Lula autorizó al banco estatal a financiar estadios del Mundial 2014

El Presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva autorizó al estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) a financiar hasta el 75 por ciento del costo de los estadios para la...
 El Presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva autorizó al estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) a financiar hasta el 75 por ciento del costo de los estadios para la Copa del Mundo de Brasil en 2014.  (Foto: Reuters)
(Reuters) -
  • Son 12 estadios en donde se disputará el Mundial

El Presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva autorizó al estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) a financiar hasta el 75 por ciento del costo de los estadios para la Copa del Mundo de Brasil en 2014, anunció hoy el Ministro brasileño de Deportes, Orlando Silva. De acuerdo con el Ministro, el Jefe de Estado autorizó la creación de una línea de crédito por hasta 4 mil 800 millones de reales (unos 2 mil 790.7 millones de dólares) para financiar las obras de construcción o reforma de los doce estadios en que se disputarán los partidos del Mundial de 2014. Cada estadio podrá optar por un préstamos de hasta 400 millones de reales (unos 232.6 millones de dólares). El estatal BNDES es el banco de fomento al desarrollo de Brasil y el principal responsable por la financiación de las obras de infraestructura en el país. Silva hizo el anuncio tras participar en una reunión en la que el asunto fue discutido entre Lula y los ministros de Planificación, Paulo Bernardo Silva, y de las Ciudades, Marcio Fortes. De acuerdo con el ministro de Deportes, las empresas que se adjudiquen los respectivos contratos de construcción o reforma de los estadios tendrán derecho a solicitarle créditos al BNDES con plazo para pagar a doce años y una carencia de tres años. Los créditos, además, serán concedidos con una tasa de intereses preferencial, muy inferior a la cobrada por los bancos comerciales. Los recursos podrán ser usados tanto en la construcción o reforma de los estadios como en las obras de infraestructura en los alrededores de los escenarios deportivos para facilitar la accesibilidad. La autorización para que el BNDES apoye la construcción de los estadios con créditos preferenciales contradice la intención inicial de la Confederación Brasileña de Futbol (CBF) de que los escenarios deportivos fuesen construidos por la iniciativa privada sin recursos públicos. El propio Presidente de la CBF, Ricardo Teixeira, reconoció recientemente que las obras para al menos nueve de los doce estadios tendrían que ser financiadas con recursos públicos debido a que los escenarios eran propiedad de gobiernos regionales o municipales. Lula también decidió en la reunión de hoy que las empresas responsables por las obras en los tres estadios privados tendrán derecho al mismo crédito y en las mismas condiciones que las que construirán los estadios públicos. "Los inversores privados podrán acceder a los créditos con las mismas reglas. Apenas tendrán que presentar sus garantías", dijo Silva. Los tres estadios privados que serán usados en el Mundial son el Morumbí de la ciudad de Sao Paulo, que pertenece al club Sao Paulo, el Beira Río de la ciudad de Porto Alegre, de propiedad del club Internacional, y el Arena da Baixada de la ciudad de Curitiba, cuyo dueño es el club Atlético Paranaense. Uno de los compromisos de Brasil con la Federación Internacional de Asociaciones de Futbol (FIFA) es iniciar las obras necesarias para los estadios en marzo del próximo año.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×