El Derbi milanés calentará el campeonato

El Derbi Milanés siempre despierta emociones, pero en esta ocasión puede ser además decisivo para el campeonato pues los 90 minutos depararán la escapada del Inter o un Milán con todas las...
El Derbi Milanés siempre despierta emociones, pero en esta ocasión puede ser además decisivo para el campeonato pues los 90 minutos depararán la escapada del Inter o un Milán con todas las papeletas para conseguir el scudetto.
 El Derbi Milanés siempre despierta emociones, pero en esta ocasión puede ser además decisivo para el campeonato pues los 90 minutos depararán la escapada del Inter o un Milán con todas las papeletas para conseguir el scudetto.
Milán, Italia (Reuters) -
  • El Milán quiere vengarse de la goleada que recibió en la ida

El Derbi Milanés siempre despierta emociones, pero en esta ocasión puede ser además decisivo para el campeonato pues los 90 minutos depararán la escapada del Inter o un Milán con todas las papeletas para conseguir el scudetto. Para los aficionados se trata sin duda del partido del año, pues el Milán se puede poner a tres puntos del líder de la clasificación, el Inter, y con un partido aún por recuperar. Además los rojinegros quieren vengarse del 4-0 que el Inter les infringió en el partido de ida. La vigésima primera jornada del campeonato italiano también ofrece otro plato fuerte el Juventus-Roma, donde ambos equipos luchan por el tercer puesto en la clasificación. Además del enfrentamiento en el terreno de juego, el derbi milanés ofrecerá el desafío entre los dos entrenadores del momento: el afianzado José Mourinho y la revelación Leonardo. A ambos técnicos las cosas se les han complicado en las últimas horas, ya que tendrán que prescindir de una larga lista de lesionados. Aunque la cantidad de estrellas en ambos equipos es tal que el espectáculo no se verá mermado. En el Inter preocupan las condiciones del serbio Dejan Stankovic y de Thiago Motta, quienes podrían no recuperarse antes del domingo. Mientras que en las filas del Milan no estará el brasileño Alexandre Pato, quien ha viajado a su país para recuperarse de una lesión que le obligará a estar tres semanas de baja. El temor de Leonardo es la defensa debido ante las molestias de Alessandro Nesta, quien podría dejar su puesto al georgiano Kakhaber Kaladze, y la lesión de Gianluca Zambrotta. Mientras que el centrocampista holandés Clarence Seedorf comenzará el encuentro sentado en el banquillo, al no estar al cien por cien tras su lesión. Las ausencias no han sido nunca un problema para el técnico brasileño y ex jugador rojinegro que ha sabido echar mano de jóvenes como Luca Antonini e Ignazio Abate, que estarán en el campo. Pero el secreto de la remontada del Milán, tras el mal comienzo de temporada, se llama Ronaldinho. El ex barcelonista se encuentra en el mejor momento desde que llegó al "calcio", como demostró con su "hat trick" al Siena. Junto a un renacido "Dinho" se puede sumar la incorporación del inglés David Beckham que, como la temporada pasada, llegó al equipo milanés en el mercado de invierno cedido por su equipo Los Ángeles Galaxy. Ronaldinho es el jugador que más preocupa a "Mou", quien está blindando su defensa, sobre todo ante los cinco goles encajados en los últimos dos encuentros, y por ello para parar al brasileño preferirá al joven Davide Santon al colombiano Ivan Cordoba, que mostró dificultades en las pasadas jornadas. En el otro choque estrella de la jornada, el Juventus busca una importante victoria que le saque de la crisis y espera que el Roma se convierta en la víctima. A pesar de que la sociedad le mostró su confianza tras la derrota con el Chievo Verona, el futuro del técnico "bianconero", Ciro Ferrara, parece depender del resultado de este encuentro. La buena noticia para Ferrara es la vuelta al grupo de Moussa Sissoko, tras la eliminación del Mali en la Copa de África, así como podrá contar con la pareja Alessandro Del Piero-Amauri, tras el partido de sanción que obligó al brasileño a perderse el encuentro contra el Chievo Verona. La Vecchia Signora recibirá en casa a un Roma en gran forma, que no quiere dejar escapar el tercer puesto que le garantiza su participación en la Champions League, y con el empuje de su último fichaje Luca Toni. El internacional italiano, procedente del Bayern Munich, se desquitó de su mala racha en Alemania, con dos goles contra el Génova la pasada jornada. Además, el técnico romanista, Claudio Ranieri, con un pasado en el banquillo juventino, podría recuperar también, al menos durante 45 minutos, al capitán Francesco Totti. En la lucha por los puestos de Champions, el Nápoles se mide al Livorno, mientras que por un puesto en la UEFA se vivirá el enfrentamiento entre Palermo y Fiorentina. Los otros encuentros de la jornada son Catania-Parma, Bolonia-Bari, Génova-Atalanta, Lazio-Chievo, Siena-Cagliari y Udinese-Sampdoria.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×