Goles de Owen podrían eclipsar la chequera del City

Si tener mucho dinero es para algunos el barómetro para medir la grandeza de un club, el intento del Manchester United por ganar el título de la Premier League por cuarto año seguido podría ser...
Si tener mucho dinero es para algunos el barómetro para medir la grandeza de un club, el intento del Manchester United por ganar el título de la Premier League por cuarto año seguido podría ser estropeado por un rival de su propio patio.
 Si tener mucho dinero es para algunos el barómetro para medir la grandeza de un club, el intento del Manchester United por ganar el título de la Premier League por cuarto año seguido podría ser estropeado por un rival de su propio patio.
Londres, Inglaterra -
  • Manchester City pasó a ser el club más rico del mundo

Si tener mucho dinero es para algunos el barómetro para medir la grandeza de un club, el intento del Manchester United por ganar el título de la Premier League por cuarto año seguido podría ser estropeado por un rival de su propio patio.

Después de haber sido comprado por un miembro de la familia real de Abu Dhabi el pasado septiembre, el Manchester City pasó a ser el club más rico del mundo y ha recurrido a la chequera de sus dueños para entreverarse en la elite de Inglaterra y que no se descarte que pueda ganar el título por primera vez desde 1968.

Al gastarse 94 millones de libras (158 millones de dólares) en cinco jugadores y tal vez con varios más de renombre en el futuro, el Manchester City superó con creces a los cuatro grandes del futbol inglés. El Manchester United, en cambio, apenas si utilizó algo de los 80 millones de libras que recibió del Real Madrid por la venta de Cristiano Ronaldo y no pudo retener a Carlos Tevez.

Tevez se pasó al equipo vecino, sumándose a las contrataciones de Roque Santa Cruz, Emmanuel Adebayor y Kolo Touré. Con el brasileño Robinho que ya estaba a bordo, el equipo dirigido por Mark Hughes puede presumir de una combinación de ataque letal y una buena defensa

"Vamos bien. La inversión que se ha hecho es excepcional. Estamos realmente complacidos con la calidad de jugadores que hemos reunido hasta ahora", dijo Hughes.

Pero el entrenador del Manchester United, Sir Alex Ferguson, hizo la que puede ser la adquisición clave cuando sacó a Michael Owen de un Newcastle que pasará la próxima Temporada en Segunda División, adquiriendo al delantero de 29 años sin pagar un solo centésimo por su ficha.

"Es un goleador natural y su trayectoria lo dice todo", dijo Ferguson sobre el ex Liverpool y Real Madrid.

Si Owen logra evitar las lesiones que han sido su tormento reciente, podría ser la movida maestra y conseguir los laureles que nunca obtuvo en sus ocho años en Anfield.

Su ex club dependerá en demasía de Steven Gerrard y Fernando Torres.

A diferencia de años previos, el técnico del Liverpool, Rafa Benítez, no se ha movido mucho en el mercado de pases y tras una intensa pulseada al final aceptaron vender a su volante Xabi Alonso al Real Madrid. Los “Reds” adquirieron al italiano Alberto Aquilani de la Roma para reemplazar al mediocampista español.

Chelsea estrena otro técnico, su quinto en dos años, con la llegada del italiano Carlo Ancelotti.

Pese a la inmensa riqueza de su dueño Roman Abramovich, los “Blues” estuvieron muy callados en cuanto a compras, salvo la de Yuri Zhirkov del CSKA Moscú.

Arsenal hizo otro tanto y su entrenador Arsene Wenger echará mano más que nunca al talento surgido de las canteras del club. El fichaje más notable fue el defensor Thomas Vermaelen del Ajax. Wenger apuesta al genio del mediocampista español Cesc Fábregas, a la recuperación del volante checo Tomas Rosicky y el ruso Andry Arshavin en plenitud como ingredientes para volver a la cima, aunque no sorprendería que los “Gunners” caigan del pedestal de los cuatro grandes tras deshacerse de Adebayor y Touré.

El gasto del City no es lo único que pone en peligro el monopolio del cuarteto tradicional. Varios rivales más de la Premier se han puesto las pilas.

La última vez que Manchester United, Chelsea, Arsenal y Liverpool no acapararon los cuatro primeros sitios fue en 2005, año en el que Everton quedó cuarto.

Si bien Tottenham y Aston Villa han tocado la puerta para meterse en la zona de la Champions League, los dos ahora temen que el City les robe el mandado.

"El City tal vez no sea el favorito para ganar la Liga, pero deberían serlo", dijo Martin O'Neill, técnico del Villa, que quiere mejorar su sexto puesto en la pasada Temporada.

El City tiene la ventaja de que no tendrá que ocuparse de compromisos en copas europeas.

"Sólo tienen que concentrarse en 38 partidos, además de la Copa de la Liga y la Copa FA, que no empieza hasta en enero", dijo O'Neill. "Ahora mismo diría que ya no hay cuatro grandes, sino cinco".

Wolves, Birmingham y Burnley son los nuevos equipos en el Torneo. Burnley reaparece tras haber estado ausente desde 1976 y a 49 años de que salieron campeones.

Los tres largan de inmediato como candidatos al descenso, acompañados por Hull, Wigan, Bolton, Sunderland, Blackburn, Portsmouth y Stoke.

La Temporada de la Premier League arranca este fin de semana con el partido entre Manchester United y Chelsea en el Community Shield de la FA.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×