Liverpool espera comprador a finales de año

Los propietarios del Liverpool, los estadounidenses George Gillet y Tom Hick, consideraron poco probable encontrar un comprador para el club antes de que finalice el año y descartaron que sus...
 Los propietarios del Liverpool, los estadounidenses George Gillet y Tom Hick, consideraron poco probable encontrar un comprador para el club antes de que finalice el año y descartaron que sus jugadores estrella esten a la venta.  (Foto: Reuters)
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • No pondrán a la venta a Fernando Torres, aseguraron
  • El anterior dueño lamentó el momento por el que pasa el equipo

Los propietarios del Liverpool, los estadounidenses George Gillet y Tom Hick, consideraron hoy poco probable encontrar un comprador para el club antes de que finalice el año y descartaron que sus jugadores estrella, entre ellos Fernando Torres, estén a la venta. "No anticipo que vaya a ser necesariamente antes del comienzo de la próxima temporada. Esperamos que esté hecha -la venta- para finales de año", dijo hoy Hicks a la cadena británica Sky Sports News. Gillet y Hicks, que compraron el Liverpool hace tres años por 202 millones de libras (238 millones de euros), pusieron el club a la venta en abril después de tres años de continúas protestas de la afición y con una deuda que se sitúa ahora en los 351 millones de libras (414 millones euros). "Venderemos el club. No vamos a venderlo al grupo equivocado, no vamos a venderlo a un precio equivocado, vamos a hacerlo meditándolo mucho", dijo Hicks este miércoles en relación a los comentarios sobre la presión de la pareja por encontrar un comprador rápidamente debido a la situación que sufre el club. Hicks, que dijo estar en pleno proceso para buscar nuevos compradores para la entidad, se refirió además a las especulaciones sobre la salida de algunos de los jugadores estrella del Liverpool, como el delantero español Fernando Torres y el Capitán Steven Gerrard. "No tenemos intención de vender ninguno de nuestros grandes jugadores y tenemos un considerable presupuesto de traspaso -o cláusula- por ellos", explicó. Por su parte, el ex propietario del Liverpool, David Moores, quién vendió el club hace tres años a Gillet y Hicks, rompió su silencio ayer con una carta remitida al diario "The Times", en la que considera que éstos "ponen en peligro una institución deportiva de renombre internacional". "Les invito a que se aparten, acepten su papel en el actual deceso del club y se retiren con dignidad", indicó Moores en su carta, publicada hoy por ese diario británico. Cinco años después de que el equipo entonces propiedad de Moores consiguiera coronarse en Estambul Campeón de Europa, el ex propietario explicó por qué decidió vender el club y que, en un principio, buscaron "un inversor fantasioso o la familia con los medios necesarios para hacer nuestros sueños realidad". Después fue todo muy distinto, dijo Moores, que admitió: "habíamos visto los asuntos de George Gillet en detalle y vino. En gran medida, cogimos a Tom Hicks por confianza, por la recomendación de George". En la carta, también explica por qué descartaron a Thaksin Shinawatra, el depuesto ex Primer Ministro de Tailandia, y al grupo Dubai International Capital, como candidatos para comprar el Liverpool. Moores, de 65 años, no creyó que fuera necesario disculparse pero sí admitió que se cometen "errores honestos" cuando se actúa para "los mejores intereses del club" y aseguró que lamenta "enormemente la venta del club" al dúo americano. "Ha sido duro para mí permanecer callado ajeno al club que quiero. Me hace daño", escribió en su carta el antiguo dueño de una entidad que, por el momento, no tiene ningún posible comprador.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×