Brasil atento a la altura de La Paz

Clasificada de antemano a la Copa Mundial, Brasil se prepara para enfrentar el domingo a Bolivia con la solitaria preocupación de la altura de La Paz.
 Clasificada de antemano a la Copa Mundial, Brasil se prepara para enfrentar el domingo a Bolivia con la solitaria preocupación de la altura de La Paz.
Río de Janeiro, Brasil -
  • Dunga trató de desterrar cualquier temor entre sus jugadores

Clasificada de antemano a la Copa Mundial, Brasil se prepara para enfrentar el domingo a Bolivia con la solitaria preocupación de la altura de La Paz.

El elenco de estrellas comandadas por el técnico Dunga entrena en Teresópolis, una región montañosa en las afueras de Rio de Janeiro con la esperanza de mantener su racha ganadora en la Eliminatoria Sudamericana, incluso en los 3.650 metros de altura de La Paz.

Uno de los que ya probó jugar en la altura es el volante Diego Souza, quien acompañó a su equipo Palmeiras para un partido en Bolivia.

"Jugé en Potosí (Bolivia), es difícil respirar, parece que uno se va a desmayar", recordó Souza, con grandes opciones de actuar como titular el domingo. "Si fuera a jugar en La Paz, voy a dar el máximo y tratar de actuar como un boliviano".

Souza, considerado la principal figura del actual campeonato brasileño, sueña con hacer el partido de su vida y quizás marcar un gol en la altura de La Paz.

"Si me dan la oportunidad, será el juego de mi vida, necesito mostrarle al entrenador que tengo condiciones de estar en la Selección", expresó el talentoso volante de Palmeiras.

En tanto, el lateral izquierdo André Santos nunca actuó a ese nivel y admite estar preocupado.

"Es realmente complicado, es como tener dos adversarios. No tengo experiencia con eso pero tenemos que adaptarnos para hacer un juego excelente. Será difícil pero tenemos que superarnos", declaró André Santos.

El técnico trató de desterrar cualquier temor entre sus jugadores por la altura e instó a sus jugadores a dejar de pensar en eso.

"Brasil tiene que usar su calidad técnica, (la altura) es difícil para los dos, no podemos insistir en eso porque se convierte en algo psicológico", advirtió Dunga.

Mantuvo misterio sobre los jugadores que actuarían el domingo, al señalar que "voy a ver quién está en mejores condiciones y poner en el campo un equipo equilibrado".

El técnico afirmó el miércoles que prentede mantener un contacto más cercano con los jugadores a partir del próximo año para asegurar que llegará a Sudáfrica con un grupo de 23 atletas en las más altas condiciones posibles.

"Los jugadores tienen un club por detrás, con profesionales que cuidan de su situación. Nosotros daremos toda la asistencia y el próximo año vamos a tener un contacto más cercano con todos los jugadores que han participado de la Selección Brasileña", expresó Dunga.

Brasil se trasladará el sábado a Santa Cruz de la Sierra y el domingo se desplazará a La Paz, horas antes del partido.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×