Brasil y Bielsa brillantes; Argentina y Maradona opacos

Brasil arrasó en las eliminatorias, en las que Argentina tambaleó de la mano de Diego Maradona y entró gateando al Mundial de 2010. Chile, con su técnico Marcelo Bielsa convertido en ídolo, logró...
Brasil arrasó en las eliminatorias, en las que Argentina tambaleó de la mano de Diego Maradona y entró gateando al Mundial de 2010. Chile, con su técnico Marcelo Bielsa convertido en ídolo, logró su mejor campaña y entró segundo, seguido por Paraguay
 Brasil arrasó en las eliminatorias, en las que Argentina tambaleó de la mano de Diego Maradona y entró gateando al Mundial de 2010. Chile, con su técnico Marcelo Bielsa convertido en ídolo, logró su mejor campaña y entró segundo, seguido por Paraguay  (Foto: Notimex)
Buenos Aires, Argentina -
  • Después de haber estado en Corea-Japón 2002 al frente de Argentina

Brasil arrasó en las eliminatorias, en las que Argentina tambaleó de la mano de Diego Maradona y entró gateando al Mundial de 2010. Chile, con su técnico Marcelo Bielsa convertido en ídolo, logró su mejor campaña y entró segundo, seguido por Paraguay. Con más angustia que los Albicelestes, Uruguay completó el quinteto de sudamericanos rumbo a Sudáfrica al doblegar en el Repechaje a Costa Rica, que no pudo seguir el rumbo exitoso que en las Eliminatorias de la CONCACAF trazaron Estados Unidos, México y Honduras. Como en los buenos viejos tiempos, Brasil tuvo un año de excepción: también ganó la Copa Confederaciones al vencer 3-2 en la final a Estados Unidos, en Johanesburgo, y terminó segundo detrás de España en el ranking anual de la FIFA. Fue una dulce revancha para su técnico Dunga, a quien los torcedores le gritaban "burro" a mediados de 2008 cuando Brasil marchaba cuarto en las eliminatorias y su juego dejaba mucho que desear. A Maradona no le gritaron "burro", quizás porque aún impone respeto por su glorioso pasado como jugador. Pero los murmullos de la disconformidad afloraron en cada partido de Argentina, salvo cuando debutó con una goleada 4-0 ante Venezuela, a fines de marzo en Buenos Aires. Después, recibió baños de humillaciones como el que le dio Bolivia 6-1 en La Paz y su archienemigo Brasil 3-1 en Rosario. Novato como técnico, Maradona clasificó a su equipo con agónicas victorias 2-1 con Perú en Buenos Aires y 1-0 ante Uruguay en Montevideo, cuando quebró las reglas del protocolo con duros exabruptos hacia sus críticos que le costaron una suspensión temporaria por parte de la FIFA. Los argentinos, en general, están desencantados tanto del trabajo del ex Pibe de Oro como con el de Lionel Messi, figura del Barcelona que este año ganó el Balón de Oro y el premio al mejor jugador del año de la FIFA. Sin la pompa de Maradona y con los éxitos hablando por su silencio, Bielsa sacó patente de ídolo en Chile, poco habituado a tener equipos tan ofensivos. Bajo la conducción del argentino, Chile cumplió la mejor campaña de su historia en eliminatorias, en las que metió 32 goles en 18 partidos, apenas uno menos que Brasil. El "Chupete" Humberto Suazo, flamante Campeón de México con el Monterrey, fue el máximo cañonero con 10 tantos, uno más que el brasileño Luis Fabiano. Bielsa irá a su segundo mundial después de haber estado en Corea-Japón 2002 al frente de Argentina, que llegó entre los favoritos y se despidió en primera ronda. Gerardo Martino, discípulo de Bielsa, cumplió su objetivo al frente de Paraguay y de no mediar imprevistos será el tercer técnico argentino en Sudáfrica, teniendo en cuenta también a Maradona. México abrirá el Mundial cuando enfrente a Sudáfrica el 11 de junio por el Grupo A que completan Uruguay y Francia, según el reciente sorteo en Ciudad del Cabo. Esa llave es una de las más complicadas para los latinoamericanos, junto con la G, en la que el Pentacampeón Brasil se las verá con Portugal, comandado por Cristiano Ronaldo, Costa de Marfil, con Didier Drogba, y Corea del Norte. Argentina parte como favorita del Grupo B, que completan Corea del Sur, Nigeria y Grecia, mientras que el H cuenta con tres equipos de Iberoamérica: España, Chile y Honduras, además de Suiza. Paraguay quedó en la zona del actual campeón, Italia, mientras que a Estados Unidos le tocó en suerte un grupo que encabeza Inglaterra, monarca en 1966. A nivel de clubes, Estudiantes de Argentina ganó la Copa Libertadores, el torneo más importante de la región, al vencer en la final 2-1 a Cruzeiro de Brasil en Belo Horizonte (0-0 en La Plata). Juan Sebastián Verón, la figura del equipo y del torneo, levantó la copa que su padre Juan Ramón alzó también con Estudiantes en 1968/69/70. Estudiantes terminó segundo en el mundial de clubes al perder 2-1 el sábado en la final contra el Barcelona, el mejor equipo del planeta que arrasó con todos los títulos que se le pusieron de frente. El monarca de la CONCACAF, Atlante de México, culminó cuarto al sucumbir en una definición por penales frente al Pohang Steelers de Corea del Sur. Liga de Quito, por su parte, embolsó la Copa Sudamericana al imponerse 5-4 en el marcador global a Fluminense de Brasil. (5-1 en Quito y 0-3 en Río). Los ecuatorianos alcanzaron así el trébol de títulos más importantes del continente tras conquistar la Libertadores de 2008 y la Recopa Sudamericana a mediados de 2009 a expensas de Internacional de Porto Alegre. México se consagró campeón de la Copa de Oro de la CONCACAF al golear 5-0 al local Estados Unidos, al que no vencía en la última década.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×