones organizadas, aunque pueden tener un valor social para acoger exhibiciones y conciertos. "En cualquier caso, en el libro del legado de futuro que ofrecerá la Copa del Mundo a este país ya hay algunos capítulos escritos. Se han generado trabajo e inversiones. En Soweto hay un proyecto de un billón de dólares aportado por el Gobierno británico que generará un efecto que avanzará como una bola de nieve", indicó. También recordó las mejoras en telecomunicaciones, carreteras, aeropuertos e infraestructuras, además de apuntar que si se mejora la seguridad, esto se proyectará sobre todo el país, que pasará a ser más seguro y la gente de Sudáfrica estará orgullosa de ello. "Prueba de la confianza que existe es que todos los patrocinadores esperan el éxito del acontecimiento", concluyó Blatter.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×