Los 'Bafana' buscarán en 2010 la redención de un año vulgar

Dentro de 161 días los 'Bafana-Bafana' tendrán la oportunidad de reivindicar su futbol en el partido inaugural del Mundial 2010 ante México y ante la mirada atenta de cientos de millones de...
Dentro de 161 días los 'Bafana-Bafana' tendrán la oportunidad de reivindicar su futbol en el partido inaugural del Mundial 2010 ante México y ante la mirada atenta de cientos de millones de espectadores en todo el planeta.
 Dentro de 161 días los 'Bafana-Bafana' tendrán la oportunidad de reivindicar su futbol en el partido inaugural del Mundial 2010 ante México y ante la mirada atenta de cientos de millones de espectadores en todo el planeta.  (Foto: Notimex)
Johannesburgo, Sudáfrica (Reuters) -
  • Sudáfrica buscará ser protagonista en su Mundial

Dentro de 161 días los 'Bafana-Bafana' tendrán la oportunidad de reivindicar su futbol en el partido inaugural del Mundial 2010 ante México y ante la mirada atenta de cientos de millones de espectadores en todo el planeta. Ninguna Selección anfitriona en la fase final de ningún Mundial se ha despedido de la competición en primera ronda, pero mucho deberán cambiar las cosas en este 2010 para la Selección de Sudáfrica si pretende tener un papel protagonista en su hogar. Los 'Bafana' (muchachos en zulú) consiguieron clasificarse con mucha suerte para las Semifinales de la Copa Confederaciones, donde cayeron dignamente frente a la todopoderosa Brasil, que sólo pudo abatir a la Selección local con un gol de falta directa del barcelonista Alves cuando quedaban 4 minutos del tiempo reglamentario. Fue sin duda el mejor momento del año 2009 para Sudáfrica, cuyas estadísticas globales no son muy halagüeñas: en dieciocho partidos internacionales encajó 20 goles y tan sólo consiguió marcar nueve, lo que refleja la preocupante falta de puntería de una delantera dinámica y fogosa pero poco resolutiva. Entre sus rivales de 2009 se cuentan selecciones de verdadero empaque, como Brasil, Portugal, España, Serbia, Chile o Japón, selecciones mundialistas a las que no pudo superar, pero también otras de un peso menor, como Polonia, Noruega o Islandia, antes las que también perdió sin conseguir haber visto portería. Los malos resultados, llegando a encajar nueve derrotas en los últimos diez partidos del año, acabaron con el periplo de Joel Santana en el banquillo sudafricano, que fue sustituido por Carlos Alberto Parreira, quien ya sabe lo que es conquistar un Mundial, el que ganó la Brasil de Romario, Bebeto y Dunga en 1994. Pero el fichaje de Parreira es como una vuelta al principio, pues ya estuvo al frente de Sudáfrica hace dos años sin haber obtenido unos resultados excesivamente brillantes. Parreira tiene, pues, un arduo trabajo por delante: hacer competitivo a un equipo nacional que en el Mundial debutará con México, el rocoso equipo de Javier Aguirre, y que después deberá medir su fútbol con el de dos selecciones que ya saben lo que es levantar el trofeo: Francia y Uruguay. El técnico brasileño cuenta con todo el respaldo de la Federación Sudafricana de Futbol, que ha diseñado un calendario apretadísimo para que la liga local se dispute contrarreloj, por lo que Parreira dispondrá de casi todos sus internacionales desde principios de marzo. Durante esos tres meses antes del Mundial, los Bafana se medirán a equipos brasileños, alemanes y africanos para tratar de ir afinando su juego colectivo de cara a la fase final del Mundial 2010, un año que ha de servirles para como reivindicación pero también como redención.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×