Martín Palermo es el máximo goleador de la historia del Boca Juniors

Martín Palermo, de 36 años, se convirtió el pasado lunes en el máximo goleador de la centenaria historia del Boca Juniors, el equipo más popular de Argentina, al superar con 219 tantos la marca...
 Martín Palermo, de 36 años, se convirtió el pasado lunes en el máximo goleador de la centenaria historia del Boca Juniors, el equipo más popular de Argentina, al superar con 219 tantos la marca que Roberto Cherro mantenía desde 1938 con 218.  (Foto: Notimex)
Buenos Aires, Argentina -
  • En un partido ante el Independiente, en 2007, anotó un gol desde 62.8 metros

El delantero Martín Palermo, de 36 años, se convirtió el pasado lunes en el máximo goleador de la centenaria historia del Boca Juniors, el equipo más popular de Argentina, al superar con 219 tantos la marca que Roberto Cherro mantenía desde 1938 con 218. El gol lo marcó a los nueve minutos del partido contra el Arsenal bonaerense, en el Estadio 'La Bombonera', en la decimocuarta Jornada del Torneo Clausura. Palermo, el futbolista que en el tramo final de su carrera aspira a la convocatoria del seleccionador Diego Maradona para participar por primera vez en un Mundial, ha logrado el récord en su novena temporada con el equipo boquense (1997-2000 y 2004-2010). "El optimista del gol", mote que desde principios de este milenio debe al entrenador de su mejor momento futbolístico, Carlos Bianchi, es el máximo realizador en activo en su país. Nada menos que 72 años debió esperar la afición del Boca Juniors para que fuera superada la marca del legendario Roberto Cherro, nacido en 1906 y fallecido en 1965, cuyo récord fue logrado al cabo de 12 Temporadas como figura del equipo (1926-1938). Cherro fue Campeón de Liga con el conjunto boquense en cinco ocasiones, Medalla de Plata con la Selección Argentina en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928 y Subcampeón Mundial en Uruguay 1930. "El Loco" Palermo ganó seis veces la Liga y obtuvo los principales títulos internacionales de clubes a los que se puede aspirar en Sudamérica: una vez la Copa Intercontinental (con dos goles suyos ante el Real Madrid en el año 2000), dos la Libertadores, dos la Sudamericana y tres la Recopa Sudamericana. Palermo debutó en el futbol profesional argentino en 1992 en el Estudiantes de La Plata, equipo con el que disputó 90 partidos y marcó 34 goles. En 1998 pasó al Boca Juniors y entre 2000 y 2004 jugó en los españoles Villarreal (21 tantos), Real Betis (2) y Alavés (3) y regresó al equipo de la camiseta azul y oro. El goleador superó cuatro lesiones graves en su carrera. En noviembre de 1999, con el Boca, sufrió en Santa Fe, ante el Colón, la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Estuvo inactivo durante seis meses. Dos años después, cuando jugaba en el Villarreal, celebraba un tanto y un muro que separaba las gradas del campo de juego cayó sobre su pierna y le provocó doble fractura de tibia y peroné. Estuvo en el dique seco más de cuatro meses. En octubre de 2006, otra vez con el Boca y en un Clásico frente al River Plate, el portero rival se cayó sobre su pierna derecha. Se lesionó los ligamentos internos de la rodilla y su recuperación demandó unos 50 días. La última ocurrió en agosto de 2008, con el Boca y ante el Lanús, cuando sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior y del ligamento colateral medial de la rodilla derecha. Estuvo seis meses sin poder jugar. Entre los hechos singulares de su carrera destacan el gol que marcó minutos después de romperse los ligamentos de una rodilla en 1999, tras lo cual pidió que le sustituyeran. Ese año, ante el Platense, marcó un gol de pénalti dándole al balón con los dos pies a causa de un resbalón. Meses antes falló tres penales con la Selección Argentina que dirigía Marcelo Bielsa ante Colombia, en la Copa América de Paraguay. Estuvo fuera del equipo nacional durante una década, hasta que Diego Maradona le convocó en 2009 y, en el penúltimo partido de las Eliminatorias de Sudáfrica 2010 marcó ante Perú, en Buenos Aires, un tanto que dio impulso a la clasificación Albiceleste para el Mundial. En un partido ante el Independiente, en 2007, anotó un gol desde 62.8 metros al portero Oscar Ustari. En octubre del año pasado marcó otro con un remate de cabeza ante el Vélez Sarsfield desde 38.5 metros, al aprovechar un rechace del meta Germán Montoya. Con 210 goles en los torneos oficiales es el octavo realizador histórico del futbol argentino, tras convertirse en 2009 en el décimo futbolista de su país en alcanzar los 200 tantos.

PALERMO HIZO PÚBLICAS SUS DIFERENCIAS CON RIQUELME

El Capitán y artillero del Boca Juniors, Martín Palermo, admitió el martes por primera vez las profundas diferencias que mantiene con su compañero Juan Román Riquelme y que podrían condicionar la permanencia de ambos ídolos Xeneizes luego de junio, cuando se les vencen los contratos.

"No soy amigo, no tengo relación, lo único que nos une es salir el domingo y tener la misma camiseta", dijo el "Titán" en entrevistas que concedió a distintos medios deportivos.

Palermo habló un día después de convertirse en el máximo goleador en la historia de Boca con los dos tantos en la victoria 4-0 ante Arsenal por el Torneo Clausura. El delantero suma 220 dianas y batió la marca de 218 que tenía Roberto Cherro desde la década de 1930.

La feroz pugna interna que mantienen los dos referentes de la plantilla boquense quedó a la vista de todos en el primer gol de Palermo tras una asistencia de Riquelme. El goleador buscó a su compañero en el festejo, pero éste le dio la espalda y terminaron cada uno por su lado.

"Siempre festejo con quien me asiste, pero ahora fue distinto. Todos lo vieron y lo pueden analizar. Me sentí incómodo", confesó Palermo.

Palermo dice desconocer las causas del distanciamiento con su compañero. "Esta situación es consecuencia de cosas que se van viviendo... A veces busco los motivos, o algo que haya causado un malestar en alguien, pero no sé, se dio así. Yo tengo respeto hacia él y en base a eso yo salgo a la cancha y me voy a matar por él. Después es otra cosa, cuando pasan los 90 minutos es otra la situación", agregó.

Al parecer las diferencias exceden a ambos jugadores y el resto de sus compañeros toman partido, con lo cual el plantel estaría dividido en dos grupos. Toda esta situación coincide con la pésima campaña del equipo en el Clausura, en el que marcha lejos de los primer puestos con apenas tres victorias en 14 partidos.

Por este motivo no está claro qué pasará con ambos futbolistas después de junio, pese a que el Presidente del club, Jorge Amor Ameal, dijo la semana pasada que se les iba a renovar el contrato.

Según versiones de la prensa deportiva, Palermo no estaría dispuesto a continuar si Riquelme sigue en el equipo. El delantero lo negó, pero indirectamente dio a entender que la Directiva deberá tomar cartas en el asunto.

"Hoy por hoy no voy a condicionar mi futuro por Riquelme, no voy a plantear algo así. No voy a ser parte de la postura o él o yo. Eso es caer muy bajo", aseguró. "La resolución la tendrá el Presidente y la Comisión sobre qué va a pasar conmigo, con Román".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×