Enfrentan Boca Juniors y River Plate crisis más grave de su historia

Los legendarios equipos Boca Juniors y River Plate están sumidos en una grave crisis que los aleja de la historia de éxitos que supieron construir y que los convirtió en los clubes más populares...
 Los legendarios equipos Boca Juniors y River Plate están sumidos en una grave crisis que los aleja de la historia de éxitos que supieron construir y que los convirtió en los clubes más populares de Argentina.
Buenos Aires, Argentina (Notimex) -
  • River y Boca ocupan los últimos lugares generales en el Clausura

Los legendarios equipos Boca Juniors y River Plate están sumidos en una grave crisis que los aleja de la historia de éxitos que supieron construir y que los convirtió en los clubes más populares de Argentina. A sólo cuatro fechas de que concluya el Torneo Clausura del futbol argentino de Primera División, ni xeneizes ni millonarios pelean el título porque ocupan los últimos lugares en la Tabla General y, además, este año no pudieron participar en copas internacionales. River Plate, que de manera humillante terminó último en el pasado Torneo Apertura, ahora está en el lejano decimosexto en la Tabla, pues suma 16 puntos luego de cuatro triunfos, cuatro empates y siete derrotas, con 10 goles a favor y 14 en contra. Un escalón más abajo se encuentra Boca Juniors, que apenas consiguió 14 puntos por sus tres triunfos, cinco empates y siete derrotas y que logró 22 anotaciones, pero recibió 28 por parte de sus rivales. Los números reflejan una debacle deportiva que coloca a River, el club con mayor cantidad de títulos locales, y a Boca, líder de las copas internacionales ganadas por un club argentino, en la posibilidad de descender de categoría. A ello se suman pleitos internos que se hicieron públicos y que tiraron por la borda la regla no escrita que obliga a los futbolistas a mantener en secreto todo lo que se vive en vestuarios. La semana pasada, por ejemplo, el Presidente de Boca Juniors, Jorge Amor Ameal, tuvo que reunirse con las estrellas Juan Román Riquelme y Martín Palermo, luego de que reconocieran en ruedas de prensa que están peleados y ni siquiera se hablan. En River las cosas no andan mejor, ya que desde el año pasado arrastra el alcoholismo de una de sus principales figuras, Ariel "Burrito" Ortega, y los escándalos de Cristian "Ogro" Fabbiani por sus aventuras amorosas con vedettes. Es tanta la presión e inestabilidad para los clubes que suman el 70 por ciento de la fervorosa hinchada argentina, que en sólo un año ya desfilaron tres técnicos tanto por La Bombonera como por el Estadio Monumental. Uno de los cambios más polémicos fue el de Leonardo Astrada, quien fue despedido de River por una dirigencia que batalló hasta encontrar en Ángel Cappa a un sustituto que tiene como única misión impedir que el club baje de categoría. En Boca ni siquiera tienen a un técnico oficial, ya que después de la salida de Abel Alves el pasado 12 de abril, asumió como interino Roberto Pompei y sólo se espera que finalice el Clausura y que los xeneizes no queden últimos, para buscar a un nuevo entrenador.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×