La liga portuguesa ganó 27mde en sus fichajes gracias al Porto

La Liga Portuguesa de Futbol terminó el período de transferencias de jugadores con un saldo positivo de 27 millones de euros gracias, sobre todo, al buen ojo del club Porto, que ganó 44 millones...
 La Liga Portuguesa de Futbol terminó el período de transferencias de jugadores con un saldo positivo de 27 millones de euros gracias, sobre todo, al buen ojo del club Porto, que ganó 44 millones en la compra-venta de futbolistas.  (Foto: Reuters)
(Reuters) -
  • Porto desembolsó 20.5 millones en adquisiciones

La Liga Portuguesa de Futbol terminó el período de transferencias de jugadores con un saldo positivo de 27 millones de euros gracias, sobre todo, al buen ojo del club Porto, que ganó 44 millones en la compra-venta de futbolistas. De acuerdo con datos obtenidos en el regulador portugués del mercado de valores, al que los principales clubes informan de sus transacciones, el Tetracampeón de la Liga lusa facturó esta temporada 66 millones de euros por ceder jugadores y sólo desembolsó 20.5 en adquisiciones. En el balance total de la Liga, los principales rivales de Porto -Benfica y Sporting- se mantuvieron muy lejos de esa notable marca de gestión financiera. Al contrario, el Benfica fue el que más gastó en la temporada y terminó el período con un déficit en el comercio de futbolistas de 25 millones, tras compras de bulto como la del brasileño Ramires (7,5 millones), el español Javi Garcia (7 millones) y el argentino Saviola (5 millones). El otro club favorito de los lisboetas, Sporting, no realizó ninguna venta y el único cheque que entró en su caja fue el de los 2.5 millones de euros por "derechos de formación" que recibió con la venta de Cristiano Ronaldo del Manchester United al Real Madrid. Oporto ha destacado una vez más entre sus rivales como un equipo con buen ojo a la hora de elegir jugadores y comprarlos a buen precio para luego sacar por ellos hasta 50 veces más de lo que pagó. Ese fue el caso del francés de origen senegalés, Aly Sissokho, de 21 años, comprado por el Porto en enero de este año al club luso Vitória de Setúbal por 300 mil euros, y vendido seis meses después por 15 millones. En los seis meses que estuvo en el equipo de los "Dragones", el lateral izquierdo -conocido por su rapidez e imponente físico- se proclamó Campeón de la Liga y de la Copa de Portugal, lo que le puso en el punto de mira de muchos clubes. Después de haber perdido el contrato de 15 millones con el Milán, al ser rechazado en los exámenes médicos por sus dientes deformados, el lateral izquierdo terminó en el Olympique de Lyon, que lo compró por los mismos 15 millones y le dio el visto bueno sin problemas en la prueba médica. Otro fenómeno de revalorización que aportó beneficios importantes al club luso fue el argentino Lisandro López, de 26 años, vendido al galo Olympique de Lyon en julio por 24 millones de euros, más otros cuatro millones vinculados a los éxitos deportivos futuros en su nuevo equipo. En 2005, cuando ese jugador fue descubierto por los “Dragones”, su traspaso fue comprado al argentino Racing Club por apenas 2,35 millones de euros, aunque el año pasado el Porto pagó otros 4.4 millones a Global Soccer Agencies, que poseía el otro 50 por ciento del pase del jugador. Pero, aún sumados los dos pagos, el delantero argentino multiplicó por tres su valor para la caja del Oporto mientras jugaba en ese club. Su compatriota, "Lucho" González, de 27 años, que llegó al Porto en 2005, proveniente del River Plate, ayudó a los dragones lusos a ganar tres ligas nacionales (2005-06, 2007-08 y 2008-09) y la Copa de Portugal de la Temporada 2005-06. En los cuatro años que defendió la camisa blanca y azul, el delantero argentino, comprado a plazos por 10.2 millones (3.6 millones en 2005 y otros 6.6 en 2007) fue vendido esta temporada a los franceses del Olympique de Marsella por 18 millones de euros. Al margen de esas operaciones tan rentables el Porto hizo caja con la suma de otros traspasos de menor importe, como Paulo Machado -vendido al Toulouse por 3.5 millones- e Ibson, vendido al Spartak de Moscú, por 4.5 millones de euros. Además de su éxito económico el Porto tiene desesperados a sus principales rivales porque tras cuatro años seguidos de hacerse con el título de campeón de la Liga lusa parece tenerlo también en propiedad.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×