Escepticismo en Argentina pese a triunfo

El triunfo por 1-0 logrado por Argentina ante Alemania en su último amistoso importante previo al Mundial de Sudáfrica 2010 fue recibido con un frío escepticismo por la prensa local.
El triunfo por 1-0 logrado por Argentina ante Alemania en su último amistoso importante previo al Mundial de Sudáfrica 2010 fue recibido con un frío escepticismo por la prensa local.
 El triunfo por 1-0 logrado por Argentina ante Alemania en su último amistoso importante previo al Mundial de Sudáfrica 2010 fue recibido con un frío escepticismo por la prensa local.
Buenos Aires, Argentina (Notimex) -
  • Sienten que el equipo no ha jugado bien

El triunfo por 1-0 logrado por Argentina ante Alemania en su último amistoso importante previo al Mundial de Sudáfrica 2010 fue recibido con un frío escepticismo por la prensa local. "Un buen paso adelante para la Selección, sumó mucho, falta bastante", evaluó el diario Clarín al advertir que "entre espejismos y espejos, el seleccionado que dirige Diego Maradona se lleva certezas e interrogantes de cara al Mundial". Agregó que el seleccionado ganó solamente porque, en los minutos finales del primer tiempo, Angel Di María "metió dos estocadas que le alcanzan para ser el abanderado sin escoltas" y abrió la jugada que culminó con la anotación alcanzada por Gonzalo Higuaín. Sin embargo, advirtió, "la Selección no juega como para guardar este video, ni siquiera esa imagen del final, del toqueteo para el ooole ficticio que engaña los ojos de los más de 60 mil espectadores". El matutino señaló que el triunfo fue legítimo porque Alemania mostró "pobreza intelectual" y le faltaron fundamentos futbolísticos que "amenazan a la historia", ya que estuvo muy lejos de ser una de las potencias favoritas para ganar el Mundial. El diario La Nación, en tanto, consideró que el estilo y el rendimiento de Argentina "siguen bajo la lupa", aunque "confirmó, más allá de que para el debut ante Nigeria puedan variar uno o dos nombres, cómo quiere Maradona que juegue en Sudáfrica". La definición que mostró el técnico, dijo, fue "un esquema defensivo, presión en varios sectores y el desequilibrio individual en el contraataque". "Cada minuto, cada segundo del partido con Alemania fue como si se estuviera observando el debut del 12 de junio en el próximo Mundial ante Nigeria, cuando la agenda corra en forma acelerada y se juegue por los puntos en serio", señaló.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×