En París también piden que se repita el Francia-Irlanda

En Francia también se alzan voces que piden la repetición del encuentro del pasado miércoles contra Irlanda en el que los galos consiguieron la clasificación para el Mundial de 2010 tras un gol...
En Francia también se alzan voces que piden la repetición del encuentro del pasado miércoles contra Irlanda en el que los galos consiguieron la clasificación para el Mundial de 2010 tras un gol conseguido gracias a una evidente mano.
 En Francia también se alzan voces que piden la repetición del encuentro del pasado miércoles contra Irlanda en el que los galos consiguieron la clasificación para el Mundial de 2010 tras un gol conseguido gracias a una evidente mano.
(Reuters) -
  • Sarkozy se disculpó con el Ministro irlandés

En Francia también se alzan voces que piden la repetición del encuentro del pasado miércoles contra Irlanda en el que los galos consiguieron la clasificación para el Mundial de 2010 tras un gol conseguido gracias a una evidente mano del delantero Thierry Henry. La Ministra Francesa de Economía, Christine Lagarde, se mostró tajante al asegurar que "sería bueno que se volviera a jugar el partido". "Estoy muy contenta de que Francia esté en el Mundial, pero es muy triste haberse clasificado con esta trampa", afirmó la Ministra en la radio RTL. Las declaraciones de Lagarde, uno de los pesos pesados del Gobierno Francés, se producen después de que el Ejecutivo irlandés y su Parlamento solicitaran oficialmente a la FIFA la repetición del encuentro. La responsable de las finanzas francesas aseguró que la Federación Internacional "debe revisar las normas si éstas son malas". Lagarde tomó postura por la repetición del partido mientras sus jefes directos echaron balones fuera. El Presidente, Nicolas Sarkozy, se negó a pronunciarse por la mano de Henry y se limitó a pedir disculpas al primer ministro irlandés, Brian Cowen, durante la cumbre de la Unión Europea (UE) que ambos compartían en Bruselas. "No me pidan que me ponga también en el puesto del árbitro, luego me acusan de estar en todos los frentes", dijo Sarkozy. El primer ministro, François Fillon, aseguró que los Gobiernos no deben inmiscuirse en los asuntos de la FIFA. En general, la clase política francesa se divide entre los que piden la repetición del encuentro y los que apelan a olvidar el incidente, aunque todos ellos coinciden en señalar que la clasificación para el Mundial les produce "más que orgullo, vergüenza". La frase la pronunció la ministra de Sanidad y Deportes, Roselyne Bachelot, y fue repetida por otros miembros del Ejecutivo. Otras voces políticas se muestran menos tajantes. "En un mundo ideal el partido tendría que repetirse, pero no vivimos en un mundo ideal", afirmó el centrista François Bayrou. Para el socialista François Hollande la mano de Henry sobrepasa la esfera futbolística y entra de lleno en la de la "ética deportiva", al constituir un mal ejemplo para los jóvenes. Y ante la avalancha de críticas contra Henry, tachado de "tramposo hipócrita" en algunos medios, la ministra de Deportes salió en su defensa: "Nadie ha dicho que la mano fuera voluntaria". El futbolista relató al término del encuentro que había tocado el balón con la mano e, incluso, que se lo había dicho al colegiado sueco, pero éste le respondió: "Usted no es el árbitro". Pocos en Francia temen que se repita el encuentro, una hipótesis que parece muy lejana pese a que existe un precedente, un Uzbekistán-Bahrein de 2005. Entonces el árbitro cometió un error técnico. Señaló un golpe franco a Bahrein después de que un uzbeko entrara en el área cuando se lanzaba un penalti, cuando la regla precisa que hubiera hecho repetir la pena máxima. En el caso de la mano de Henry se trata de un error de apreciación y no de un fallo técnico, lo que hace difícil que se repita el encuentro. La FIFA, de momento, no le ha puesto fecha al estudio de la reclamación de los irlandeses. Por encima del debate, la jugada ha reabierto el debate sobre la necesidad de introducir el vídeo en el arbitraje de los partidos de futbol. Una iniciativa a la que se opone el presidente de la UEFA, Michel Platini, un francés muy respetado en su país. Pero la mano de Henry ha llegado a manchar al ex futbolista. "Los franceses no tienen que sentirse incómodos con esa jugada. Bueno, uno sí, Platini, que siempre se ha opuesto al vídeo", aseguró el diputado conservado Fréderic Lefebvre.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×