Buen número de mexicanos en 'mundialito' del Vaticano

Los mexicanos son los más numerosos entre los futbolistas que participarán de la cuarta edición de la Clericus Cup, el "mundialito" de balompié exclusivo para seminaristas y sacerdotes que se...
 Los mexicanos son los más numerosos entre los futbolistas que participarán de la cuarta edición de la Clericus Cup, el "mundialito" de balompié exclusivo para seminaristas y sacerdotes que se juega en Roma con el aval del Vaticano.
Ciudad del Vaticano, Italia (Notimex) -
  • Por primera vez en la historia del Torneo la "legión azteca" superó en número a los jugadores italianos

Los mexicanos son los más numerosos entre los futbolistas que participarán de la cuarta edición de la Clericus Cup, el "mundialito" de balompié exclusivo para seminaristas y sacerdotes que se juega en Roma con el aval del Vaticano.

Por primera vez en la historia del Torneo la "legión azteca", con 49 miembros distribuidos en varios equipos, superó en número a los jugadores italianos, cuya presencia se redujo a 45; más atrás quedaron los brasileños con 26 representantes.

Un total de 16 escuadras compuestas por 373 deportistas de 65 naciones diferentes se disputarán este torneo en las canchas del oratorio San Pietro, a unos metros del Vaticano.

La Temporada iniciará el sábado 20 de febrero y se extenderá hasta 22 de mayo, fecha de la Gran Final. Dos equipos concentraron la más importante presencia "tricolor": el Pontificio Colegio Mexicano con 27 jugadores, todos sacerdotes de diversas diócesis del país y el Colegio Mater Ecclesiae, con 12, estudiantes de la residencia romana de la congregación de los Legionarios de Cristo.

Pero también otros mexicanos forman parte de equipos como el Redemptoris Mater, el Colegio San Alfonso, el North American Martyrs, el Pontificio Colegio Urbano, el Colegio Pío Latinoamericano, el Instituto Guaneliano y el Sedes Sapientiae.

"Vemos la presencia mexicana con gran simpatía y un poco de envidia"

"Vemos la presencia mexicana con gran simpatía y un poco de envidia, estamos seguros que la realidad mexicana no estará presente sólo en término de números sino que serán quienes mejor sepan interpretar los valores del deporte", dijo Massimo Achini.

El Presidente del Centro Deportivo Italiano, organizador la Clericup, auguró que la positiva participación de México sea una "anticipación profética" de lo que ocurrirá en el próximo Mundial de Sudáfrica 2010.

También en entrevista Claudio Paganini, presidente de la Clericus, aludió a la alegría, el entusiasmo, la pasión y la religiosidad como los valores que los futbolistas mexicanos aportan al "mundialito" del Vaticano.

En esta edición 2010 la competencia mantendrá su peculiar reglamento: cada partido constará de dos tiempos de 30 minutos además de mantenerse vigente la medida disciplinaria de la tarjeta azul, una suspensión temporánea que saca a un jugador del campo sólo por cinco minutos.

Otra particularidad es que no existen empates, si algún cotejo termina igualado se pasará obligatoriamente a los tiros desde el punto del penal para definir un triunfador que sólo se llevará dos puntos, mientras el derrotado se alzará con una unidad.

La Temporada regular durará hasta el 24 de abril, tras la cual los cuatro primeros equipos de cada Grupo calificarán a los Cuartos de Final donde se enfrentarán a eliminaciones directas hasta la Final del 22 de mayo.

Las formaciones mayoritariamente mexicanas (el Pontificio Colegio y el Mater Ecclesiae) llegan a esta edición de la Clericus Cup con antecedentes y expectativas distintas.

El representativo del "Mater" ha tenido siempre participaciones destacadas: en 2007 y 2009 quedó en tercer lugar general mientras en 2008 logró el campeonato.

Junto con el Redemptoris Mater (actual campeón) es uno de los favoritos. Uno de sus futbolistas, José Rodolfo García Juárez de la diócesis de Tapachula, Chiapas, reveló que el equipo este año tendrá un "cambio generacional" gracias a varios refuerzos llegados de México, que han demostrado buena calidad y buen toque de balón.

Una historia distinta corresponde al Pontificio Colegio Mexicano que disputó por primera el torneo en 2009 con un rendimiento regular, ya que no calificó a la liguilla por quedar en sexto lugar de su Grupo. "La expectativa se basa en la experiencia, el año pasado participamos, no nos fue muy bien como hubiéramos querido por distintas razones, esperamos este año hacer un buen papel, desde luego queremos ganar, como todos, competimos para ganar", señaló José Luis Ruiz.

Sacerdote de la diócesis de Cuautitlán y estudiante de la licenciatura en filosofía de la Universidad Gregoriana de Roma, será responsable de la dirección técnica de una escuadra que espera tomar revancha gracias a refuerzos jóvenes apenas llegados.

"Sabemos nuestras posibilidades y nuestros límites, ahora participan con nosotros jugadores mucho más jóvenes, pero tenemos el anhelo, del espíritu humano de querer vencer y vamos con esa actitud", apuntó el entrenador del equipo que vestirá la tradicional casaca verde.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×